Proamsa se refuerza pese a la crisis

El precio del metal bajará 10% a final de año, pero la demanda crecerá por nuevas construccione la distribuidora acerera ingresará en 2009 a Centroamérica y piensa duplicar sus 500 clientes.
La caída de precios ha sido atenuada por la demanda de acero
Alejandra Sánchez Inzunza

El primer semestre de 2008 “fue uno de los mejores periodos en la historia del acero”, afirma Mario Navidad, director general de la distribuidora acerera Proamsa. “El precio pasó de entre 500 y 550 dólares a 1, 200 dólares por tonelada”, aunque hacia final del año bajará 10%, estima.

Tras crecer 173% en 2007, de enero a junio pasado facturó 450 MDP. “Los precios pueden bajar pero venderemos más. Actualmente colocamos 10,000 toneladas al mes; queremos llegar a entre 17,000 y 20,000”, agrega.

Para 2009 piensan entrar a Centroamérica, y si hoy su cartera es de 500 clientes activos, buscan duplicarla en seis meses. “Buscamos surtir pedidos en máximo 48 horas y tener más bodegas en el país”, señala.

En el mismo segmento participan firmas como Grupo Collado, Promotora de Resistencia y Aceros Macsa. Proamsa es la cuarta del mercado, aunque, dicen, no por mucho. “Por eso estamos pensando en hacer inversiones en transporte y logística para repuntar nuestras ventas”, explica Navidad.

Ahora aunque el precio baje, “ya tenemos obras contratadas y procesos de licitaciones. Con este auge del sector de infraestructura, crecerá el nivel de facturación”.

Actualmente, Proamsa tiene un convenio de ‘fidelidad’ con Potensa, y tiene clientes como OHL México, (que actualmente construye el Viaducto Bicententario y el Circuito interior mexiquense), Constructora Peninsular, ICA (línea 12 del Metro) y además concursa por sí misma para suministrar acero en el Malecón Américas, en Cancún.

Ahora ve
No te pierdas