Los expertos proyectan que baje el dólar

El precio del dólar se incrementó 43.8% a 14.10 pesos a lo largo del año, aunque bajó de nuevo; los analistas estiman que pudiera cerrar el próximo año entre 12.50 y 12.90 pesos.
Desde octubre, el precio del dólar ha rebasado varias veces
Alejandro Cuauhtémoc Mejía

Hace sólo dos meses, el peso experimentó su peor sacudida en 14 años. La recesión en Estados Unidos, principal destino de las exportaciones mexicanas; las suspensiones de pagos por parte de varias empresas que solicitaron el concurso mercantil, y la pérdida de credibilidad hacia las calificadoras de crédito, fueron factores que llevaron a los inversionistas a sacar sus dólares de México y a resguardarse en bonos del Tesoro estadounidense.

Esta salida de capitales provocó que el precio del dólar subiera de 9.80 a 14.10 pesos, un incremento de 43.8%, en un lapso de dos meses. Se estima que el dólar cerrará este año en 12.40 pesos. Pero ¿cuál será el nivel del tipo de cambio en 2009 y qué hará el Banco de México (Banxico) al respecto?

“El declive de los precios del petróleo, la caída de las exportaciones a EU y de las remesas propiciaron cierta debilidad del peso, pero sólo justificarían movimientos de hasta 11.50; por arriba de este nivel, la explicación es esta incertidumbre internacional por la demanda de liquidez que se generó en todo el mundo”, explica Mario Correa, analista de Scotiabank Inverlat.

Varios analistas estiman un tipo de cambio de 12.75 pesos por dólar al cierre de 2009, con fluctuación entre 12.50 y 12.90 pesos la mayor parte del tiempo. Pero “si se logran aprobar las reformas estructurales pendientes tendremos un tipo de cambio más fuerte; si continúan problemas en el entorno económico o en lo político veremos al peso más débil”, advierte Correa.

Desde septiembre de 1998, Banxico no había realizado intervenciones en el mercado cambiario de una magnitud similar para frenar la volatilidad. En octubre pasado, el banco central empezó a hacer subastas diarias de 400 millones de dólares cuando el tipo de cambio se aprecia más de 2%, para estabilizar la paridad con el dólar.

Sin este tipo de mecanismos correctivos, el peso podría alcanzar niveles de 14.50 pesos, comenta César Villanueva, analista de mercado de dinero de Monex Casa de Bolsa.

Otro factor que ha ayudado a apuntalar la moneda mexicana es la política monetaria de Banxico. Mientras que las tasas de interés en México son de 7.5 y de 9%, a corto y largo plazo, respectivamente, en Estados Unidos son de 1 y 4%.

“Si no tuviésemos ese diferencial de tasa de interés, el dólar no estaría rondando los 13 pesos, sino mucho más; esto ha contribuido a traer importante inversión de portafolio a México”, comenta Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

El banco central también estableció acuerdos con la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos para garantizar la liquidez en el mercado cambiario. En octubre, Banxico acordó un swap (contrato de intercambio de efectivo) temporal con la Fed hasta por 30,000 MDD, mediante el cual se podrá proveer de liquidez en moneda estadounidense al sistema financiero mexicano. Esto evitará que empresas como Cemex enfrenten problemas para solventar sus obligaciones.

Con estas medidas, el Banco de México busca dar confianza a los inversionistas internacionales, mantener en niveles óptimos el tipo de cambio y reducir la volatilidad. El 2009 pondrá a prueba a México y a otras economías con respecto al nivel de apreciación de su moneda.

Ahora ve
No te pierdas