Gastón Azcárraga sufre golpe al turismo

El presidente de Posadas y Mexicana cree que el efecto de la influenza será peor que el del 11/9; busca en Asia casos exitosos de estrategias aplicadas tras el SARS para llevarlas a sus empresas.
Gaston Azcarraga  (Foto: Procesofoto)
Bárbara Anderson

El 1 de mayo, Gastón Azcárraga era uno de los pocos alojados en su hotel Acqua de Cancún. Uno de los puentes más esperados del año mostró la magnitud del severo golpe que la epidemia de la nueva gripe le atestó al sector turismo.

“Nunca habíamos experimentado nada parecido”, dice el presidente de la cadena de hoteles de Grupo Posadas y de Mexicana de Aviación. La crisis económica representó una caída de 10% en el número de reservas; la violencia, otro 10%; pero este fenómeno tumbó las reservas entre 70 y 80%, agrega.

“Este sector está en una situación complicada: primero por el exceso de competencia, luego por el aumento del precio del petróleo y ahora esto. Será un efecto peor que el del 11/9”, afirma Azcárraga.

Lo único cierto por estos días en los corporativos de estas dos empresas -y de la mayoría de las compañías del sector turístico- es la incertidumbre. “No sabemos qué es lo que va a pasar”, agrega el empresario que ya tiene en una semana 50% de caídas en la ocupación.

El gobierno federal, los estatales y la iniciativa privada deben trabajar juntos, dice. “El gobierno tiene que ser muy efectivo, como ya lo hizo, y seguir dando la imagen de transparencia que ha dado hasta ahora. Tiene la responsabilidad de dar la garantía a mexicanos y extranjeros de que esto va a pasar”, opina Azcárraga.

A grandes problemas grandes soluciones, opina el empresario, “México tiene la oportunidad de resurgir como el país que atacó la crisis. China escondió esto en 2002 durante meses. México, al mostrarse transparente, está mandando la señal de que nos importa mucho”.

Como muchos otros empresarios del sector hotelero y de servicios, el presidente de Posadas y Mexicana quiere que las autoridades tomen la crisis sanitaria por los cuernos ofreciendo créditos a tasas correctas. En el caso de las aerolíneas, una recomendación es suspender ciertos impuestos vinculados con la operación de las naves, pues “los aviones van a estar vacíos o no van a volar”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cuando Asia vivió la epidemia del SARS tuvo dos meses muy difíciles, y cuatro con mejoras paulatinas. Allí es donde las dos empresas que preside Azcárraga están buscando casos de firmas similares para conocer las estrategias que mejor funcionaron y ponerlas en marcha una vez que se disipe el virus de la gripe A N1H1.

“Hay algunas estrategias obvias como dejar de anunciar en medio de la epidemia las marcas en todo el mundo y con campañas viejas y la otra es no hacer descuentos que no funcionan a mediano plazo”, explica el empresario.

Ahora ve
Políticos y líderes empresariales que forman parte de la comunidad LGBT
No te pierdas
ç
×