Aprenda cómo pagar menos impuestos

¿Quiere erogar menos contribuciones este año?, ¿desea que Hacienda le dé dinero por ahorrar?; descubra cómo hacerlo legalmente con los oasis fiscales de programas para el retiro, es fácil.
Ahorro  (Foto: Especial)
Roberto Morán

El temor a una vejez pobre y aburrida no ha resultado un buen argumento para hacer que los mexicanos ahorren para su retiro. Fuera de la afore, todavía hay pocas inversiones de largo plazo en México con la intención de garantizar el pago por la jubilación: ahora hay poco más de 300,000 millones de pesos en planes de retiro individuales, es decir, cerca de 3,000 pesos por mexicano. Así que el gobierno y las instituciones financieras están ensayando con otro argumento: la promesa de que Hacienda dará premios (cobrando menos impuestos o devolviendo dinero) a quien empiece ya a hacer un plan personal de retiro.

La recompensa puede ser millonaria. Según un análisis del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (véase gráfica pág. 103), los estímulos fiscales pueden hacer que una inversión obtenga 67% más de rendimientos contra un plan de ahorro que se deje en un instrumento tradicional. El estudio pone un ejemplo muy claro: si alguien tiene un ahorro de 3 MDP, al cabo de 20 años puede hacer que se conviertan en 5.2 millones. Pero si inscribe ese esfuerzo dentro de un plan personal para el retiro, los convertiría en 8.7 MDP tan sólo por los estímulos fiscales. ¿Cómo se logra esa transformación? Más que alquimia, se trata de unos pasos sencillos.  

La aseguradora GNP ya presentó un plan con el que se aprovechan tres diferentes estímulos de la Ley del Impuesto Sobre la Renta. Según Sofía Belmar, directora de Análisis de Mercado de GNP, las ventajas del plan son:

1. Si alguien invierte en una aseguradora, se puede quedar con todos los intereses reales que genere su dinero, a diferencia de lo que pasa en bancos y en fondos de inversión de deuda, que pagan impuestos.

En el ejemplo: si alguien logra intereses reales por un 4% anual, tendrá que pagar 20% a Hacienda, es decir que se quedará con intereses por sólo 2.8%. Si hubiera invertido en un seguro, podría quedarse con el total de los intereses. (Esto está en el artículo 109 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta.) 

2. Gracias a un programa del gobierno se puede diferir el pago de impuestos por cinco años. Si alguien cree que pagará demasiado al fisco en un año determinado, puede meter hasta 152,000 pesos en una cuenta en una aseguradora y no deberá desembolsar impuestos sobre esa cantidad. (Estímulo previsto en el artículo 218.)

3. Y el premio más interesante llega con el ahorro para el retiro. En pocas palabras, el gobierno pone de 20 a 28 centavos más por cada peso que aporte el ahorrador, hasta cierto límite. ¿Cómo se explica eso? El dinero en una cuenta para el retiro no se considera para el cobro de impuestos. Por ejemplo, alguien que gana 300,000 pesos anuales normalmente paga unos 60,000 pesos de impuestos. Si ahorrara 30,000 pesos para su retiro, el gobierno puede devolverle 6,000. Ese dinero puede reinvertirse. El ahorro en esa cuenta no debe ser mayor a 10% del ingreso o cinco salarios mínimos generales (cerca de 100,000 pesos) por año. La condición para que el gobierno ponga el dinero extra es que los recursos permanezcan invertidos hasta que el ahorrador cumpla 65 años.

Hay que inscribirse en un plan personal de retiro, mediante una aseguradora. Se van sumando premios por diferentes estímulos. Algunas aseguradoras, como GNP, ofrecen un producto que incluye todos los premios fiscales, otras empresas, como Skandia, sugieren abrir diferentes cuentas para poder aprovechar mejor los diferentes estímulos.

Y la competencia apenas empieza. Ya hay algunas compañías que están presentando planes para darles más premios a los clientes que se atrevan a pensar en su futuro. Allianz Fóndika, por ejemplo, ofrece aportar un porcentaje de la cantidad que el cliente ponga en su plan durante el primer año. Esa aportación adicional puede llegar a 100% si el cliente se compromete a tener el dinero más de 20 años e invierte 90,000 pesos los primeros 12 meses.

 

¿Cuál modelo escoger?

Hay planes con diferentes nombres, como Consolida, de GNP; Imagina Ser Más, de Seguros Monterrey New York Life; Optimaxx Plus, de Allianz Fóndika, o el Plan Vida Ideal, de MetLife. Puede ser un plan con una meta de lograr una cierta cantidad o en el que se escoge un portafolio de inversión y la cantidad final puede aumentar de acuerdo con los rendimientos que se vayan logrando. En GNP se puede contratar un seguro de jubilación para llegar a 1 millón de pesos en 20 años. Para lograrlo, se aportarían 3,600 pesos mensuales, que servirán para pagar una póliza de seguro y para ahorrar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En el caso de Skandia o de Allianz Fóndika, el cliente puede escoger el régimen de inversión. Es muy probable que obtenga mayores rendimientos que con la inversión en una aseguradora y que, por tanto, el acumular para su retiro le resulte menos oneroso. “El cliente decide en qué invertir, si quiere, pero tiene que estar muy bien asesorado por un planeador financiero”, comenta María Eugenia Castillo, directora de Capital Intelectual de Skandia.

Los planes están listos, ahora falta que aumente la conciencia de ahorrar para la vejez. Algo necesario, a menos que se prepare a los hijos para que mantengan a los padres, como ironiza Juan Carlos Pelayo, director de Allianz Fóndika.

Ahora ve
El sismo desde el lago de Xochimilco
No te pierdas
×