Programa de infraestructura se tambalea

La desbandada de inversionistas por la crisis pone freno al plan anticíclico del gobierno federal; pega a Punta Colonet, en Baja California, y el paquete carretero Farac II en la costa del Pacífico.
Infraestructura
Ricardo J. Galarza

El presidente Felipe Calderón dijo recientemente que, a pesar de la crisis, el gobierno no reducirá la inversión en infraestructura. Pero la mayoría de los proyectos del sector son en asociación con inversionistas privados, y éstos sí han parado todo. Los proyectos más importantes del Programa Nacional de Infraestructura (PNI) de Calderón han debido poner el freno de mano en forma abrupta e indefinida.

Es el caso de dos megaproyectos: Punta Colonet y Farac II. El primero era una obra de enormes proporciones en Baja California, que incluía al que sería el puerto más grande del país, un aeropuerto, terminales de carga y otras instalaciones. A un costo estimado de 8,000 millones de dólares (MDD), era ‘el proyecto’ del sexenio.

 

Pero la contracción del mercado internacional y las actuales condiciones de crédito, que dejó la crisis, provocaron una desbandada de inversionistas que antes habían visto al proyecto con gran entusiasmo. A principios de enero, el gobierno debió posponer su licitación hasta nuevo aviso, con un horizonte bastante complicado en la actualidad.

grafico-infraestructura.gif

“La idea era que Punta Colonet compitiera con los puertos de Los Ángeles y Long Beach, los cuales han reducido 30% su actividad de carga, debido a la crisis financiera”, dice Astra Castillo Trevizo, analista de infraestructura de Fitch Ratings.

El Farac II es un paquete carretero de casi 800 kilómetros en la costa del Pacífico. A fines de febrero, el gobierno declaró desierta la licitación, después que ICA e IDEAL cotizaran por debajo de la base de referencia. En mayo, el gobierno decidió reducirlo y relanzar su convocatoria; ahora, en lugar de 800, serán 304 km de carretera.

Ahora ve
No te pierdas