¿El empresario debe meterse en política?

Sin Sánchez Navarro parece esfumarse la figura del ideólogo que representa a la IP ante el gobierno; los tiempos cambian, los empresarios enfrentan descrédito y la política no le interesa a un 60%.
Juan Sánchez Navarro  (Foto: ProcesoFoto)
Tania Montalvo

¿Y los empresarios qué? Tal parece que desde que falleció Juan Sánchez Navarro se acabó la figura de un ideólogo de los empresarios o de quien encarne sus acuerdos o disensos con la clase política. Pero también son otros tiempos, marcados por una mayor pluralidad y, paradójicamente, por la poca cultura política.

La Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas 2008 de la Secretaría de Gobernación revela que a 60% de los ciudadanos la política les despierta poco interés.

Otra encuesta, publicada en la revista Nexos, señala que nuestra cultura política es mínima y que la democracia comienza y termina en las urnas. Los mexicanos han reprobado a su clase política en 10 conductas clave, como rectitud en lo público y lo privado o la representación de los intereses de la sociedad, dice José Carlos Castañeda, consultor de la agencia Zimat y autor del estudio.

Los empresarios del país también enfrentan el descrédito, no en esta encuesta, pero sí como grupo social.

Armando Paredes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), considera que ese sector tiene la responsabilidad de aumentar la cultura política de los mexicanos incentivando la participación ciudadana.

El dirigente afirma que es obligación de los empresarios presionar a las autoridades para que “dignifiquen” este quehacer y, por lo tanto, la sociedad deje de estar desencantada con la política.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Luis Carlos Ugalde, catedrático del ITAM, calificó la cultura política de los empresarios como limitada, pero lo atribuyó a la tradición de que éstos “no deben meterse en política porque sólo defienden sus intereses”. Según el ex consejero presidente del IFE, ésta es una percepción equivocada que ha llevado al sector a mantenerse al margen.

Los electores perciben a los empresarios como un sector que ve el quehacer político con apatía. Sin embargo, Castañeda considera que tienen la fuerza para influir en la promoción del voto, la cultura y la negociación.

Ahora ve
La exfiscal venezolana Luisa Ortega está bajo protección de Colombia
No te pierdas
×