Harp Helú, la atracción de lo opuesto

Roberto Hernández Ramírez escribe el perfil del presidente del consejo de Grupo Banamex; reconoce su capacidad para ver en los negocios una misión social.
Alfredo Harp Helú  (Foto: Archivo)
Roberto Hernández Ramírez

Con tantas cosas positivas que se pueden decir de una persona como Alfredo, es difícil hacer una selección. Por ello trataré de hacer una síntesis de lo que, para mí, es lo más representativo.

Alfredo y yo nos conocimos hace más años de los que los dos queremos hacer públicos. Recuerdo que, desde la primera vez que nos vimos, hubo una profunda empatía entre los dos. Compartimos objetivos, ambiciones y sueños. Un profundo amor por México y la certeza de que, para llegar alto, teníamos que empezar desde abajo y nunca perder distancia con el piso. Asimismo, construimos juntos la idea de que el verdadero altruismo es el que permite trabajar para superarse y no la dádiva.

Supimos de inmediato que íbamos al mismo destino (no sabíamos cómo llegaríamos, naturalmente, pero eso era lo de menos). Lo que descubriríamos después es que en lo disímiles que podíamos ser, éramos complementarios. Esto, quizá, entre otras cosas, es lo que, más allá de los negocios, nos ha mantenido tan cerca.

Además de una visión única para los negocios, Alfredo tiene una capacidad extraordinaria para ver en ellos una misión social. Fríamente calculador, por una parte (de otra manera, no generan utilidades), pero siempre pensando en cómo puede, a través de ellos, retribuir a la sociedad.

Su calidez es reconocida en todas partes. Es un hombre, además, de una sensatez y serenidad excepcionales, aun en los momentos más críticos. Es transparente y sin dobleces; es una de las personas, por ejemplo, que con mayor rapidez e inteligencia ha entendido la evolución del sector financiero en México.

Su fortaleza para superar los retos tremendos y dolorosísimos que le ha puesto la vida desde que era un niño, es de todos conocida y admirada, como conocidos son sus valores: la pasión por su familia -que es como la mía-, por el deporte -muy en particular el béisbol- y por el arte mexicano, en especial, el oaxaqueño.

Me enorgullece decir que yo me he beneficiado tremendamente de su amistad, de su consejo fraternal, de su cálida compañía.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No me cabe la menor duda, México se beneficia de personas como Alfredo.

Roberto Hernández Ramírez es presidente del Consejo de Banamex

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×