Presidente del CNA exige ayuda al agro

Juan Carlos Cortés García manda una carta al Congreso a través de CNNExpansión.com; considera relevante no modificar el esquema tributario para permitir un mayor desarrollo del sector.
juancarloscortes  (Foto: Notimex)
Juan Carlos Cortés García

Señores legisladores: En el contexto actual de la crisis económica-financiera que se registra a nivel mundial, el sector agroalimentario es de las pocas actividades económicas que registra un crecimiento positivo en su PIB, en el 2008 el crecimiento en el sector agropecuario fue del 3.2 % y si bien es cierto que es un sector que también  se está desacelerando, aún mantiene tasas de crecimiento positivas. De hecho, se reconoce a  nivel internacional que el sector agropecuario es un sector contracíclico.

Solamente como ejemplo para el caso de México, tenemos que mientras el avance del Producto Interno Bruto (PIB) reportado el 21 de agosto en el sector agropecuario para el primer semestre del 2009, registra un incremento del 1.3%; para el total de la economía el decremento reportado es del -9.2%; para las actividades secundarias del -10.7% y para las actividades terciarias de -9.0%.

Asimismo, si observamos el reporte del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) al mes de junio, también reportado el día 21, tenemos que las actividades primarias registraron un crecimiento del 3.1%, mientras que para la totalidad de la economía es del -8.1%; para las actividades secundarias de -10.6% y para las actividades terciarias de -7.6%.

Esta particularidad del sector agroalimentario lo coloca en una posición única en el sentido de que, ante el decremento tan marcado de la gran mayoría de las actividades económicas, el  agro puede ser un importante motor de la economía de nuestro país que permita atemperar, al menos parcialmente, los resultados negativos que esta registrando nuestra economía.

Basta recordar que el sector agropecuario representa el 14% de la totalidad de empleos reconocidos oficialmente y que solamente de octubre del 2008 a junio del 2009 la pérdida registrada de empleos  para nuestro país fue del orden de los 700,000.

Todo lo anteriormente expuesto, no implica que el sector agropecuario no este siendo afectado por la crisis económica-financiera; y esto se refleja en una desaceleración en su crecimiento. Por ejemplo, mientras al primer trimestre del 2008 el crecimiento del sector agropecuario fue del 3.3%, para el mismo período del presente año la cifra fue del 1.5%, lo que implica que su dinamismo se redujo en un 55%.

De ahí la importancia que la LXI reconozca la importancia del sector agropecuario y el papel contracíclico que ha estado jugando, en cuyo contexto es de la mayor importancia el apoyo que los Legisladores puedan aportar a este sector desde el ámbito de su posibilidad.

Además de lo ya expuesto, otra razón de peso de la importancia que los legisladores deben otorgarle a este sector radica en el tema de la crisis alimentaria, mismo que fue opacada por la crisis económica-financiera presente y por la caída que han registrado los precios de los commodities, pero que sigue estando del todo vigente. 

Prueba de ello es la misma Declaración Conjunta sobre Seguridad Alimentaria Global, que fue realizada en la Cumbre del Grupo de los 8 el 10 de julio del presente año, también conocida como "Iniciativa sobre Seguridad Alimentaria de Aquila".

Esta declaración fue firmada por 40 naciones y organismos multinacionales, entre ellos el G-8 integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia, el G-5, integrado por Brasil, China, India, México y Sudáfrica, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación de Desarrollo Económico (OCDE) y la Organización Mundial de Comercio (OMC), todos los cuales reconocen que el tema de la seguridad alimentaria global es altamente preocupante.

En esta cumbre estas instancias señalaron que:

  • Hay una urgente necesidad de acciones decisivas para liberar a la humanidad del hambre y la pobreza; 
  • La seguridad alimentaria, la nutrición y la agricultura sustentable deben permanecer como temas prioritarios de la agenda política;
  • La seguridad alimentaria está estrechamente conectada con el crecimiento económico y el progreso social, así como con la estabilidad política y social, 
  • La agenda en seguridad alimentaria se debe enfocar en el desarrollo agropecuario y rural.

Para avanzar en las metas anteriores fue solicitada la implementación a finales del presente año de una Alianza Global para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria, que mejore la coordinación entre países y al interior de los mismos, y en primera instancia establecieron el compromiso de movilizar 20 mil millones de dólares en los próximos 3 años en una estrategia global coordinada y enfocada al desarrollo agropecuario sustentable.

En lo que hace a nuestro país, entre los primeros temas de la mayor relevancia para el sector agropecuario que serán abordados por la nueva Legislatura están el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2010 y la Ley de Ingresos. 

En este sentido como Consejo Nacional Agropecuario (CNA) deseamos expresar a los nuevos Legisladores que es de la mayor importancia no eliminar programas ó reducir los apoyos a las actividades agropecuarias.

Asimismo, consideramos de la mayor relevancia el no modificar el esquema tributario que se aplica al sector, ya que acciones en este sentido tendrían impactos importantes en la producción de una de las pocas actividades que están teniendo un comportamiento económico favorable en nuestro país.

Se deben privilegiar, los programas de apoyo enfocados a mejorar la productividad y la competitividad de nuestro sector, programas de fomento a la inversión productiva y de infraestructura, que promuevan la generación de valor de los productos agropecuarios, que logren eficientar los procesos de producción, programas de soporte que den certidumbre de las actividades productivas, que promuevan el desarrollo regional.

Indudablemente que los proyectos anteriores no son los únicos temas de relevancia para el sector agropecuario cuya determinación tendrá lugar en el ámbito Legislativo; los temas son muchos y de naturaleza muy variada; no obstante, un mensaje que el CNA tiene interés en trasmitir a la nueva Legislatura es la cada vez más urgente necesidad que tienen las actividades productivas agropecuarias de contar con un modelo de política pública de largo plazo, tal y como la tienen nuestros principales socios comerciales como Estados Unidos con el Farm Bill ó la Unión Europea con la Política Agrícola Común. 

Un común denominador de sectores agropecuarios exitosos en algunos otros países es el hecho de contar con políticas públicas de mediano y largo plazo, como lo son los sectores agropecuarios de  Brasil, Chile, Nueva Zelanda.

Al día de hoy, por ejemplo, todavía en nuestro país no se ha concretado la definición de un presupuesto multianual que de certidumbre a las decisiones de inversión del productor; asimismo, y en este sentido de certeza, es necesario avanzar en el otorgamiento de plena propiedad de la tierra, en cualquiera de sus formas, privada, social ó comunal;  medidas de esta naturaleza permitirían hacer más atractivo el sector agropecuario a la inversión.

Para finalizar este mensaje deseamos expresar a la LXI Legislatura que está por iniciar el mayor de los éxitos en su gran responsabilidad que les tocará asumir, particularmente de cara a la difícil situación económica que estamos viviendo, ya por todos conocida, y expresarles que el CNA reconoce que el Legislativo ha sido un gran aliado para el campo mexicano.

Juan Carlos Cortés García

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Presidente del Consejo Nacional Agropecuario

   

Ahora ve
“Todos chipotudos o todos parejos”, dice Guajardo en renegociación del TLCAN
No te pierdas
×