Mexicanos suben a la ola del videojuego

Una generación de empresarios va por una rebanada de uno de los mercados con más crecimiento; las ventas de videojuegos en México ascienden a 1,400 mdd al año, 70% del consumo latinoamericano.
carlos-mondragon  (Foto: Alfredo Pelcastre)
Leonardo Peralta

La exitosa aparición de la consola Atari 2600, en 1976, impulsó el desarrollo de videojuegos por parte de múltiples empresas e individuos.

Bastaba con tener habilidades de programación y el presupuesto adecuado para fabricar cartuchos. Por ello, la cantidad de títulos creció explosivamente, saturó el mercado y provocó el colapso de Atari en la mitad de los 80 (consola que fue sustituida por el sistema japonés Nintendo Entertainment System, NES).

Además de traer nueva tecnología, los japoneses idearon una forma de hacer negocios: limitaron el desarrollo de videojuegos a unas cuantas personas.

Este esquema (aún vigente) hizo que un puñado de empresas asiáticas, europeas y estadounidenses se convirtieran en compañías locales, con millones de dólares de ganancias y presupuestos para sostener proyectos en los que trabajan equipos de hasta centenares de personas.

Mientras tanto, el consumo de videojuegos en México creció como la espuma. De acuerdo con datos de DevelopMX (iniciativa de la Secretaría de Economía), el gasto en videojuegos en el país asciende a 1,400 millones de dólares (MDD) en ventas al año, 70% del consumo latinoamericano, por encima de países como Brasil y Argentina.

Juan Carlos Prieto, analista del US Commercial Service, dice que la cifra ronda los 1,000 millones de dólares anuales y señala que representa un 7.6% de las ventas en nuestro vecino del norte.

El mercado es prometedor. Según información de la consultora IDC, el mercado mexicano de videojuegos registrará para 2010 un crecimiento de 8% y un estimado de 17% para 2011. Así, no es de extrañar que jóvenes empresarios se lancen a la creación de videojuegos sólo con los recursos que tienen a mano.

Un caso es Iki Gaming, empresa creada por Carlos Mondragón, quien programó su primer juego a los 12 años. Tras graduarse del Tec de Monterrey en 2008 decidió dedicarse a los videojuegos.

“Durante la carrera tenía con mis socios una empresa de desarrollo web, pero decidimos usar nuestras ganancias de la compañía para producir videojuegos”, comenta Mondragón.

Tras varios intentos infructuosos, en 2009 halló en Facebook, a través de la plataforma de desarrollo Flash (usada por YouTube), una vía para entrar en el negocio.

Con una inversión de alrededor de 20,000 dólares y tres meses de trabajo lanzó en septiembre del año pasado Elephun, un juego para Facebook cuyo propósito es arrojar lo más lejos posible, desde un cañón, a un elefante rosa. Y aunque éste aún no genera ingresos, le abrió las puertas para que otras empresas los contraten para desarrollar juegos con presencia de su marca; su siguiente título para la red social se llama House Mania.

Desde el municipio de Zapopan, Jalisco, Gran Tiki Games Studios, empresa creada en 2009 por Iván Díaz, se inició en lo que se denomina juegos casuales.

“Son juegos de no más de 10 minutos de duración que se pueden descargar en la computadora o jugar en línea con los que la gente se entretiene durante tiempos muertos”. afirma Díaz.

Para generar ingresos han creado un sistema de pago con tarjetas prepagadas que lanzarán dentro de algunas semanas en tiendas como Wal-Mart y que contendrán cantidades de TikiPoints con las que podrán acceder a juegos a través de una página en Internet.

Sin embargo, el proyecto que probablemente les dará mayor proyección está próximo al corazón tapatío: un videojuego de golf para Nintendo Wii, basado en la campeona Lorena Ochoa.

Iván Díaz dice que el juego está casi terminado y que será enviado a Nintendo para colocarlo en el mercado este verano.

No sólo hay pequeñas empresas en este negocio. Con el respaldo de Televisa Home Entertainment, el estudio Sabarasa y la editora Slang están trabajando en la creación de videojuegos basados en contenidos de la empresa de Emilio Azcárraga.

El primero en la línea de producción se llama Lucha Libre AAA 2010: Héroes del ring.

“Comenzamos el proyecto a mediados de 2008, negociando primero con la gente de la AAA y ahora estamos desarrollando el juego para las consolas Xbox 360 y PlayStation con un equipo de 250 personas”, comenta Federico Beyer, vocero de Slang.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Y detrás viene Atrévete a soñar, juego para Wii basado en la popular telenovela juvenil, que ya comenzó el proceso de preventa para su lanzamiento este verano.

De acuerdo con datos de la Federación Mexicana para el Desarrollo de la Industria de los Videojuegos, más de 30 empresas nacionales se lanzaron a la aventura para crear una industria nacional sin más límites que la imaginación y el deseo para desarrollar desde México a los mejores jugadores de la industria del 'joystick' y los botones.

Ahora ve
A un mes del sismo del 19 de septiembre, la herida sigue abierta
No te pierdas
×