Grupo México la libra: prevé crecimiento

La firma de Germán Larrea tiene buen augurio tras sus problemas legales, de competencia y laborales; la opción de contratar nuevo personal y el aumento en su producción y utilidades empujan sus...
tren-ferromex  (Foto: Duilio Rodríguez)
Ricardo J. Galarza

La suerte de Grupo México comenzó a cambiar el 15 de noviembre de 2009, con el golpe del martillo del juez Andrew Hanen, de la Corte Federal de Brownsville, Texas. Ese día, el magistrado cerró el caso de la minera Asarco en favor de la empresa de Germán Larrea Mota.

Desde entonces, se han dado sólo buenas noticas para esta compañía y los analistas vuelven a verla con buenos ojos. Citigroup retomó el seguimiento de su acción luego de haber perdido interés en ella durante los dos años en que la empresa se vio envuelta en problemas legales, de competencia y laborales. Y la comunidad financiera, en general, le augura un quinquenio de gran crecimiento.

Poco meses antes, en plena crisis, el precio de la acción de Grupo México había entrado en caída libre. Southern Copper Corporation (SCC), la principal subsidiaria de la división minera del grupo, había reducido sus utilidades en más de la mitad, con pérdidas cada trimestre durante el último año y seguía enfrascada en una maraña de pleitos judiciales entre los que parecía estar destinada a debilitarse hasta la agonía.

El fallo de noviembre pasado por parte de la corte de Texas le permitió a la firma retomar el control de Asarco, una compañía que posee tres minas de cobre y una fundidora en Estados Unidos y que en 2005 se había declarado en bancarrota por pasivos ambientales: una deuda valuada en 1,000 millones de dólares (MDD) con gobiernos estatales y federal por su impacto al medio ambiente. Ahora, con la recuperación de esta minera, Grupo México incrementó 44% su producción anual de cobre.

Los tribunales le volvieron a sonreír cuando el pasado 11 de febrero, una corte mexicana le dio la victoria en la disputa que sostenía desde hacía más de dos años con el sindicato de Cananea, su mina más grande en América Latina. Este fallo le da la opción a Grupo México de despedir a los trabajadores en huelga, con lo que podrá contratar nuevo personal y reiniciar operaciones. Con esta resolución, sumará otro 30% a su producción actual de cobre.  

Pocos días después, Ferromex, la subsidiaria ferroviaria de Grupo México, y Kansas City Southern México lograron un acuerdo que, además de poner fin a un litigio de 13 años, le concede derechos de paso y arrastre a trayectos que hasta ahora tenía vedados.

El pacto además podría allanar el camino para una eventual consolidación entre Ferromex y Ferrosur. En los hechos, estas empresas ya se han fusionado, sin embargo, la Comisión Federal de Competencia (CFC) no autoriza la unión por considerarla una práctica monopólica, lo que provocó una multa del ente regulador que sigue en tribunales.

Éstas son algunas de las resoluciones que impulsaron el precio de su acción en más de 200% el último año.

Un análisis de Ixe Casa de Bolsa ubica a Grupo México como la tercera empresa con mayor influencia en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), sólo por debajo de la operadora de telefonía móvil América Móvil y la cadena de supermercados Wal-Mart de México.

Los astros parecen estarse alineando a su favor para tener un muy buen año, dice Jorge Beristain, analista del sector minero de Deutsche Bank.

Un informe de Deutsche Bank pronostica que la empresa crecerá 30% este año y 25% en 2011. Anticipa también que Asarco aumentará 220,000 toneladas de cobre a la producción que tiene actualmente de 515,000 toneladas, lo que elevará, entre otras cosas, las utilidades de la empresa 13%.

Ixe Casa de Bolsa prevé la incorporación de la producción de Cananea desde el tercer trimestre de 2010. Esto provocaría un incremento en la producción de 58% para este año, y anticipa un crecimiento del Ebitda (el efectivo que la compañía genera antes de impuestos) de 79%.

Sin embargo, esto dependerá que el grupo recupere el control de la mina, ya que a pesar de contar con el fallo judicial que lo permite las instalaciones siguen ocupadas por trabajadores leales al líder sindical Napoleón Gómez Urrutia.

En 2009, la división minera del grupo obtuvo ganancias antes de impuestos de1,840 mdd, las cuales podría duplicar en los próximos 12 meses, según las proyecciones de Ixe. Mientras que la división ferroviaria generó en el mismo periodo 273 mdd, cifra que se espera suba a sólo 307 mdd en un año.

Con su reciente estabilidad, Grupo México busca expandirse en las industrias de infraestructura y petroquímica. Como esperan tener exceso de flujo de efectivo en los próximos años, es lógico que busquen una expansión por ese lado, opina Beristain, de Deutsche Bank.


Además busque en el número 1039 de la revista Expansión:

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

* Los focos amarillos y riesgos para Grupo México

* Los nuevos negocios del conglomerado que encabeza Germán Larrea en infraestructura y su incursión en la industria petrolera

Ahora ve
Policía Federal sorprende con ‘flashmob’ en un centro comercial de la CDMX
No te pierdas
×