Grupo Carvajal sufre la crisis editorial

La editorial perdió casi 10% de sus ingresos en 2009 debido a la recesión, aunque pudo superarlo; ahora enfrenta el impacto comercial de la digitalización de libros y revistas.
libro-grupo-carvajal  (Foto: Cortesía SXC)
Uriel Naum

Más de 105 años de experiencia convierten a Grupo Carvajal en una de las compañías más sólidas del mundo editorial, un segmento donde se le suele ubicar a través de su empresa Grupo Norma. Pero la empresa también tiene presencia en otros segmentos de negocio a través de subsidiarias como Propal, Bico Internacional, Carpak, Mepal, Cargraphics, Assenda y Musicar.

Su expansión ha sido tal en la última década, que hoy opera en 34 países, incluyendo México, donde sus ingresos anuales suman 1, 890 millones de pesos. A nivel global, Carvajal espera crecer este año en el negocio de información especializada un 13%, gracias a su penetración en mercados B2B y B2C, es decir, en nichos especializados y de consumo.

Pedro Huerta, especialista en tendencias editoriales y cercano a la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), sostiene que la presencia que ha ganado Colombia en el mercado editorial en los últimos años (es el cuarto país de habla hispana con mayor venta de libros en la región) no se puede explicar sin la expansión de Grupo Carvajal, un corporativo que, asegura el también director de Random House Mondadori, podría ser un actor importante en la migración digital de libros y revistas.

Por el momento, el impreso representa para Publicar, otra de las subsidiaria del grupo, 70% del negocio de publicaciones, mientras que internet apenas  participa con 11%.

La Caniem, que dirige Victórico Albores, asegura que el tránsito de libros impresos a digitales significa uno de los principales retos para las empresas editoriales del continente. “Sabemos que en el país se están produciendo eBooks, CD y otros formatos digitales, pero no se tienen cifras, lo que habla de un negocio poco maduro”.

Pedro Huerta apunta que Grupo Carvajal tiene un reto extra: el de desarrollar una estrategia que permita saber qué hará con sus imprentas en la nueva era digital, uno de los activos más importantes de esta trasnacional, sin el cual no se entendería su éxito actual.

Pero no es el único desafío que enfrenta este conglomerado empresarial. Desde hace poco más de un año, la familia Carvajal puso en manos de un externo, Ricardo Obregón Trujillo, la presidencia de la compañía, hecho con el que pretende aportar a su institucionalización, asumiendo los cambios que ello puede implicar en la organización.

En 2009, Grupo Carvajal aumentó 0.3% sus ingresos consolidados, un incremento marginal nada despreciable, considerando que el año pasado la producción editorial en México registró una caída de 9.5%.

Según Albores, son cada vez menos las empresas que conforman el sector editorial, ya que las grandes han ido adquiriendo a las pequeñas, sobre todo a aquellas que representan un nicho de oportunidad. Ése podría ser el camino para que Carvajal incursione de lleno en la digitalización de libros y revistas. Pero eso aún está por verse.

Grupo Carvajal ocupa la posición 339 en el ranking de las 500 empresas de Expansión 2009.

Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×