Adiós al pizarrón; hola al salón 2.0

La educación se convierte en un tema relevante para las empresas de tecnología en el país; se están desarrollando diferentes proyectos para integrar el aprendizaje con la era digital.
ipad-tablet-apple-store-venta-estreno-2  (Foto: AP)
Leonardo Peralta

En la capital de San Luis Potosí, Alejandro Moctezuma y Carlos Martín del Campo, dos ingenieros industriales, crearon un proyecto educativo que complementaría el aprendizaje de español, ciencias y matemáticas de los niños de primaria y secundaria.

Ese proyecto es clasemovil.com, página web que surge por la inquietud de los infantes de "tener las tareas en internet", dice Moctezuma, director del proyecto.

La intención no sólo es ayudar a que los niños conozcan temas de estas materias. Ellos, a través de su pequeña empresa, intentan, como otras compañías, aprovechar las ventajas que la tecnología le ofrece a la educación.

Clasemovil.com promete que los chicos aprovechen videos interactivos, redes sociales y contenidos para mejorar su aprendizaje y desempeño en la escuela (además de ganar puntos para ir al cine por cada respuesta correcta).

Su ‘santo grial' es que quien estudie con este programa mejore los resultados obtenidos en la prueba ENLACE, el examen que se hace a nivel nacional a niños de primaria y secundaria.

Pero no son los únicos, pues la oferta es impresionante.

Exámenes virtuales

ProEducación, empresa integradora de tecnología en aulas, muestra una gama de dispositivos que benefician el salón de clases.

Ofrecen desde netbooks controladas remotamente para el despliegue de contenidos educativos hasta pizarrones electrónicos y programas especiales para crear exámenes personalizados por cada alumno, mismos que deben ser contestados por medio de una tableta electrónica, internet o email.

Quizá por ello, llegó al mercado mexicano Classmate PC, "una computadora especial para alumnos de educación básica a un precio accesible", comenta Ramón Morales, director del proyecto de Intel para Latinoamérica.

Aunque la empresa declinó establecer el costo, se halla en un rango de entre 200 y 400 dólares por unidad; la idea es comercializar al mayoreo.

El reto es vender tecnología a escuelas que en tiempos de crisis pueden no disponer de los recursos necesarios para adquirirla.

Según Alessio Hagen, gerente de Soluciones para el sector educativo en Dell México, "una de cada 10 escuelas interesadas terminan firmando el cheque".

Por ello, las empresas ofrecen todo tipo de facilidades: desde financiamiento hasta asesoría personalizada, para que éstas amorticen los costos de inversión.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), el gasto anual educativo del país ronda los 803,000 millones de pesos.

De esa cifra, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), poco más de 2% se destina a materiales educativos e infraestructura, incluyendo tecnologías de la información.

La era de los "nativos digitales"

Y aunque Enciclomedia (proyecto gubernamental que buscó habilitar más de 21,000 escuelas con pantallas interactivas y computadoras para desplegar contenidos durante la administración del presidente Vicente Fox) dejó un sabor amargo en muchos, según Hagen, también "estimuló a gobiernos estatales para crear proyectos similares".

Tal es el caso del Centro de Tecnología Educativa estatal desarrollado en Puebla, al igual que un programa de Bachillerato en línea ideado por el Distrito Federal.

Esto significó una presión en otras escuelas de México para evolucionar hacia un sistema más sofisticado e interconectado.

¿Vale la pena esta inversión? "Para las nuevas generaciones que denominamos nativos digitales, la tecnología de información es la forma natural de hacerse de conocimientos", dice Javier Alberto Giese, director del Centro para la Innovación en Tecnología y Educación del Tec de Monterrey.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Si hace una década prohibíamos el uso de computadoras y teléfonos en el aula, ahora tenemos que integrarlos a la labor educativa, facilitando el acceso a contenidos relevantes desde cualquier dispositivo: una computadora, una tablet o un celular", agrega.

Así que las empresas de tecnología del país podrían obtener calificaciones más que aprobatorias en este regreso a clases.

REVOLUCIÓN ESCOLAR
Éstos son algunos de los productos digitales para el mercado educativo que ya se encuentran disponibles en México.
Producto Empresa que lo produce Costo Para qué sirve
Classmate PC Intel Entre 200 y 400 dólares Laptop diseñada para estudiantes de nivel básico.
Interwrite MOBI eInstruction 349 dólares Tableta para que alumno y profesor se comuniquen y compartan información.
LanSchool v7.4 LanSchool Technologies Desde 199 dólares al año por computadora Software que permite enviar contenidos a las computadoras del salón de clase.
Proyector M409wx Dell 999 dólares Proyector para salón de clases.
Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×