Las claves para la recuperación de Cemex

La reconstrucción de Monterrey y una futura demanda en EU ayudarían a la firma a liquidar su adeudo; la cementera enfrenta una deuda hasta el 2020 que asciende a cerca de 20,000 millones de dólares.
cemex-cortesia.jpg  (Foto: Cortesía Cemex)
Uriel Naum Ávila

La reconstrucción de Monterrey y el plan de infraestructura del gobierno estadounidense podrían dar esperanza a la  cementera Cemex (posición 6 en el ranking de Las 500 Empresas más Importantes de México). Si en el primer lustro de la década la prioridad de la empresa era llegar a más de 50 países, hoy su principal estrategia es asegurar que contará con los recursos para solventar la deuda que tiene pendiente con sus acreedores de aquí a 2020, y que representa cerca de 20,000 millones de dólares (mdd).

A esto hay que añadir que su flujo operativo se ubica en 2,682 mdd, casi la mitad de lo que representaba en 2007.

Una de las causas de esta disminución de recursos es que en 2010 el volumen de cemento y concreto bajó 4 y 10%, respectivamente a nivel global.

Esta situación llevó a que los ingresos de la empresa de Lorenzo Zambrano disminuyeran 9% en el primer semestre, un aspecto que la calificadora Standard & Poor´s (S&P) consideró para otorgarle una calificación de deuda de largo plazo de mxBB+ (una deuda con menor vulnerabilidad para incurrir en incumplimiento de pagos).

"Afortunadamente para empresas de la construcción, el mercado está maduro. En otras crisis las caídas del sector eran cuatro o cinco veces mayores a las que tenía el Producto Interno Bruto (PIB)", dice Adolfo Albo, economista en jefe de BBVA Bancomer, refiriéndose, por ejemplo, a que hoy se tienen tasas fijas en el sector hipotecario que impiden un desajuste mayor en las empresas del ramo de la construcción.

Tres han sido las estrategias con las que Cemex ha buscado paliar su deuda y, en el mejor de los casos, disminuirla, mencionan Laura Martínez y José Coballasi, analistas de S&P:

1. Acuerdos de refinanciamiento.

2. Participación en proyectos grandes, como el de energía de Hamburg-Moorburg, en Alemania.

3. Venta de activos.

Sobre esta última medida, el caso más sonado fue la venta en 2009 de la australiana Rinker a la suiza Holcim en 1,700 mdd, la cual había adquirido dos años antes.

  El actual flujo operativo de Cemex le permitiría pagar su deuda en 5.5 años si todo se destinara a ello. En 2006 esto lo hubiera solucionado en 1.7 años.

"Hasta ahora la compañía ha podido tener un apalancamiento que le permite renegociar su deuda y eso ofrece confianza para pensar que disminuirán sus restricciones de liquidez", dice Coballasi.

En el primer semestre del año, la empresa enfrentó vencimientos de deuda de corto plazo por 650 mdd, y planea destinar 400 mdd más al cierre. 

"Dos aspectos que le podrían favorecer son la reconstrucción de Monterrey (se calcula en 15,000 mdp) y el plan de infraestructura de Barack Obama (con una bolsa de 50,000 mdd). Se trata de proyectos que le ofrecerán un mayor flujo de efectivo para cumplir con sus compromisos", dice Martínez de S&P.

Los mercados más grandes de Cemex son justo los de México y EU (representan 22 y 20% de sus ventas totales, respectivamente).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En lo que respecta a EU, Albo considera que serán el cemento y el acero los que más demanda del exterior tendrán para poder concretar el plan de Obama, que equivale a 0.35% del PIB estadounidense.

El riesgo que observa Martínez es el de poner el foco en los próximos cuatro años en el tema de deuda, "pues claramente esto suele tener repercusiones en temas de innovación, expansión, etcétera. Definitivamente sí es un distractor, pero es un tema prioritario para la empresa", concluye.

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×