Producción estatal se muda por violencia

La frontera norte del país sufre los estragos del narcotráfico disminuyendo su actividad industrial; la producción ha bajado en más del 100% en entidades como Sonora, BC, y Tampico, según UBS.
crimen organizado  (Foto: Photos to go)
CIUDAD DE MÉXICO -

Los estados fronterizos, tradicionalmente exportadores, se han visto afectados por los problemas crecientes de violencia que enfrentan; tal es el caso de Chihuahua, Sonora, Baja California, Tamaulipas y Nuevo León, dónde se observa un desplazamiento de la producción a otras entidades del centro y sur del país. De acuerdo con un estudio del banco de inversión UBS, sobre la relación del crimen organizado y la actividad económica, la industria manufacturera se ha desplazado a entidades que cuentan con la infraestructura necesaria para apoyar su crecimiento.

"La producción se ha desplazado especialmente a estados como Guanajuato, San Luis Potosí, Querétaro, Aguascalientes y Puebla", comentaron los analistas en el estudio.

Los datos obtenidos por UBS, que relacionan el número de homicidios atribuidos al crimen organizado entre 2007 y 2010 y el crecimiento de la actividad industrial para el mismo periodo -como principales variables-, revelan que entidades como Chihuahua han registrado un crecimiento exponencial en el número de asesinatos, al mismo tiempo que la actividad industrial presenta una reducción.

En el caso de esta entidad, entre 2007 y 2010 el número de homicidios relacionados con el narcotráfico se incrementó en 1,714% y la actividad industrial cayó 12.9%, siendo el caso más grave del país.

"El caso de Chihuahua muestra una lección, se necesita ver un aumento dramático en el nivel absoluto de delitos antes de que la actividad se vea realmente impactada", comentaron los especialistas.

De acuerdo con el estudio, el aumento de la delincuencia relacionada con las drogas sigue siendo un fenómeno muy concentrado: 85 municipios concentran el 70% de los homicidios entre 2006 y 2010.

En el caso de otras entidades como Tamaulipas y Nuevo León, el fenómeno es muy similar, pues los homicidios crecieron en 1,411% y 377%, respectivamente, mientras la actividad industrial en el primer caso cayó 12.7% y en el segundo 7.1%.

En cambio, Guanajuato sufrió un crecimiento de la delincuencia en 189%, al pasar de 53 a 153 homicidios relacionados con el crimen organizado y la actividad industrial ha crecido 15.8% entre 2007 y 2010, mientras que Aguascalientes pasó de 37 a 46 asesinatos y presentó un aumento de 7.1 % en la variable económica.

Según los especialistas, aun cuando las encuestas revelan que los mexicanos ahora ven el aumento de la violencia como la preocupación número uno que enfrenta el país y las medidas de competitividad internacional -como las realizadas por el Foro Económico Mundial- muestran a México en la parte superior de la lista cuando se trata de los costos económicos de la delincuencia y el robo, en general -y en concreto por el crimen organizado- el ejercicio revela que en la mayoría de los casos por estado, la incidencia entre ambas variables no es significativa.

 

Ahora ve
Twitter eliminará la verificación de cuentas que infrinjan sus reglas
No te pierdas
×