10 historias de cine... y una canción i

-

1. Tarantino o la violencia postmoderna
Con Perros de reserva (1992) Tarantino se da a conocer como un alumno aventajado de Martin Scorsese. Sin embargo, desde este debut cinematográfico y en mayor medida en las películas que siguieron, desde Pulp Fiction hasta las dos entregas de Kill Bill, la violencia y la brutalidad un tanto gratuitas de Scorsese en películas como Goodfellas, se ven matizadas en las realizaciones de Quentin Tarantino por un peculiar humor negro y el uso paródico de referentes fílmicos de múltiples fuentes.

- 2. De juguetes y otras historias
Toy Story (1995) es la primera película totalmente realizada por computadora. Una línea de desarrollo verdaderamente novedosa. Dos estudios, Dreamworks y Pixar, asociado con Disney, se enfrascan en una lucha tenaz por aplicar su tecnología a historias ya no sólo para niños. Algunas de estas películas son excelentes, y se convierten en grandes éxitos de taquilla y de crítica. Destacan Hormiguitaz (1998), Bichos (1998), Toy Story 2 (1999), Monsters Inc. (2001), La era del hielo (2002), Buscando a Nemo (2003), y el fenómeno Shrek, que, como Toy Story, con su última entrega hace añicos el viejo refrán de que segundas partes nunca fueron buenas.

- 3. Con novedad en el frente
Dos películas de 1998 retoman de forma magistral la Segunda Guerra Mundial, Rescatando al soldado Ryan, con una cruenta secuencia del desembarco en Normandía que se cuenta entre las más impactantes escenas de guerra jamás filmada, y La delgada línea roja, una descarnada y a la vez poética visión de la guerra sin héroes. Pero más desgarradoras aún resultaron las propuestas que nos llegaron de la Europa más desatendida, Antes de la lluvia, 1994, del macedonio Milcho Manchevski y El círculo perfecto, del bosnio Ademir Kenovik (1996).

- 4. Holocausto revisitado
La lista de Schindler (1993) abre honrosamente la década, pero después nos llega una dudosa “comedia”: La vida es bella (1997) de Roberto Benigni y, en la misma intención optimista, la multipremiada y oklvidable Tren de vida , de Radu Mihailean (1998). Quizá una excelente contraparte de esta última sea La tregua (1996), de Francesco Rossi, basada en una novela de Primo Levi sobre el regreso a casa tras la liberación de los campos de concentración. El pianista, de Roman Polanski (2002) cierra el ciclo. En todas se logran otras maneras de tratar el tema del Holocausto.

- 5. Mundos paralelos
The Matrix (1999), de Andy  y Larry Wachowski, entrega la estafeta al nuevo siglo de un cine épico generado por computadoras, con una participación de humanos hombro con hombro con  robots, duendes, monstruos y bichos de todo tipo. Ahí entran el revival de la saga de guerra galáctica de George Lucas y sus nuevos Episodios, la realización final de El señor de los Anillos y también en tres entregas las de Harry Potter. Todas estas películas, junto a otras del género, han tenido un éxito descomunal.

- 6. Acierto del cine de horror
Sexto sentido (1999), de Night Shyamalan, deja una huella única –desafortunadamente, parece tratarse de un hecho aislado– dentro del cine de horror de los años 90. La cinta remonta el vuelo para sumarse a un grupo de filmes selectos en la línea y el nivel de factura de Vértigo (1958), de Alfred Hitchcock, El bebé de Rosemary  (1968), de Roman Polanski y El Resplandor (1980), de Stanley Kubrick. Una estrella única en el firmamento de un género que parece hallarse en el agotamiento.

- 7. Un clásico europeo de fin de siglo
Con el aliento de la unificación europea bajo el lema revolucionario francés de libertad, igualdad y fraternidad, Krzysztof Kieslowski arma la trilogía Azul, (1993), Rojo (1994) y Blanco (1994), una cumbre del cine mundial y, en su conjunto, quizá la obra europea más destacada de toda la década de los 90, aunque hay una diferencia significativa en cuanto a niveles estéticos entre la primera de las entregas, Azul, antológica (acaparó varios de los más importantes premios europeos), Rojo, significativa, y Blanco, más divertida pero olvidable.

- 8. Cine en la era del video-clip
Corre Lola, corre (1998), de Lola Rennt, abre un paréntesis del cine europeo que viene a cerrarse quizá, sin agotarse, con Amélie (Le fabuleux destin d’Amélie Poulain, 2001) de Jean-Pierre Jeunet. Un cine que se basa en lo aleatorio de la realidad, las posibilidades del azar y, desde el punto de vista visual, influido por esa forma de cinematografía menor que es el video-clip. Esta tendencia pretende mantener el gusto europeo por un cine reflexivo y culto, pero deshaciéndose de petulancia y densidad.

- 9. La pesadilla del American Dream
La Felicidad (1998), de Todd Solondz, aclamada por los amantes del cine independiente estadounidense, y Belleza Americana, su versión light para el gran público estadounidense y favorita de la Academia, conforman un interesante dueto de películas que se adentran en la trastienda de la clase media de EU, su mediocridad y sus fantasmas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Cada una a su manera, y para un público más o menos curtido y visceral, devuelven las preocupaciones sociales al cine de EU del fin de siglo, con suficiente honestidad y fuerza no igualada por ninguna otra.

- 10. Últimas noticias de un maestro
Un misterioso asesinato en New York (1993), Balas sobre New York (1994), Poderosa Afrodita (1995), Deconstructing Harry (1997), Celebrity (1998), Sweet and Lowdown (1999), y Small Time Crooks (2000) fueron algunas de las entregas de Woody Allen, que para muchos es más de lo mismo, para otros simple y sencillamente la forma más consistentemente lúcida, divertida y original de hacer cine en Estados Unidos.

Ahora ve
La investigación de la presunta injerencia rusa en EU salpica a Jared Kushner
No te pierdas
×