17. Entregar a la hija en el altar (a un

-

¿Será que ese cliché de las películas y los comerciales es cierto y que los progenitores ven a sus hijas siempre como niñitas? El camino al lugar de la ceremonia, solos en la parte trasera del auto, tomados de la mano; el momento en que oficialmente su princesita se vuelve una señora, que emprende la aventura llena de ilusión y que deja el nido para siempre… o hasta que tenga hijos y quiera que los cuide su mamá.

Ahora ve
No te pierdas