21. Velear

-

Sus admiradores afirman que el veleo es el deporte ecológico por excelencia, ya que no hay más motor que el viento y la perspicacia del marino para aprovechar las corrientes. Por eso es como la vida: la única forma de llegar lejos es con inteligencia y sabiduría, para conocer los secretos planes del aire. También enseña humildad, pues hay que reconocer que no todo depende de uno. Por si fuera poco, los paisajes son por sí mismos motivo suficiente para aventurarse al agua.

Ahora ve
Punto por punto, esto es el TLCAN
No te pierdas
×