&#34Haré negocio con el cine&#34

Dejó TV Azteca y ahora produce películas. Elisa Salinas está convencida que con filmes de bajo co

Elisa Salinas es voluptuosa, sensual, se mira en un espejo frente a su -escritorio mientras habla y se fija en cada uno de sus gestos, se acomoda el -largo pelo, y hace ademanes envolventes mientras habla con un tono firme y -seguro. “Donde me ves, soy muy tímida, le huyo a las alfombras rojas”, -afirma enfundada en un ajustado conjunto con un pronunciado escote color -mantequilla.

- Fue durante 10 años la productora más prolífera de telenovelas, en la -patria del culebrón. Carga en su haber con decenas de títulos en TV Azteca, el -canal del que es socia junto a su sobrino, Ricardo Salinas Pliego (el papá de -Elisa era abuelo de Ricardo Salinas Pliego).

- Durante su época en la televisora, trabajó durante un año en Estados -Unidos, llevando los destinos de la división internacional de la empresa, -Azteca América. Pero cuando llegó a los 40 años (y a las 40 telenovelas) -decidió que era momento de cambiar de aires y dedicarse a algo mayor, -precisamente a la pantalla grande. Desde hace un año, la morena y llamativa -ejecutiva lleva adelante su propia empresa productora de cine: Elisa Salinas -Corp.

- “Nací para hacer grandes cosas”, dice confiada, mientras enumera las 17 -películas en las que está invirtiendo unos 150 millones de pesos. Son en total -siete películas mexicanas, ocho estadounidenses y dos españolas. “Un mix que -me permite minimizar riesgos”.

- La productora, con base en México, tiene una sucursal en Los Ángeles y -participaciones en películas locales y extranjeras. Su proyecto no es humilde: -“Quiero hacer cine mexicano que sea rentable”, afirma en el tono elocuente -que la caracteriza. El plan de negocios de la empresa es captar en cinco años -10% del mercado mexicano del cine que hoy mueve unos 4,000 millones de pesos -anuales.

- Enfocada en las finanzas, como ella misma lo define, pretende lograr lo que -otras productoras locales no han podido: hacer del cine un negocio. Elisa -Salinas Corp, según su propia dueña, se apoyará para eso en tres pilares: -participación económica en películas estadounidenses (de retorno económico -seguro), lo mismo en filmes españoles (también sin sorpresas) y producción en -México de 10 películas promedio por año, con presupuestos que no superen -nunca los 800,000 dólares. Para 2006 ya tiene cinco películas mexicanas -comprometidas para producir bajo este formato.

- “Quiero tomar el segmento de mercado de la comedia ligera, que no está muy -bien atendida en el país; es el entretenimiento para toda la familia, pero con -continuidad y de manera sistemática”. Su as bajo la manga es la estrategia -cuasi registrada del Grupo Salinas, donde pasó 10 años de su vida: Los ‘abonos -chiquitos’ para ir al cine. Como buena alumna de Elektra, Salinas y Rocha y -Banco Azteca, quiere que la base de la pirámide poblacional (el segmento de -bajos recursos) llene las salas de exhibición.

- “El problema (de la industria del cine) en este país es que sólo van al -cine 1.3 millones de personas porque es caro, es un lujo ir con la familia. Soy -hija de quien inventó los abonos en este país y yo también creo en el -crédito”, apunta Salinas, quien antes de meterse en el negocio televisivo -tenía una cadena de zapaterías, precisamente con cuotas chiquitas.

- En tres años pretende desarrollar un sistema de pagos pequeños para que una -familia pueda entrar al cine una vez al mes durante todo el año y pagarlo -semanalmente.

- Salinas Corp. no tendrá salas propias. “Me voy a sentar a negociar con -Alejandro Ramírez (Cinépolis) y las demás exhibidoras. No tendría cines sino -que llenaría los que ya existen, pues gran parte del éxito del negocio es -aumentar la base de espectadores”, agrega la empresaria de género femenino -que más ha invertido en el negocio del cine. Pero el sector no parece esperar -sonriente esta propuesta. “La alta calidad de sonido y proyección es difícil -de financiar con abonos chiquitos. Probablemente haya ese nicho, pero no creo -que sería algo que nosotros desarrollaríamos”, opina Alejandro Ramírez -desde Cinépolis, la empresa que detenta 40% del mercado nacional de pantallas -de cines.

- ¡Acción!
-
Cuando Elisa Salinas recibió el primer presupuesto de una película gritó: -“¡Absurdo!, ¿cómo puede costar una película, que dura apenas dos horas, lo -mismo que una telenovela (completa) que dura 102 al aire?”

- “Todo es cuestión de costos y contenidos”, afirma mientras hace un -cálculo veloz: “Una película que cueste más de 800,000 dólares es muy -difícil que recupere la inversión”. Gran parte del secreto del ahorro -estará en el rodaje. Elisa Salinas Corp. filmará todas sus películas en alta -definición en lugar celuloide. Esta técnica (que aplicó George Lucas en ‘Star -Wars’) le permite ahorrar 50% sólo en este ítem.

- Pero en el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) no creen que el -negocio cinematográfico sea sólo cuestión de finanzas. “El cine es una -larga cadena llena de eslabones: empieza con el talento, los actores y termina -con la exhibición en la televisión. Con abaratar costos de producción no se -consigue hacer cine rentable”, dice Hugo Villa, subdirector de Apoyo a la -Producción Cinematográfica de la entidad.

- Casi calcado de las empresas de su sobrino, Elisa Salinas Corp. se enfocará -tanto en costos como en volumen de productos. Produciendo 10 películas al año, -de acuerdo con su dueña, podría negociar menores precios con los proveedores a -cambio de trabajo permanente.

- Además, serán guiones con pocos personajes, contadas locaciones y las -producciones se deberán completar en sólo cuatro semanas. “Pienso jugarlo -como una fábrica de contenidos”, señala mostrando que su paso por TV Azteca -le dejó huella.

- Con el director Fernando Sariñana (‘Amarte duele’) y el guionista -Vicente Leñero (‘Los albañiles’ y ‘El crimen del padre Amaro’) tiene -una sociedad, donde un taller de guionistas se encarga de proveer a la -productora de historias que comenzarán a filmarse desde 2006. “Elisa tiene -una capacidad de trabajo impresionante y es tan optimista que uno se entusiasma -mucho. Terminé un guión y ahora estoy trabajando en dos historias más”, -cuenta Leñero, quien cobra en promedio unos 600,000 pesos por guión.

- Sin embargo, tanto entusiasmo y envergadura no es visto con mucha confianza -por la competencia. “No existe en México ninguna productora capaz de hacer 10 -películas al año. Mi abuelo (Alfredo Ripstein) fue un pionero y llegó a -producir como máximo cinco películas al año… pero en la década de los 50 -(la época de oro del cine mexicano)”, relata Daniel Birman Ripstein, de -Alameda Filmes, la productora que llevó adelante ‘El callejón de los -Milagros’ y ‘El crimen del padre Amaro’.

- Los espectadores que Elisa Salinas Corp. quiere atraer con sus guiones son -los jóvenes de entre 18 y 35 años; y los textos que encargó a Vicente Leñero -son de historias esperanzadoras, costumbristas y con final feliz. “La gente -necesita ver cuotas de esperanzas, lo vimos en los sondeos e investigaciones de -mercado que hicimos”, agrega mientras disfruta la vista aérea de la ciudad -que tiene desde su penthouse en la torre de Banco Azteca.

- Elisa Salinas se ha metido en el negocio del cine por todos sus aristas. En -Estados Unidos se asoció con George Furla (de la productora Emmett/Furla -Filmes), un ex corredor de Wall Street que produce películas comerciales en -California y que fue quien la introdujo en el mundo de las inversiones -financieras del séptimo arte. Con este socio, Salinas invierte en producciones -en Estados Unidos y él le ha dado la distribución de ciertos títulos en -territorio mexicano. “Allá lo que uno invierte está 100% garantizado, la -gente apuesta al cine como lo haría en la Bolsa”, afirma la empresaria.

- Un inversionista en Estados Unidos puede aportar desde 1 millón de dólares -a una película y hacerse de alguna parte del negocio. Este año, Elisa Salinas -pagó 2.5 millones de dólares para quedarse con 10% de la película ‘Rambo IV’, -100% de su guión y parte de las regalías.

- También está asociada de diferentes maneras (aportando dinero, -distribución o producción) con productores como Columbia Pictures en la -película ‘Cansada de besar ranas’, asociado con la productora Videocine -para el filme animado ‘Una película de huevos’, o para ‘Al otro lado’, -el largometraje que representará a México en la próxima edición de los -premios Oscar en Hollywood.

- Para evitar los problemas de distribución creó Valius, su propia -distribuidora que primero colocará las películas en las salas y luego las -ofrecerá a nivel internacional. Ya probó la operación de la empresa con la -distribución en México de la película estadounidense ‘Asesino Invisible’, -un filme de acción dirigida por Kyle Dean Jackson.

- El Estado como socio
-
El momento en que Elisa Salinas asoma al cine, no está del todo mal. Según -datos de Imcine, en 2004 la producción de películas en México creció 25% (de -29 a 36 filmes en un año) y 2005 cierra con un total de 53 películas -producidas, cifra que se mantendría durante el año próximo. “Este año, el -Estado está apoyando a unas 32 películas, cuando hasta hace tres años -aportaba a no más de siete”, describe Alfredo del Valle, del área de -Comunicación del Instituto.

- Imcine apoya al cine mexicano a través de dos fondos: Fondo para la -Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine) dedicado al cine de autor y -Fondo de Inversión y Estímulos al Cine Mexicano (Fidecine) enfocado al cine -comercial. Cada uno cuenta con 70 millones de pesos para aportar a producciones -nacionales, con un tope de hasta 49% del costo total de la película. De hecho, -Fidecine ya aportó en dos de las películas que lleva adelante Salinas Corp.: -‘Mujer Alabastrina’ (con Ana Claudia Talancón, aún sin estrenar) y ‘Al -otro lado’, mientras que Foprocine financió parte de otros filmes de la -empresaria como ‘Desierto adentro’, cuya trama se basa en las muertas de -Juárez.

- Aunque al Imcine no le convence el modelo de negocios de Salinas, cree que -será un aporte a la industria. “Su presencia es muy importante para el -sector, pues es una manera de animar a más capital privado a invertir en el -cine”, agrega Alfredo del Valle.

- Otra de las formas en que el Estado está buscando atraer a los empresarios -es mediante los estímulos fiscales. Hoy, un inversionista que aporta dinero a -una producción de cine nacional puede deducir hasta 3% en impuesto sobre la -renta. “El proyecto de ley para elevar ese estímulo a 10% está muy avanzado, -así nos acercaríamos a los números que se manejan en Brasil”, afirman desde -Imcine quienes ya tiene la aprobación del gobierno para que en 2006 se eleve el -aporte estatal de 140 millones a 183 millones de pesos al año.

- “Lo que ayudaría a hacer rentable el negocio es replicar lo que hacen en -el resto del mundo las productoras y las televisoras: precompran la exclusividad -de la exhibición en la televisión y con ese dinero aportan y ayudan mucho a la -producción. Un caso claro es TVE de España”, menciona Daniel Birman de -Alameda Films.

- La empresa de la morena empresaria tiene en mente a este formato, y ya cuenta -con la mitad del camino hecho con la segunda televisora mexicana, que ya -estaría interesada en participar en algunos de los proyectos de la ex señora -de las telenovelas.

- “Tenemos pensado ofrecerlas aquí y también en el American Film Market”, -afirma Tito Navarro Anzaldúa, director de Relaciones Empresariales e -Institucionales de Elisa Salinas Corp.

- El American Film Market es el mayor mercado internacional donde se venden y -compran películas nuevas. Allí, muchos operadores compran la exclusividad de -la exhibición de las películas en determinados mercados y adonde acuden las -aerolíneas para comprar las películas que transmitirán en sus vuelos.

- “Yo, la verdad, es que estoy más cerca de Bollywood y hacia allá voy”, -dice Elisa (mientras se vuelve a mirar en el espejo y acomoda su melena), -haciendo referencia a la enorme y productiva industria cinematográfica de -India.

- Y sí, está cerca. La decoración hindú de su amplia oficina y su perro, -que la acompaña incluso en la sesión de fotos y fue bautizado cariñosamente -Gita, como Bhagavad Gita, el Nuevo Testamento del hinduismo.

Ahora ve
El primer crucero ecológico y sustentable será realidad en 2020
No te pierdas
×