&#34Hay que erradicar el a&#39i se va&#3

-

Después de toda una vida en la empresa, Carlos Abascal es el actual coordinador, en materia laboral, del equipo de transición del presidente electo Vicente Fox. Aquí conversa sobre algunas de las responsabilidades que habrá de tomar el titular de la Secretaría del Trabajo en el próximo sexenio.

-

¿Se le menciona como fuerte candidato a ocupar el puesto de secretario del Trabajo, qué opina?
Créeme que he hecho un ejercicio real y objetivo para no tomar en consideración esa posibilidad y concentrarme de lleno en lo que estoy haciendo. De otra manera empezaría a preocuparme más por llegar que por cumplir la tarea.

-

¿Entonces, no le anima que pueda ser el próximo titular del Trabajo?
El hecho de que el presidente Vicente Fox me haya pedido ser parte del equipo de transición es una motivación suficiente, lo que suceda después tiene otro tiempo, otro momento, para ser considerado. El estímulo que yo tengo para cumplir esta etapa es suficiente, no necesito este nuevo estímulo para tratar de hacer bien lo que me toca.

-

Para  efectos de la Secretaría del Trabajo el único que puede tomar la decisión es el presidente Vicente Fox. Y por lo tanto, quienes estamos colaborando ahora en el proceso de transición debemos respetar absolutamente su decisión. No hacerle a la “polaca”, no “grillar”, no mandar mensajes intencionados, no maniobrar porque le estorbaríamos a él y viciaríamos el proceso actual.

-

¿Cuál sería el perfil del nuevo Secretario del Trabajo?
Sería juez y parte como miembro de esta coordinación. Desde luego no se me encomendó hacer un perfil. Si hoy doy un perfil con mis opiniones, podría incurrir en el defecto de dar línea, se leería inmediatamente como que Abascal ya quiere colocar a alguien, o quiere apuntar a perengano, o que no puede ser tal o cual persona. Parte de mi lealtad para con Fox es no dictarle un perfil, sino respetar el que él ya se ha formulado.

-

¿Cuál es la propuesta laboral?
La propuesta foxista considera a la persona como origen, motor y fin de la actividad económica y empresarial. Busca enfrentar viejos vicios en la relación entre trabajadores y empresarios, para erradicar la cultura del “a’i se va”, eliminar la cultura de la simulación en la que “yo hago como que te pago y tu haces como que trabajas”, la cultura de evadir pago de cuotas  obrero patronales a las instituciones de seguridad social, para ahorrase unos pesos. También trabajar, vía el diálogo, las reformas de las leyes  laborales; actualizar la administración federal laboral junto con sus organismos sectorizados e impulsar la modernización de las organizaciones empresariales.

Newsletter
Ahora ve
29 reos escapan por un túnel de un reclusorio de Tamaulipas
No te pierdas