&#34Voy por las reformas&#34

El CCE renueva su presidencia pero no sus objetivos: José Luis Barraza aún sueña con conseguir ca

La iniciativa privada comienza una nueva etapa en su historia. Al frente -tiene a un dirigente recién nombrado, quien viene de representar a los patrones -mexicanos.

- José Luis Barraza llega a la presidencia del Consejo Coordinador Empresarial -(CCE) con ideas nuevas bajo el brazo y con la intención de aplicar estrategias -que hasta ahora no han sido usadas por los empresarios.

- Esa estrategia servirá para impulsar también la reforma política o del -Estado. “Es necesario que haya legisladores que hagan carrera dentro del -Congreso, que se especialicen en materia energética, laboral, fiscal... -necesitamos tener legisladores especializados, que rindan cuentas a sus -representados más que sus a propios partidos”, considera Barraza.

- Su objetivo es el mismo que su antecesor: conseguir que los poderes Ejecutivo -y Legislativo se pongan de acuerdo para aprobar reformas de ley que atraigan de -nuevo la inversión y el crecimiento económico. Para ello, desde el CCE se -ejercerá una mayor presión para la aprobación de las reformas, incluida la -del Estado o la política. Se refiere a lo que ellos han llamado reformas de -cuarta generación, que incluyen a la energética, la fiscal, la laboral y la -del Estado. También pretenden que se reoriente la inversión pública del gasto -corriente hacia infraestructura.

- Los empresarios creen que realizar estos cambios son la única posibilidad de -lograr la competitividad que el país necesita para crecer 5% anual, -indispensable para generar al año un millón de empleos, reactivar el mercado -interno, erradicar la miseria y reducir la pobreza a un 10% de la población.

- La iniciativa privada está dispuesta a promover un mayor activismo político -y social entre sus filas, aunque ahora sin alentar la incorporación a los -partidos políticos, estrategia que resultó poco eficaz, según Barraza.

- Antes, explica, el vínculo con el Poder Legislativo se hacía solo con los -empresarios que en él participaban, que han sido una minoría, por eso ahora -reenfocan su estrategia con esta idea nueva, pues “sentimos que es más eficaz -tener ese vínculo permanente con el Congreso y, además, marcar -personalmente a cada legislador”.

- Pretende que cada diputado o senador informe a sus representados para avanzar -de una democracia representativa a una participativa, en la que la sociedad “decida -el rumbo del país”. No dar ese paso pondría en riesgo la consolidación de -la democracia, dice.

- José Luis Barraza, ingeniero mecánico administrador egresado del ITESM, -inicia su gestión con la idea de impulsar más el programa “Acompaña a un -legislador”, que ya realiza la Coparmex.

- Se pretende que cada legislador informe de sus acciones a los centros -empresariales de todo el país, para que los votantes tengan clara la -trayectoria de sus representantes y así puedan emitir en el futuro un “voto -razonado”.

- La labor política del nuevo presidente también contempla “marcar la pauta -a los políticos” y mostrar con el ejemplo que se puede alcanzar la unidad -gremial, negociar consensos, superar diferencias y lograr “resultados más -contundentes”.

- Eso permitirá contar con la seguridad jurídica que demandan los -inversionistas y afianzar los cambios que se iniciaron hace tres sexenios.

- Nueva estrategia
-
Para lograr la meta de aprobar las reformas, explica, se reorientará la -estrategia del CCE hacia un cabildeo “más inteligente y focalizado”, e -intensificará la comunicación y el enlace con los actores políticos, -afirmando su posición como intermediarios ante la sociedad civil.

- Aunque no hay que equivocarse. El CCE, afirma Barraza, “no es un organismo -que se reinvente cada vez que hay cambio de estafeta… llevamos un rumbo y -tenemos líneas de acción muy claras y se harán los ajustes necesarios, de -acuerdo al entorno en que estamos viviendo”.

- Será muy importante lograr acuerdos en lo general con las empresas grandes, -medianas y pequeñas, pues conforme se va complicando el entorno, los intereses -de cada uno de los sectores y áreas del sector privado “empiezan a -complicarse también, lo que demandará una labor de coordinación más intensa”.

- El Estado ha dejado espacios a la inversión privada, pero ésta no se da “porque -no hay reglas claras”, dice.

- “Nos corresponde generar empleos, pero si no hay condiciones propicias del -entorno, nadie va a invertir y arriesgar su capital en una aventura que no le -veamos mayores resultados a corto plazo”, argumenta.

- A su juicio ya se han definido programas de competitividad, ataque al -contrabando, a la economía informal, piratería y, en general, hay buena -disposición y comunicación con las autoridades, “pero debemos ser más -concretos, asignar responsabilidades y poner fechas fatales para que las metas -se cumplan a nivel de todo el aparato burocrático y no sólo a nivel superior”.

- Por lo que toca a la escasa presencia de inversionistas mexicanos en otros -países, afirma: “falta cultura empresarial internacional, más agresividad”, -como en Asia, donde pese a ser el mercado más grande del mundo, la -participación de empresas mexicanas “es marginal”. En el caso de China “se -debe ver más como oportunidad que como amenaza”.

Newsletter
Ahora ve
El terror de los deportados a México: Cruzar el puente Santa Fe
No te pierdas