&#34Yo causo sorpresas&#34. Mireille Roc

-

El trabajo de la primera mujer ombudsman de México ha estado marcado por la -polémica desde que asumió el cargo el 31 de diciembre de 1996. Mireille -Rocatti Velázquez (Monterrey, 1948) es una licenciada en derecho por la -Universidad Nacional Autónoma de México que ya se había curtido en el campo -de los derechos humanos desde que presidió la Comisión de Derechos Humanos del -Estado de México (CDHEM). Tal cargo no fue sino el trampolín para ser elegida -por el presidente Ernesto Zedillo para ocupar la titularidad de la Comisión -Nacional que atiende estos asuntos.

- Justamente el origen de su designación es un cuestionamiento que ha -perseguido a Rocatti en lo que lleva al frente de la Comisión Nacional de -Derechos Humanos (CNDH) y del cual parece que le será difícil deshacerse.

- Son muchas las críticas que se han hecho a su trabajo. Y, cuando se le -pregunta sobre ello, nunca pierde el semblante risueño. Más aún, durante la -conversación que sostuvo con Expansión mantuvo un carácter bromista y -cordial: “Me salió lo norteña”, así resume su impresión, al final del -coloquio, una mujer que ya está acostumbrada a “causar sorpresas”.

- - ¿Qué significa para una abogada ser ombudsman en un país como México?
-
-
Independientemente de las cuestiones de género, para cualquier jurista es -muy importante desarrollar una función inmersa dentro de las garantías -constitucionales y la defensa de los ciudadanos ante los abusos del poder. Es un -gran reto y una gran satisfacción encontrar, en cada paso, la real defensa de -los ciudadanos frente a las autoridades.

- - El nombramiento del titular de la CNDH por parte de la Presidencia, ¿no le -resta independencia?
-
-
Bueno, jurídicamente pudiera ser. En un momento dado, si la persona que va -a ocupar el cargo de la presidencia no tiene bien definidos sus objetivos dentro -de su desempeño y el compromiso con la sociedad, sí. Pero esto es -característica del aspirante.

- - ¿Es su caso?
-
-
En este caso, yo le puedo asegurar que nada me liga a la Presidencia más -que el simple nombramiento. Ni antes ni después del nombramiento ha habido -relación de supra o subordinación con la presidencia.

- - Entonces, ¿cuál es la relación con la Presidencia?
-
-
De buen entendimiento, de trabajo y de presentar los puntos en los que la -Comisión se ha tenido que pronunciar aun sabiendo que en muchos casos no va a -gustar el pronunciamiento.

- - Eso que usted llama “entendimiento” para muchos significa que las -acciones que salen de la Comisión son dictadas desde Bucareli y Los Pinos...
-
-
Pues yo no diría eso. Yo creo que esta percepción que usted tiene, -afortunadamente no la tiene la opinión pública. De las recomendaciones que -hemos hecho han surgido muchos embates en contra de mi persona, incluso de -carácter muy fuerte por haber hecho pronunciamientos en donde procuradores y -gobernadores han tenido que renunciar.

- - ¿Qué le motivó a salir en defensa del presidente Zedillo cuando éste fue -duramente criticado por algunas ONGs en su pasada visita a París?
-
-
Está usted mal informado. Precisamente se me cuestionó por no haberlo -defendido. Porque Mireille Rocatti no asistió a esa reunión y porque me quedé -totalmente al margen.

- - ¿Cree que debió haberse pronunciado?
-
-
En ningún momento emití un juicio valorativo. Solamente dije que las ONGs -son entes de la sociedad civil que están para cuestionar a los gobiernos y que -el presidente Zedillo tenía que haber escuchado y asumido las observaciones. -Pero la CNDH no podía acompañar al Presidente porque no somos parte del -gabinete ni somos parte del gobierno. Somos una institución independiente y -autónoma. Precisamente por eso se me criticó. Mi función no es defender al -Presidente ni a ninguna autoridad. Al contrario, mi trabajo es revisar el -trabajo de las autoridades y señalar si existen irregularidades. Si no hay -irregularidad, la CNDH ni habla ni se pronuncia.

- - Su trabajo ha ganado notoriedad a partir del caso de Acteal, ¿cómo fue que -en ese hecho sí se trabajó tan rápido?
-
-
Desde luego que he ganado notoriedad en el sentido de que fue un evento que -alcanzó el plano internacional. En ese contexto, nuestra rápida acción llamó -la atención. Al día siguiente de los hechos la Comisión hizo presencia. Yo, -personalmente, dirigí las investigaciones y emitimos una recomendación en el -tiempo récord de 15 días con un informe exhaustivo. Creo que esto ha sido la -pauta para los organismos internacionales, oficiales y adscritos a la ONU, para -señalar el trabajo tan serio y consciente que hemos hecho.

- - ¿Qué hace falta para que la CNDH tenga más presencia?
-
-
Faltan muchas cosas. Para empezar, la reforma a la ley... Si bien es cierto -que nació con una estructura legal e institucional, también lo es que al cabo -de ocho años de vida y seis de ser un órgano constitucional la sociedad ha -cambiado y la Comisión ya ha quedado limitada dentro de sus funciones. Se -requiere darle mayor fuerza y también mayor ejecutividad dentro de sus -resoluciones...

- - ¿Que se convierta en otro poder?
-
-
No necesariamente, pero que tenga algún mecanismo para que estas -resoluciones sean más contundentes y eficaces. Y eso pudiera ser a través de -algunos de los poderes, como podría serlo el Ejecutivo (sic). Cuando una -violación a los derechos humanos se comete, a quien se está violentando es a -la sociedad. El representante de la sociedad radica en el Congreso. Es a ellos a -quienes debe interesarles que estas violaciones no se sigan cometiendo y no -queden impunes sus ejecutores. Debe existir un mecanismo para que los -legisladores tengan la facultad de llamar a cuentas a aquellos funcionarios que -no cumplen las recomendaciones o que son renuentes a ellas. Yo creo que se puede -conjugar muy bien el trabajo de la CNDH. En otros países se le llama ombudsman -parlamentario precisamente no porque dependa del parlamento, pero sí el -parlamento es el interesado en que sus acciones sean cumplidas.

- - ¿Cuáles son las asignaturas pendientes para la CNDH?
-
-
Nuestro trabajo gira en dos vertientes. Una, la recepción de quejas y la -resolución de esos procedimientos. Pronunciarnos sin miramientos y hacer -señalamientos le guste a quien le guste y no le guste a quien no le guste. La -otra es un trabajo de prevención, profiláctico, a través de la capacitación, -promoción y difusión de los derechos humanos, para que los ciudadanos sepan -sus derechos y sus deberes, la forma de hacerlos efectivos. Pero también para -que cada servidor público sepa cómo debe de actuar.

- - Sin falsas modestias, ¿cuáles cree que son los logros de su -administración?
-
-
¡Uff!... No hay muchos... (ríe). Desde mi nombramiento en la Cámara de -Diputados ha sido muy difícil. Desde que no me dejaron tomar protesta porque -hubo un show de desvestimenta en el Congreso... posteriormente ha sido un evento -tras otro, pero creo que ha sido un año y medio en materia de derechos humanos -y no hemos podido escoger, hemos tenido que ir a todas. En lo que he avanzado, -como Mireille Rocatti, es en un mayor acercamiento con la sociedad, mayor -presencia y, tal vez, en tratar de trabajar más en colaboración con las ONGs. -Para nosotros son una mancuerna ideal de trabajo.

- - ¿Por qué cree que otros organismos dan cuenta de violaciones a los derechos -humanos en México antes que la CNDH?
-
-
Usted se refiere a ONGs. La calidad y la estructura misma de las ONGs es muy -distinta a la de una institución oficial de derechos humanos, que fue creada -por ley. Las ONGs son declarativas. En el momento en que se les presenta una -queja, la hacen suya y se pronuncian. Emiten una declaración. La Comisión -Nacional, por ser un órgano técnico-jurídico, no puede ser declarativa sin -antes tener un antecedente, pruebas y evidencias. Luego entonces, recibimos la -queja, integramos un expediente, nos toma un tiempo investigar, como en el caso -de Acteal donde metimos 30 abogados titulados más los 20 que había en Chiapas; -en otros tardamos más porque no podemos disponer de tanto personal para un caso -en particular. Pero no nos pronunciamos hasta no tener todas las evidencias. Y, -jurídicamente hablando, tenemos toda la responsabilidad de emitir -pronunciamientos que luego retoman algunos organismos internacionales. Vea usted -los reportes de Americas Wacht como del departamento de Estado de Estados -Unidos. Toman como cosa válida y seria nuestras recomendaciones.

- - Está afirmando que las ONGs no hacen un trabajo serio...
-
-
Yo no diría que no hacen un trabajo serio. Sólo que su función es ésa: -ser declarativas. Algunas cuentan con peritos y abogados. Ellas hacen su -pronunciamiento y posteriormente investigan. Pero rara vez conocemos todo un -documento serio que señale qué evidencias, con qué peritajes, con qué -pruebas se pronuncian en tal o cual sentido. Repito, sus pronunciamientos son -declarativos.

- - El general Gallardo fue acusado de proporcionar información. Amnistía -Internacional ha hecho suyo el caso. La CNDH ha optado por el silencio, ¿por -qué?
-
-
La CNDH tiene ahorita una queja por la forma que él se queja (sic) de su -internamiento. El trato del que están siendo objeto él y su familia dentro de -la prisión en la que está. En cuanto al asunto de su juicio, la CNDH, como -usted lo sabe, tiene prohibido por la Constitución pronunciarse sobre asuntos -jurisdiccionales. Y su asunto era uno jurisdiccional. Entonces no pudimos entrar -al fondo de ese asunto porque estaríamos violando la Constitución.

- - Muchos líderes de opinión tienen la noción de que la CNDH atiende más los -derechos de los delincuentes que de los agraviados, ¿a qué se debe?
-
-
A una campaña en los medios en donde, lamentablemente, la Comisión no ha -tenido la respuesta o la intervención directa para contrarrestar esta campaña -por falta de medios, o por falta de mecanismos para hacer valer, a través de -una información masiva, el trabajo real que hacemos. La CNDH dentro del -universo de quejas que recibe solamente 10% se refieren a la materia penal. De -ese apartado, 80% las presentan las víctimas del delito. De allí nuestra -inquietud por promover los derechos de la víctima de un delito. Y solamente 20% -las han presentado los presuntos responsables de haber cometido un delito. En -los ocho años de existencia de la Comisión no hay una sola recomendación que -pida que se deje en libertad a un presunto responsable de haber cometido un -delito. En ese sentido, la CNDH solamente se pronuncia por que tanto el -Ministerio Público como la policía judicial actúen conforme la ley lo marca.

- - ¿Quién estaría interesado en desprestigiarla?
-
-
Desde luego que hay muchos grupos que han sido lastimados, que ven su -trabajo entorpecido, grupos que no saben investigar, acostumbrados a vicios -arraigados de muchos años. Acostumbrados a obtener averiguaciones previas a -base de intimidaciones, torturas, coerciones... Creo que se les hace muy -difícil retomar desde un principio una investigación y aprender a -investigar... porque no lo han aprendido nunca. Se les hace más fácil decir: -“No hacemos nuestro trabajo porque la CNDH nos lo impide...” Y nosotros no -atamos las manos de nadie. Sólo pedimos que actúen como la ley lo dicta.

- - ¿Cree que esa campaña de desprestigio disminuiría si el titular de la CNDH -fuera nombrado por el Congreso?
-
-
No, no creo. Esa es una campaña que proviene de los cuerpos policíacos y -de las agencias del Ministerio Público. En nada tiene que ver con el -nombramiento del titular.

- - Pero, ¿sí ganaría legitimidad el puesto si fuera decidido por los -congresistas?
-
-
Yo digo que, más que nada, tendría apoyo porque cada vez la sociedad está -más politizada. Y si el nombramiento del titular se realiza a través de un -consenso entre las diversas fracciones parlamentarias que representan a los -diversos partidos políticos, se lograría una pluralidad. Yo le digo que mi -designación, si bien fue hecha por el presidente Zedillo, tuve que pasar por un -examen y por la aprobación de los cinco partidos políticos y fui aprobada por -unanimidad, cosa que no había pasado antes.

- - Sin embargo, su gestión ha sido fuertemente criticada por los legisladores -de oposición, no por los del partido oficial...
-
-
No lo considero así. Tengo una excelente relación con los representantes -del PRD, del PAN, del PRI desde luego..., del PT también y del PVEM. Los que -integran la Comisión de Derechos Humanos del Congreso hemos trabajado muy de la -mano. Constantemente me piden información y tenemos reuniones periódicas muy -frecuentes. Ellos se apoyan mucho en la información que les damos para revisar -su trabajo. Yo creo que la suya es una visión errónea. Sí convendría que -usted se entrevistara con ellos.

- - Se lo prometo. Honestamente, ¿se esperaba este tipo de ataques?
-
-
Claro que sí. Y no es la primera vez. Yo, como mujer, y con mi función que -siempre he querido desempeñar a cabalidad y dentro del estricto marco del -derecho, causo sorpresas con mi forma de ser. Desde que trabajé en el Estado de -México no siempre tuve aplausos. En muchas ocasiones tuve cuestionamientos -pero, afortunadamente, al hacer un recuento se reconoce la función y se apoya a -la institución.

- - ¿Cómo asume el descontento de quienes le critican?
-
-
Como lo diría el Quijote: “Si los perros ladran, es que vamos caminando -por el buen camino...(sic)”

- - ¿Su puesto actual es una de las máximas aspiraciones en su carrera -profesional?
-
-
Cada responsabilidad de mayor envergadura significa la culminación de un -esfuerzo, pero nunca podemos decir que es la cúspide. Podemos sentirnos -satisfechos de cada peldaño, pero no se trabaja para obtener un puesto como un -premio, sino para obtener satisfacciones. Si se nos invita a asumir una nueva -responsabilidad significa que la anterior se cumplió a cabalidad.

- - ¿Le agradaría entrar de lleno a la política?
-
-
Bueno, esta función dentro de la defensa de los derechos humanos no la -considero una función política. Son tareas netamente sociales, muy ligadas al -trabajo social.

- - Pero, ¿sí quisiera un puesto político?
-
-
Nunca he pensado en un trabajo político porque nunca he tenido la -oportunidad de desempeñarlo. Pero desde luego que en la vida profesional muchas -cosas pueden venir... No podemos augurar hacia el futuro.

- - ¿Cómo recuerda su paso por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de -México?
-
-
Desde luego que fue una experiencia muy enriquecedora en virtud de crear una -institución que no existía, el ir ganando espacios dentro de la sociedad, -credibilidad, el ir formando una autoridad moral para que la sociedad se -acercara y demandara el apoyo de la CDHEM fue muy enriquecedor para mi carrera. -Desde luego que fue el antecedente para poder desempeñar mi labor a nivel -nacional.

- - En ese paso por ganarse la credibilidad de los mexiquenses, ¿contó en algo -su condición de mujer?
-
-
Yo creo que no. Fíjese que tal vez sea yo una persona muy rara porque nunca -me he detenido a pensar si soy hombre o soy mujer. Lo único que pienso es que -tengo cerebro, que puedo actuar, que tengo energía...

- - En una entrevista que le hicieron hace poco usted dijo que sus alumnos más -inteligentes siempre han sido mujeres. ¿No le parece un comentario sexista?
-
-
No, es objetivo. Allí están las listas de calificaciones. Muy objetivo fue -mi comentario. Yo le puedo demostrar que las calificaciones más altas tienen -nombre de mujer...

- Así como me ha dicho que a la hora de desempeñar su trabajo no repara en si -es hombre o mujer, entonces ¿a qué se refiere cuando dice que las mujeres le -imprimen un “toque femenino” a sus labores profesionales?

- Yo le voy a dar una contestación científica, fíjese... Se va a -sorprender... Está comprobado por los neurólogos que tenemos dos hemisferios -en el cerebro. Y que la mujer utiliza sus dos hemisferios al actuar. Y el hombre -solamente uno. Entonces, como mujeres podemos imprimir la racionalidad con el -sentimiento sin involucrarse, necesariamente, con uno u otro. El hombre, cuando -actúa bajo uno de los dos hemisferios, puede actuar con ira o con mucha -sensibilidad, muy blando... son los extremos, pero deja de lado el raciocinio. O -cuando solamente trabaja con el hemisferio del racionamiento (sic), se desliga -totalmente del sentimiento y es muy calculador, muy frío, muy impasible. La -mujer puede combinar las dos funciones usando los dos hemisferios de su -cerebro...

- - En un país machista, ¿nunca ha sentido presiones por ser mujer?
-
-
A veces me pongo pantalones... (ríe).

Ahora ve
No te pierdas