6 prácticas para enfrentar la nueva rea

El mundo empresarial mexicano pone sus barbas a remojar ante los escándalos financieros en Estados
Louise Guénette

Uno tras otro se cayeron los símbolos del mundo corporativo –Enron, Arthur Anderson, WorldCom– y la Securities Exchange Commission de Estados Unidos investiga a unas 20 empresas más que están bajo sospecha de hacer reportes falsos.

-

Las secuelas del desastre no tardaron en llegar a México. La volatilidad se apoderó del índice de la Bolsa de Valores. A finales de julio, el IPC había perdido 6% del valor que tenía a principios de año. El mercado de certificados bursátiles, donde dominan los inversionistas nacionales, también se contrajo, según Roberto Guerra, director general de Fitch IBCA México.

-

Los directores de las compañías más solicitadas en el mercado de valores tuvieron que controlar los daños. A finales de julio, Cemex dedicó la mitad de su conferencia anual en Nueva York para asegurar a los inversionistas la fiabilidad de su información financiera. En reuniones y teleconferencias con analistas y gestores de fondos de inversión, Jorge Lara, director de Finanzas en Kimberly Clark de México, ha estado respondiendo a preguntas que antes nadie se preocupaba en hacer: ¿Cuál es el origen de los accionistas de la corporación? ¿Cómo se estructura el Consejo de Administración? ¿Existe un comité de auditoría? ¿Quiénes son los auditores?

-

La oleada de desconfianza llega a un México que ha avanzado en el tema del gobierno corporativo, aunque no lo suficiente como para jactarse. Por ley, las firmas que cotizan ya habían empezado a revelar su grado de cumplimiento del Código de mejores prácticas publicado a finales de 2000. El fenómeno pegó justo el año en que las empresas públicas que todavía no lo habían hecho estaban celebrando las asambleas de accionistas en las que nombraron consejeros independientes y comités de auditoría, también exigidos por ley. Es más, ese esfuerzo en curso tomó mucho más fuerza a raíz de los escándalos.

-

“Todo el mundo puso mucho interés en esto”, dice Javier Soní, socio líder de Auditoría en PricewaterhouseCoopers. Ya se hablaba de la necesidad de conformar los comités de la materia no sólo con asesores externos, sino con peritos en auditorías y finanzas. El ejecutivo dice que todas las comisiones con las cuales trata tienen por lo menos un miembro experto –el mínimo que se exige como requisito legal en el país vecino, con la ley Sarbanes-Oxley que el presidente George Bush firmó el 30 de julio–.

-

También ha notado que su profesión ya no es considerada un commodity, es decir un producto en el que no hay grandes diferencias entre proveedores. Antes, al escoger un auditor, las organizaciones buscaban el mejor precio; con la crisis de confianza, buscan quién dará credibilidad a sus estados financieros.

-

Experimentados en vigilancia
A diferencia de las estadounidenses, las empresas de los mercados emergentes han estado bajo la lupa desde hace mucho tiempo, dice Carlos Peyrelongue, director de Análisis en Merrill Lynch. Del escrutinio surgieron las críticas y de ellas un esfuerzo, que ya lleva años, por pulir el funcionamiento del mercado bursátil. La última cresta en este proceso fue la Ley de Mercado de Valores que el Congreso de la Unión aprobó el 1 de junio del año pasado. Esa legislación responde a los riesgos propios de la estructura de capital de las emisoras del país, explica Jorge Familiar, vicepresidente de Supervisión Bursátil en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Es decir que reacciona al hecho de que los accionistas mayoritarios a veces manejan sus agrupaciones sin tomar en cuenta los intereses de los minoritarios.

Por ejemplo, la CNBV sacó en abril una norma sobre adquisiciones para regular los cambios de control de las compañías. La regla obliga a que se lleve a cabo una oferta pública en casos de compraventa del dominio de la empresa, para que la oportunidad de vender al mismo precio esté al alcance de todos los dueños. Con esa medida Vodafone no hubiera podido acordar sólo Grupo Peralta su compra de 34% de Iusacell, como hizo en enero de 2001. Tales prácticas no son tema en la unión americana, asegura el entrevistado. Como los accionistas están pulverizados allá, es práctica común hacer una oferta pública para todos.

-

El mismo hecho de que las agrupaciones sean todavía familiares en México se vuelve una salvaguarda contra el tipo de escándalo contable que se ha dado en el vecino país del norte, con altos directivos que reportan información financiera incorrecta, aunque avalada por los auditores, a los accionistas de las empresas. Aquí los dueños son identificables. En la unión americana un socio con mucha participación llega a tener 4% de la firma, por lo tanto los directores tienen mucho más poder, explica Lorenzo Fernández, profesor y jefe del área de la Dirección Financiera del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE).

-

Ello no quiere decir que todo está cubierto de este lado de la frontera. “Lo veo considerablemente más remoto, pero desde luego que existe la posibilidad en México de falsear la información contable”, afirma el académico. El país no está exento de la codicia. “Hace un par de años vivimos el momento más alto en la Bolsa estadounidense, la gente esperaba rentabilidad exagerada, fuera de la realidad, pero como se estaba dando, se creía que era la forma de ganar dinero. Esto ponía mucha presión para que las compañías dieran resultados, lo que, aunado a la falta de sentido ético de los directivos, ocasionó las prácticas equivocadas.”

-

Expansión buscó nuevas prácticas corporativas que las agrupaciones aplican voluntariamente para no dejar piedra sin mover ante el inversionista ansioso. Las encontró en grandes consorcios como Grupo Televisa, Cemex y Corporación Geo. La fiebre incluso llegó a las empresas no públicas, como Grupo ADO.

-

Por su parte, la CNBV promueve la creación de un órgano de supervisión del trabajo de los auditores para dar más seguridad acerca de la veracidad de la información financiera.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los dientes
Más allá del avance en las leyes, está la cuestión del poder que tiene la autoridad para detectar y sancionar las prácticas indebidas. Varias personas consultadas durante nuestra búsqueda expresaron dudas en cuanto a este punto.

Familiar asevera que la Comisión realiza visitas a emisoras e intermediarios bursátiles para investigar violaciones a la Ley de la CNBV y más recientemente a la Ley de Mercado de Valores. La autoridad sancionó a 26 personas por el uso de información privilegiada en los últimos seis años, afirma. Los datos acerca de tales castigos no son públicos.

“Ya empezamos a hacer ciertas investigaciones fundadas en la nueva legislación. Cuando se agoten los recursos de las personas implicadas, se podrán hacer públicas”, señala. Pasará todavía más de un año antes de que la comunidad financiera vea muestras del peso regulatorio de la CNBV.
Ahora ve
Servicios de emergencia enfrentan dificultades para trasladarse en la CDMX
No te pierdas
×