¡A correr!

La carrera presidencial acelera, y la autoridad del presidente Vicente Fox languidece.
José Fernández Ramos

La lucha por el poder en 2006 ha entrado a una fase más intensa con la -salida de Marta Sahagún del juego y la renuncia del secretario particular del -Presidente. No son buenas noticia para Vicente Fox, cuya imagen de héroe que -derrotó al PRI luce maltrecha. Se pronostica que habrá sangre, sudor y -lágrimas.

- Tras varios meses de críticas recurrentes a las intenciones implícitas de -la primera dama de entrometerse en la contienda, se vio orillada a declinar -oficialmente.

- Pero antes dejó en el camino dos bajas importantes dentro del equipo -presidencial. El secretario de Energía, Felipe Calderón, y Alfonso Durazo, -secretario particular de Fox, renunciaron molestos por las maniobras de Sahagún -para operar su candidatura presidencial desde el poder, al estilo Evita Perón. -Y criticaron a Fox por no hacer nada para impedirlo.

- “Lo peor de todo es que la señora no tenía ninguna posibilidad real de -ser presidenta,” dice George Grayson, profesor de la universidad de William -& Mary, en Virginia, Estados Unidos, y analista del Centro de Estudios -Estratégicos Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés), con sede en -Washington.

- La renuncia de Durazo, mediante una dura carta de 19 páginas que catalogaba -las maniobras de Sahagún como una amenaza a la democracia, deja a Fox sin su -mejor operador político e interlocutor con la oposición. Aunque en su carta -Durazo hizo mucho énfasis en el manejo de poder de Marta, puso al descubierto -el profundo aislamiento en el que se encuentra Vicente Fox, y el desvanecimiento -de su liderazgo.

- Este episodio de la pintoresca política mexicana comenzó con revelaciones -del diario inglés The Financial Times en enero sobre millonarias -irregularidades en la fundación de Sahagún, Vamos México. Y culminó con un -severo editorial de The New York Times el 12 de Julio, exigiendo que Fox y su -esposa le hicieran un favor a México descartando de manera inequívoca una -postulación. Horas después ella concedió el favor.

- El activismo de Sahagún logró algo que parecía imposible; regresar a -México a la atención de la prensa estadounidense. Desde 2001, tras los -atentados terroristas, los temas mexicanos habían perdido atención. “Gracias -a Marta Sahagún nuestros editores abrieron los ojos a México,” comenta un -corresponsal.

- Ya sin Marta como factor de distorsión, la lucha sucesoria adquiere mayor -intensidad y se esperan nuevas batallas y alianzas, pero la figura de Fox ha -quedado severamente afectada.

- En los círculos políticos de Washington y de Nueva York, Fox pasó de ser -un líder políticamente lisiado, incapaz de ejecutar (un lame dock en la jerga -política estadounidense) al estatus de cadáver político (dead duck).

- Un reporte de la correduría Merrill Lynch ve los acontecimientos recientes -sólo como “ruido político”, que no modifican su lectura actual de que no -habrá reformas estructurales por lo que resta de la administración Fox. De -hecho el ruido político es previsible y hasta cierto punto está descontado por -los operadores de inversiones en Wall Street, por lo que no se esperan cambios -relevantes en la calificación crediticia para México, que goza de grado de -inversión desde 2000.

- Los primeros resultados de las elecciones para gobernadores de este año, en -las que el PAN perdió un importante bastión, Chihuahua, demuestran la profunda -debilidad de la administración foxista, dice el reporte de Merrill Lynch.

- En la pista
-
A pesar de los grandes descalabros que ha sufrido el jefe de gobierno del -Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, por los escándalos de -corrupción de colaboradores muy cercanos, sigue siendo, de los contendientes a -la presidencia, el de mayor intención de voto. De acuerdo con la encuestadora -María de las Heras, López Obrador cuenta ya con más de 10 millones de votos. -Fox ganó las elecciones en 2000 con 16 millones de sufragios (42.5%) en una -elección muy competida y de alta participación (64% del electorado).

- Todas las amenazas de desafuero contra López Obrador son bravuconadas, dice -Grayson, estudioso de la política mexicana durante tres décadas y autor de -varios libros sobre el tema. “El PRI y el PAN quieren dañarlo para erosionar -su popularidad, pero a ellos y al gobierno es a quienes menos les conviene una -acción como esa, pues cualquier elección sin López Obrador sería considerada -ilegítima, por muy legal que pudiera ser la eliminación de su nombre de las -boletas.”

- El mayor problema para López Obrador está dentro de su propio partido. Los -escándalos de corrupción afectaron más al PRD que al jefe de gobierno de la -capital del país.

- Por ello, cuando se asocia en las encuestas a López Obrador con su partido -baja la intención del voto, coinciden De las Heras y el analista político -Isidro Cisneros, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

- “Ha hecho un trabajo formidable,” dice Greyson, “pero los problemas de -la ciudad son tan grandes que opacan cualquier cosa.” Y es precisamente en su -gestión donde recibirá los mayores ataques políticos.

- Grayson, quien prepara actualmente un libro que compara las administraciones -de Fox y de López Obrador, está convencido de que el gobernante del DF tiene -todo de su lado para obtener la candidatura de su partido y que muy -probablemente será el próximo Presidente, aunque con la misma trágica -condición que Fox, sin margen de maniobra ante un Congreso mayoritariamente -opositor y profundamente dividido.

- El astuto
-
El contendiente que arrancó primero, el ex canciller Jorge Castañeda, ha -sido muy hábil en el manejo de su modesta campaña.

- Solitario, sin partido, va recogiendo capital político en universidades y -poblados, pregonando un gobierno de alguien no político, aunque al final -tendrá que aceptar la nominación de Convergencia por la Democracia, una -agrupación marginal, pues las leyes mexicanas no contemplan la figura de -candidatos independientes.

- De las Heras calcula que Castañeda tiene posibilidades de obtener de 1.5 a -dos millones de votos, muchos para un personaje pero insuficientes para ganar la -elección.

- En unos comicios que se vislumbran cerrados, Castañeda podría ser el fiel -de la balanza, aunque los votos que conquiste van a ser panistas y perredistas, -calcula Grayson, por lo que finalmente podría estar beneficiando al PRI.

- El mañoso
-
Aunque en el PRI parece que su dirigente Roberto Madrazo tiene todo bajo -control, lo cierto es que el viejo dinosaurio está tomando la siesta, aunque -los pequeños empujones que hoy ocurren con discreción van a subir de tono -hasta llegar a las patadas. Por lo menos.

- “Habrá moretones, sangre, gritos,” pronostica Grayson. El mayor riesgo -que enfrenta el partido es una fractura.

- A nadie le extrañaría que la secretaria general del PRI, Elba Esther -Gordillo, terminara apoyando a un candidato de otro partido, comenta Cisneros. A -Castañeda, por ejemplo, con quien le unen grandes afinidades.

- Ya hubo una primera batalla previa entre Madrazo y Gordillo por el control -del PRI en el Congreso. Madrazo salió victorioso y ahora tiene en su poder al -partido, pero sabe que va a enfrentar una fuerte oposición.

- “Anda callado y concentrado en cosechar dinero, porque sabe que esa será -quizá su mejor herramienta”, dice Grayson.

- Las candidaturas a puestos de elección han llegado a manos de personajes que -tienen dinero para pagar su campaña, como el caso controvertido de Jorge Hank -Rohn, quien quiere ser alcalde de Tijuana. Cosa que indigna mucho al priísmo -tradicional, que ve la estrategia como un sistema de franquicias.

- La codiciada nominación del PRI va a ser una prueba difícil para el -partido. En ella Madrazo tendrá que enfrentar personajes de poder entre quienes -se incluyen los gobernadores del Estado de México, Arturo Montiel; de Hidalgo, -Manuel Ángel Núñez; y de Veracruz, Miguel Alemán.

- Conquistadores vencidos
-
La gran ironía del Partido Acción Nacional es que con el triunfo de Fox en -2000 perdió dos oportunidades de acceder al poder presidencial pues Fox ha -gobernado al margen de su partido, y sus errores y promesas incumplidas le -cierran el camino en 2006.

- Hay tres personajes panistas que visiblemente corren tras la nominación de -su partido: el secretario de Gobernación, Santiago Creel, el senador Carlos -Medina, y el ex secretario de Energía Felipe Calderón, quien dejó su -posición en el gabinete para tomar la delantera, aunque su nombre figura debajo -de Creel en las encuestas.

- Sin embargo, ninguno de los analistas consultados cree que el PAN vaya a -estar cerca del triunfo, considerando las actuales circunstancias.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

–con la colaboración de Ana Ávila.

Ahora ve
Mexicanos hacen frente a las pérdidas que les dejó el sismo del 19 de septiembre
No te pierdas
×