A la caza de buenas ideas

La innovación tiene clientela asegurada. Hay desde tratamiento dental con láser hasta aumento inst
Juliana Fregoso

Renovarse o morir es un dicho popular que comenzó a funcionar entre los negocios en serie. A través de formatos novedosos que rebasaron las fronteras de lo tradicional se rentan películas por horas, se aplican servicios odontológicos y se vende autoestima en zapatos.

- Pese a que hay centenares de franquicias en una veintena de sectores “ya existe la tendencia hacia la generación continua de nuevos conceptos tanto en áreas tradicionales, como alimentos y bebidas, o en sectores innovadores”, explica Enrique Alcázar, de la firma Alcázar, Tormo y Asociados.

- El nuevo público meta de los franquiciatarios son los 50 millones de habitantes en el país menores de 35 años. Como Dental Perfect que presta servicios odontológicos con rayo láser; Con Don Pon, dedicada a la venta de 20 variedades de preservativos y libros sobre orientación sexual a través de cinco locales o la estadounidense Chip The Child ID Program, que implanta tecnología GPS para localizar personas e imparte cursos de capacitación en escuelas con el objetivo de prevenir secuestros.

- Las estéticas infantiles, boutiques de ropa infantil, casas de empeño, pastelerías, tintorerías, cuidado de la belleza facial y corporal, son algunos conceptos tradicionales que también llaman la atención de los inversionistas.

- Pero por más innovador que sea no todo es franquiciable. Lo son “únicamente los modelos exitosos que puedan duplicarse y aplicarse en zonas con condiciones de crecimiento para el negocio, pero además con un plus que lo arraigue en distintas áreas”, agrega Jude García, director general de Grupo MFV México, organizador de la Feria Internacional de Franquicias.

- Además es una buena fórmula de crecimiento para empresas que no cuentan con recursos para expandirse mediante establecimientos propios. No por nada, desde 1995 el sistema ha crecido a un ritmo de 12% anual.

Ahora ve
No te pierdas