A la justa medida

-

Pocas situaciones hay más molestas durante el día que pasar horas con una prenda incómoda. Para evitarse el mal rato, muchos hombres han optado por mandar hacer sus camisas a medida, lo que además les permite darse el gusto de escoger todos los detalles: cuello, puños, tela, color, botones y, en lugar de portar el monograma de una marca, llevar bordadas sus iniciales. Para la temporada otoño-invierno 2001, los diseñadores sugieren colores sólidos; los clásicos blanco y azul siguen con fuerza, complementados con azul francés o marino, aceituna, arena, canela y todas las gamas de gris.

Ahora ve
Float, un prototipo de vehículo flotante, nos acerca al auto del futuro
No te pierdas
×