A pie por Buenos Aires

-

La capital de Argentina es una ciudad deliciosa, segura y, a pesar de la grave crisis económica que la aqueja, conserva todo el vértigo cultural, gastronómico y nocturno que siempre la ha caracterizado. Aunque parezca extraño, este es un buen momento para conocer la ciudad porteña, ya que ofrece buenos precios y, con un poco de sentido común, puede descubrirse con toda tranquilidad.

- -

AM

- -

Una mañana caminando en el microcentro inicia en la Plaza San Martín, magnífico lugar para charlar y mirar a la gente que pasa. De ahí enfilamos hacia la Galería Ruth Benzacar la más importante del país. Si se queda picado, camine unos cuantos metros sobre Marcelo T. De Alvear: se topará con la Fundación Federico Jorge Klemm, otro reducto imperdible del arte argentino.

- -

Sobre Florida, llegará a Galerías Pacífico, una antigua estación de tren convertida en centro comercial, en las que puede encontrarse prácticamente de todo. El Centro Cultural Borges tiene su sede en el tercer piso.

- -

El almuerzo se hace entre las 12 y las 14 horas y la oferta es múltiple. Filo sirve pizzas, emparedados y delicias estilo veneciano. Es un lugar con mucho ambiente. En el segundo nivel de Florida 947 funciona el restaurante 3/4, con propuestas gastronómicas sofisticadas.

- -

Se puede seguir hacia la Plaza de Mayo 5. Al fondo está la Casa Rosada. Sobre Avenida de Mayo vale la pena tomar un descanso en el Café Tortoni, un inmenso salón con mozos salidos de una foto antigua. En el subsuelo sesiona la Academia Nacional del Tango. Al llegar a 9 de Julio –los bonaerenses dicen orgullosos que es la avenida más ancha del mundo–, podemos enfilar hacia la Plaza de la República, cuyo Obelisco ha merecido ser un símbolo de la ciudad.

- -

PM

- -

Para tomar la copa antes de la cena se puede ir a la zona de las calles Marcelo T. De Alvear, Reconquista, 25 de Mayo y San Martín, donde hay muchos sitios recomendables: La Cigale, the Kilkenny, Saturnalia. Todos ellos muy cercanos unos de otros y con happy hour. Si se trata de elegir algo más elaborado y de moda, conviene enfilar hacia el Gran Bar Danzón en la calle Libertad 1161, wine bar de estilo neoyorquino.

- -

Como la cena porteña suele hacerse tarde, conviene reservar una mesa en Cabaña Las Lilas, en los muelles de Puerto Madero: una parrilla con carne 100% argentina de primera.

- -

La vida nocturna de Buenos Aires arranca alrededor de las 12 de la noche y es clásico salir de los lugares directamente a desayunar. En este rubro la oferta es igualmente extensa: Asia de Cuba, también en Puerto Madero (Pierina de Alesi 750, atrás del Hilton) está muy de moda. Los habitués tienen más de 25 años y la propuesta es tragos y dancing hasta el amanecer.

-

Ahora ve
No te pierdas