A rendir cuentas

-
Los editores

Los gobernantes mexicanos tienen un raro concepto de lo que significa la palabra responsabilidad. Acostumbrados a no rendir cuentas públicas sobre lo que hacen o dejan de hacer, presidentes, secretarios de Estados y gobernadores suelen dar, sin más, carpetazos a los asuntos que más interesan y preocupan a la nación. Y lo hacen con mayor desfachatez cuando podrían estar precisamente involucrados en estos actos de abuso de poder. Eso se llama impunidad. Justo lo que Ernesto Zedillo prometió combatir desde el primer día de su mandato.

-

En las últimas semanas se han ventilado toda una serie de sucesos que tienen como común denominador la falta de transparencia o el abierto ocultamiento de la verdad. Destacan, por un lado, los astutos cantinfleos del ex presidente Luis Echeverría alrededor del 2 de octubre de 1968, primero ante un grupo de legisladores y después frente al historiador Enrique Krauze. Por otro, están las cuentas poco claras de los ex regentes del Departamento del Distrito Federal, acusados de corrupción por el actual gobernador capitalino. En ambos casos prevalece la confusión y un poco convincente deslinde de responsabilidades.

-

En este país de intereses tan bien protegidos, nadie en las altas esferas del poder tiene la culpa de corruptelas y crímenes. Siguen sin esclarecerse, así sin más, los asesinatos de Luis Donaldo Colosio, José Francisco Ruiz Massieu y el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, los de los anónimos muertos de Aguas Blancas y Acteal, los desfalcos de Conasupo, las irresponsabilidades de Pemex... Olvidan quienes gobiernan este país que la sociedad, justamente la que les otorgó el poder con su voto, tiene derecho a pedir cuentas. Olvidan que no hay desarrollo económico sustentable sin la prevalencia de un auténtico estado de derecho y que el clima para la inversión jamás podrá ser favorable sin garantías jurídicas. Olvidan que sus abusos son la causa primordial de las cíclicas crisis que han ocasionado el multitudinario cierre de empresas y de fuentes de empleo. Olvidan que la impunidad es el arma que más divide a los mexicanos.

-

Sólo la verdad reconcilia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Otro reconocimiento al periodismo de Expansión
Todos los que hacemos esta revista nos enorgullecemos del otorgamiento de la Beca Citibank para Periodistas de Economía y Finanzas a Zacarías Ramírez Tamayo, subeditor de Expansión. Por segundo año consecutivo se concede el reconocimiento a esta publicación (en 1997 la beca fue ganada por Antonio Puertas, también subeditor). Como parte del programa, Zacarías participará en un seminario de actualización organizado por la Facultad de Estudios Comparativos de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Ahora ve
Veolia busca convertir la basura de la CDMX en energía eléctrica para el Metro
No te pierdas
×