A toda velocidad

El mercado de internet de banda ancha está caliente. En 2004 significó $156 mdd. sólo Prodigy cre

Un minuto es un lapso pequeñísimo de tiempo, prácticamente no es nada… o lo es todo. Justo ahí recae la diferencia entre bajar una página de internet en un minuto o descargarla instantáneamente.

- Y esa diferencia ha cobrado vital importancia, por ello las cuentas de acceso de alta velocidad a la Red se están vendiendo como pan caliente: en la segunda mitad de 2004, Prodigy, uno de los principales proveedores de ese servicio, se echaba a la bolsa unos 40,000 nuevos usuarios al mes.

- Al cierre del primer trimestre del presente, este operador reportaba 665,321 suscriptores en Infinitum, registrando un incremento anual de más de 190%, lo que coloca a la empresa como líder, tomando en cuenta que la consultora de tecnología Gartner reporta que en México existen aproximadamente 700,000 cuentas de acceso de alta velocidad.

- Y es que el nuevo mercado está justamente ahí y ya no en la conexión por marcación (dial up) donde la demanda está cayendo. Baste decir que Prodigy disminuyó su participación 8% durante el primer trimestre anual.

- La capacidad sí importa
La llamada banda ancha es la capacidad de recibir y/o enviar más información en menor tiempo; es decir, transmitir miles, y hasta miles de millones de bits por segundo –que se traducen en documentos, archivos de audio y videos–, como resultado de la vertiginosa evolución de la tecnología.

- Son varias las opciones tecnológicas que hacen posible la oferta de servicios de banda ancha que deben sobrepasar, de acuerdo con la mayoría de proveedores, velocidades de 256,000 bits por segundo (mejor conocidos como 256 KBPS), aunque hay expertos que opinan que habría de considerarse a partir de un millón de bits por segundo (o 1 MBPS).

- Para conexión a internet de alta velocidad está ADLS (Asymmetric Digital Suscriber Line), que no es otra cosa que utilizar el cable de cobre del teléfono y mejorar su desempeño empleando un equipo especial. Esto se traduce en redes de datos para comunicaciones asimétricas, que quiere decir que el usuario tiene una velocidad para conectarse y enviar información y otra para bajar o recibir datos. Por ejemplo, en esta infraestructura se basa el producto Prodigy Infinitum, de Telmex, que tiene una velocidad de entre 256 KBPS a 2 MBPS para bajar archivos y una de 128 KBPS para subir información.

- Otra opción interesante es el sistema PowerLine Communications, que consiste en transmitir datos utilizando la infraestructura de la corriente eléctrica; es decir, empleando el cable de la luz.

- Por el momento, la Comisión Federal de Electricidad ya está haciendo pruebas para proveer conectividad a localidades a las que no llega la red telefónica, pero sí la de energía.

- Sus velocidades de conexión van de los 2 a los 12 MBPS, según refiere el sitio web de la empresa española Domótica Soluciones Integrales, que ya lo ofrece de manera comercial.

- La amplia cobertura y una alta calidad de transmisión son las ventajas que ofrece el servicio de conexión a internet vía satélite. A través de PanAmSat, Pegaso Banda Ancha ofrece en México el servicio a usuarios finales y a empresas. Otro de los servicios que están disponibles en el mercado es el Sistema de Distribución Multipunto por Microondas (conocido como MMDS, por sus siglas en inglés). En nuestro país lo emplea la compañía Ego (http://www.ego.net.mx/) y se concibió originalmente para la distribución de video en lugares que no tuvieran infraestructura de cableado. Como la transmisión se hace de un punto hacia múltiples usuarios no debe existir ningún obstáculo físico entre la antena emisora y la receptora. Por sus características, los proveedores de este tipo de servicios pueden, además de la conexión web, ofrecer también televisión por cable, videoconferencia y otras soluciones multimedia.

- Hace alrededor de cuatro años, el cable módem era la única tecnología alternativa en América Latina para el acceso web a alta velocidad, pero en la mayoría de los países –con excepción de México– se consideró un servicio de lujo hasta que apareció ADSL.

- Consta de un dispositivo que conecta una PC a la línea de televisión por cable y recibe información a 1.5 MBPS. Esta opción está disponible a través de los llamados “cableros”.

- Precisamente a través de un cablero, la compañía de telefonía Maxcom recientemente empezó a ofrecer sus servicios Triple Play (telefonía, televisión e internet) en la ciudad de Querétaro. Su principal ventaja es la entrega de soluciones de comunicaciones y entretenimiento a través de un solo proveedor, una sola factura y un solo punto de atención a clientes.

- “El aspecto tecnológico es sólo una parte del modelo de negocio de los operadores de servicios de banda ancha, por otra parte está su capacidad para invertir en infraestructura”, afirma Gabriela Báez, analista para la región de Pyramid Research. Y los operadores lo saben: Pegaso Banda Ancha invirtió más de $20 millones de dólares para lanzar su servicio, mientras que Telmex gastó casi $50 millones de dólares en el desarrollo y expansión de la plataforma de servicios de nueva generación, entre ellos Prodigy, de acuerdo con el reporte financiero del primer trimestre de 2005.

- Redes con poder
A pesar de que la mayoría de las cuentas de acceso a alta velocidad que provee Telmex se usan para navegar por la red –de acuerdo con Javier Vázquez, subdirector de la Unidad de Negocios Infinitum, de Prodigy–, lo cierto es que los servicios de banda ancha no solamente consisten en bajar más rápido las páginas web. La necesidad de tener información siempre disponible en las empresas y de poder transmitirla como datos, voz o video, extienden el mercado de banda ancha a las redes fijas y móviles.

- Las redes privadas virtuales, la telefonía sobre el protocolo de internet IP, las redes inalámbricas y la telefonía celular de las llamadas tercera y cuarta generación, complementan la oferta de soluciones y servicios de esta nueva industria.

- Ravi Narayanan, consultor especializado en convergencia de ingeniería de 3Com, explica que los costos de la infraestructura de redes han bajado considerablemente, al igual que los precios que el usuario debe pagar por mayor ancho de banda.

- Al cierre de 2004, el mercado de conectividad para IP y redes virtuales privadas (VPN, por sus siglas en inglés) en México sobrepasó los $52 millones de dólares. Los detonadores de la aceptación de banda ancha en redes empresariales de área local son precisamente las soluciones de telefonía IP, pues permiten transmitir voz por la infraestructura de datos ya existente en la compañía, asegura Gerardo Sandoval, director de Investigación en Telecomunicaciones en IDC México.

- Otra de las aristas en este tema son las redes inalámbricas –cuya velocidad de conexión parte de 54 MBPS– que hacen uso de la tecnología Wi-Fi. Telmex también está logrando su rápida introducción en hogares, así como en pequeñas y medianas empresas. “El secreto de la masificación de una tecnología es hacerla accesible en cuanto a disponibilidad y precios, así como fácil de instalar y administrar”, reveló Juan Ludlow, director de Operaciones de la Red de Datos de Telmex/Uninet.

- Los analistas esperan que la explosión de este mercado se dará realmente cuando se adopte el siguiente estándar de comunicaciones sin cables (Wi-MAX).

- El cuento de nunca acabar
“La banda ancha ha sido, detrás de la telefonía celular, el caso de éxito de crecimiento de mercado más importante en los últimos dos años y ha excedido las expectativas tanto en México como en América Latina”, asegura Juan Fernández, analista principal de Infraestructura de Telecomunicaciones de la consultora Gartner. Las cifras lo comprueban por sí solas: El valor del mercado mexicano de acceso a internet de alta velocidad fue de $156 millones de dólares en 2004 ($90 millones en ADSL y $66 millones en cable módem) y se espera que crezca este año a $200 millones de dólares.

- La inversión en infraestructura tecnológica por parte de los operadores empieza a rendir frutos; sin embargo, las actualizaciones tendrán que hacerse constantemente conforme se incrementa la demanda. “Se ofrece ancho de banda a usuarios finales, cuando en realidad los proveedores de servicios no la están incrementando en sus redes dorsales a la misma velocidad. El riesgo es que cuanto más clientes, menor disponibilidad del servicio”, plantea Eric Huesca, director general de la firma de análisis del sector, AMT Consultores.

- La realidad es que las redes de los proveedores de servicios tienen determinadas limitaciones, por ejemplo, en ADSL es la cobertura y en MMSD la interferencia. Por su parte, los cableros tienen problemas para dar financiamiento a sus clientes, mientras que en las redes celulares hay que invertir más, asegura Fernández.

- De igual manera, antes de migrar a nuevas tecnologías de telefonía celular, los operadores deben recuperar la inversión ya hecha y los usuarios deben contar con incentivos para usarlas, entre ellos, precios atractivos, agrega Mariana García, analista de Telecomunicaciones de Select.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Los principales retos para usuarios y proveedores de redes empresariales de alta velocidad es que las conexiones deben estar siempre disponibles, por lo que deben ser más robustas y seguras, opina Narayanan de 3Com, y eso se traduce en invertir en hardware y software.

- Los servicios de banda ancha, además de ser una de las áreas más dinámicas del mercado de comunicaciones, es la puerta de entrada a nuevas aplicaciones, a desarrollo de contenido que antes era imposible precisamente por la lentitud. En definitiva, ésta es una nueva oportunidad de negocio que tiene mucho por crecer, asegura Báez.

Ahora ve
Dream Jet es la mansión de tus sueños dentro de un Boeing 787
No te pierdas
×