Abejas sin fronteras

Una firma belga factura más de $1 millón de dólares vendiendo miel premium que producen 420 indí
Marco Appel / Lieja (Bélgica)

Benoît Olivier, director de la ONG Miel Maya Honing y colaborador de compras -de la comercializadora Maya Fair Trading, prefiere contar historias que -números. Es comprensible: la causa que él y otros compañeros suyos abrazan en -Bélgica es vender miel con fines sociales. Y no cualquier miel, sino una de -altísima calidad que están produciendo y exportando a Europa unos 420 -indígenas mexicanos de Chiapas, Veracruz, Puebla y Guerrero. “Queremos que -los europeos la compren por calidad, no por caridad”, dice Olivier.

- En 2002, la revista belga de información a los consumidores, Test-Achat, -colocó a Miel Maya, la marca con que se venden productos en Europa, -entre las mejores extranjeras. Obtuvo el cuarto sitio, superando a otras 28 que -también fueron escrupulosamente estudiadas en laboratorio. En seis de los ocho -criterios de calidad analizados la calificó con un “Muy bien”.

- Maya Fair Trading, la importadora que nació de un modesto proyecto de -solidaridad en los 70, compró en 2004 a los mexicanos 111 toneladas de ese -delicado producto del que ya se hablaba en los libros sagrados mayas: 66% más -que el año anterior.

- Las ventas del negocio ya rebasaron el millón de euros ($1,250,000 dólares, -a principios de junio) y recientemente abrieron dos nuevos mercados: Francia y -Holanda.

- Hasta hace poco, las grandes cadenas de distribución le hacían el feo a -este tipo de productos, pero ahora, ante la aparición de un consumidor de alto -poder adquisitivo, en sus estantes cuentan con el producto. Un ejemplo es la -segunda red de supermercados belgas Delhaize, que ofrece una versión -plurifloral en frascos de 250 gramos y otra a base de “azahar”, la -exquisitez veracruzana de la casa.

- La gama de productos Miel Maya incluye paletas, dulces de turrón y -pan de especies, cuyas ventas equivalen a la mitad del volumen de negocios de la -firma.

- Crea fama
-
Pero no todo ha sido dulzura en esta historia. Primero, tuvieron que -convivir con el alzamiento zapatista de 1994 en Chiapas. Al mismo tiempo, -comenzaron un proceso para reforzar las normas de calidad que terminó con el -retiro de 60% de los apicultores socios. Dos años después, la aduana suiza -descubrió contenedores “contaminados” con un antibiótico contra una -enfermedad de las abejas que en Europa obliga a los apicultores a quemar a los -insectos para erradicar el mal.

- Esta realidad fue recogida por Test-Achat, concluyendo –con gran -impacto en los medios belgas– que la principal característica de las mieles -de importación era su “mala calidad”. Incluso, advertía que el “sobrecalentado” -al que varias mieles eran sometidas (con el fin de mantener su aspecto “líquido”), -provocaba la pérdida de su riqueza natural y apresuraba su degradación.

- En lugar de llevarse las manos a la cabeza y llorar, lo que hizo Miel Maya -fue reafirmar sus estrictos criterios de calidad; todo con tal de desmarcarse de -la mala fama que arrastra la miel del país. Por ejemplo, la limitación a 18% -de humedad (propia al néctar) reduce el riesgo de fermentación, ya que desde -el momento de la recolecta al consumo final transcurre el tiempo suficiente, un -año, para que ello suceda si no se toman precauciones extremas.

- Y ni pensar en retardar el proceso de cristalización de la miel -calentándola a más de 40 grados (la temperatura tope que alcanza en el -interior de las colmenas), lo que hacen habitualmente las industrias mieleras. -“Nuestra miel es cremosa, lo que gusta a los europeos porque la pueden -embarrar en el pan”, remarca Olivier.

- Imaginar siquiera la utilización de la mínima sustancia química que -pudiera acabar con la pureza del producto, quedó en el mundo de lo -inconcebible. “Los europeos son muy exigentes”, sostiene el entrevistado, -“el tema de la seguridad alimenticia está en el aire tras escándalos como el -de las vacas locas”.

- Tan sólo en Chiapas, la organización Mieles del Sur cuenta con 143 -apicultores, cuyos envíos a Europa oscilan entre 40 y 60 toneladas, que uno de -ellos incumpla las reglas puede acarrear consecuencias desastrosas.

- La miel es uno de los productos agrícolas estrella en las exportaciones de -México a la Unión Europea: sólo la cerveza y el café se vendieron más, -según la Secretaría de Agricultura. El valor de esas exportaciones supera los -$30 millones de dólares, cuyo primer cliente es Alemania. En Bélgica hubo un -vertiginoso aumento y, de $856,000 dólares exportados en 2003, el monto pasó a -$2.4 millones en 2004.

- No obstante, México ni siquiera llega a cubrir una tercera parte de las -30,000 toneladas que tiene derecho a introducir en la UE en virtud del acuerdo -comercial bilateral. En febrero pasado, a cuatro meses del cierre de la cuota -2004/2005, los mieleros mexicanos habían empleado únicamente 29%, -desperdiciando el derecho a vender más de 21,000 toneladas de miel nacional, -pagando un arancel preferencial de 8.6%.

- La explicación de este fenómeno es que Estados Unidos triplicó desde 2002 -sus importaciones de miel mexicana, “yendo incluso empresarios texanos a -firmar contratos hasta Chiapas, algo nunca antes visto”, señala un documento -de Miel Maya Honing. Ello ocasionó el descenso de las exportaciones de miel -común a la comunidad europea.

- Por lo pronto, en los planes de Maya Fair Trading está producir mieles “de -valor añadido” o monoflorales, con lo cual México entrará en franca -competencia con el producto local, en especial de España, del sur de Francia y -de Italia.

- Hay un mercado cautivo: por ejemplo, de la miel de azahar, que elaboran -campesinos de Veracruz y del Estado de Morelos, se produjeron este año seis -toneladas a causa de los temporales, por lo que existe una fuerte demanda a -satisfacer.

- Este tipo de miel la produce también España, pero Olivier está seguro que -la mexicana puede darle batalla. “El consumidor europeo le da preferencia a la -suya en calidad, pero se sentirá atraído por las de México si ofrecen un -sabor especial”, menciona entusiasmado.

- Para él no hay duda de que el país posee una enorme riqueza de flores “exóticas” -que pueden inspirar la producción de “mieles preciosas”. Para lograrlo los -belgas han comenzado a impartir cursos en transhumancia (movilidad de colmenas), -una técnica útil en la obtención de tales delicias.

- “Hay un potencial gigantesco en México: el apicultor debe entender esto, -aprender a seleccionar sus flores, preparar sus panales y trabajar, nada más -que trabajar”, dice.

Ahora ve
No te pierdas