ADE fin de la torre de babel

Y los bancos se alinearon... Horarios extras de atención por la tarde, servicio en sábados y domin

El Acuerdo de Apoyo Inmediato a los Deudores (ADE), que tendrá un costo de aproximadamente N$15,000 millones de nuevos pesos, dividido a partes iguales entre banqueros y gobierno, unificó las prioridades de la banca incluso en materia de publicidad y relaciones públicas.

-

Por primera vez desde que comenzó la privatización, desaparecieron los Probursa, Bancomer, Banamex, Inverlat, Bital, Banorte, Serfín, etcétera, y sólo se escuchó: Asociación de Banqueros de México. La Torre de Babel se disolvió y dejaron de hablar idiomas distintos para dar la cara por el mismo fin.

-

Los dueños de los bancos se reunieron off the record con los representantes de los medios de comunicación para explicarles los alcances del ADE, estuvieron en noticiarios y programas de radio y televisión explicando una y otra vez en qué consistía. En las sucursales, -recorridos breves por diversas instituciones dejaron algo en claro: esta vez la gente sí fue entrenada. No existía la confusión que se dejó sentir cuando arrancaron las Unidades de Inversión -(UDIs) y ni los propios funcionarios bancarios sabían lo qué eran.

-

No había de otra: esta era la última llamada. ¿La publicidad? ¿La -necesidad? Ambas juntas, posiblemente. Lo cierto es que al cierre de septiembre se rebasaron las expectativas de -reestructuración de créditos bajo el ADE que previeron los propios banqueros.

-

En alguna reunión que sostuvo José Madariaga Lomelín, presidente de la ABM, con los miembros de la sección de Finanzas de un medio especializado, dijo -off the record que si se conseguía reestructurar 40% de los créditos que formaban parte del universo del ADE, "los banqueros estaban del otro lado y este programa se habría convertido en todo un exitazo".

-

Entre el 11 y el 29 de septiembre se renegociaron 975,844 créditos equivalentes al 46 % de los adeudos con problemas. A esta cifra se suman los 5,337,000 créditos que no dejaron de pagarse, pero observaron los beneficios de tasas de interés que ofreció el ADE de forma automática. Así, pese a la desconfianza que generó la carta de intención, hubo 140,000 deudores que estuvieron dispuestos a firmarla antes de que concluyera septiembre, con lo que garantizaron --entre otras cosas- postergar la tregua judicial hasta enero de 1996.

-

Disidencia y más problemas. El ADE fue y seguirá siendo altamente cuestionado, por la unilateralidad de la carta de intención o la insuficiencia de sus alcances, según opinan sus disidentes. Pero como "cada cabeza es un mundo" y este proceso de reestructura involucra a más de ocho millones, difícilmente se conseguirá consenso.

-

Las organizaciones de deudores han seguido manifestando su inconformidad ante el ADE y han externado que la reestructuración de adeudos tendría que darse en "Unidades de Salario Mínimo" y no en Unidades de Inversión, ya que los ingresos de los trabajadores no crecerán en la misma proporción que los precios, con lo que la capacidad de pago de los acreditados se pone en entredicho a futuro.

-

En unos cuantos meses nacieron, crecieron -y se politizaron en muchos casos- diversos movimientos, pero muchos se fueron apagando porque comenzaron defendiendo a los deudores y terminaron "saqueándolos", con lo que resultó más costoso el remedio que la enfermedad.

-

Sin embargo, no hay duda que los banqueros tuvieron que flexibilizar sus posiciones, sobre todo cuando sus deudores habían generado ya una cartera vencida equivalente a 17% de la cartera total para agosto de 1995. Histórica en el país.

-

Las cifras evidencian que los banqueros no hicieron muy buen negocio entre 1991 y 1992. Han obtenido utilidades por unos N$28,500 millones de nuevos pesos desde el inicio de la privatización hasta la fecha, pero han tenido que reinvertir 93% de esos ingresos para sacar del rezago y la ineficiencia extrema a sus instituciones.

-

Con ello, los compradores de los 18 bancos tienen acciones de menos de una vez el valor en libros que reportaban en 1991 o 1992, cuando pagaron por esos mismos títulos tres, cuatro y hasta cinco veces su valor contable. Asimismo, 40% de la banca privatizada está presentando utilidades negativas, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

-

En el sprint para resolver la crisis de microdeudores las tasas de interés parecen atractivas y la respuesta abundante. Algunos banqueros aseguran que la ABM conseguirá que se reestructuren 85% de los créditos con problemas que se contemplaron en el ADE, pero el resultado final dependerá de cuán firme sea la convicción de los banqueros de promover mejoras reales en las condiciones de sus deudores antes de regresar a su torre de Babel.

Ahora ve
Miles marcharon en la CDMX en contra de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×