Adiós sin lágrimas

Hasbro recorta 1,600 empleos en Baja California. El estado no parece muy preocupado.
Verónica García de León

Se dice que México es el paraíso de la mano de obra barata. No para la fabricante de juguetes Hasbro, que anunció el cierre de su planta en Tijuana, después de 18 años de operación. El gobierno de Baja California considera que la empresa buscará salarios más bajos: “Es una selección natural. Aquí se concentran las maquiladoras que demandan personal más calificado y de mayor remuneración económica –explica Juan Antonio Martínez Zaragoza, secretario de Desarrollo Económico del estado–. Las maquiladoras de ensamble y textiles, básicamente manuales, se van a Aguascalientes, Jalisco y Puebla, o bien a Asia donde hay mano de obra barata y más oferta”.

- De ahí que la fabricante de los juguetes Pokémon y Furby , concentre en China 80% de su producción. En cambio, la filial en Tijuana sólo representa 5% del total.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Aunque, concede, debe llamar la atención el cierre de cualquier empresa, el de esta planta no tendrá demasiados efectos negativos para el estado. Los 1,600 empleados despedidos encontrarán trabajo fácilmente, asegura Martínez. El cierre no afectará a otras compañías instaladas en la zona, porque la planta no depende de proveedores locales. Y, según Martínez, la nave industrial encontrará pronto inquilino.

- La planta de Hasbro en Tijuana fabrica juguetes de inyección de plástico de gran tamaño. Carlos Robelo, director de operaciones de Hasbro de México, explica que con el cierre –que se concretará a lo largo del año– no terminará la producción de esos juguetes, sino que se reubicará. La empresa tiene una planta en Tláhuac, en el Distrito Federal. El directivo no descarta que Hasbro encargue la producción a otras compañías. “Hay empresas en México que cumplen nuestros estándares de calidad y podríamos recurrir a ellos como en el pasado”. La decisión compete al corporativo en Cincinnati, respecto a lo cual la filial mexicana tiene poco qué decir. “Sólo es un paso más del proceso de consolidación de la empresa”, dice Robelo.

Ahora ve
¿Por qué es tan fácil matar periodistas y sacerdotes en México?
No te pierdas
×