Adrián Sada González

-

¿Cómo se manifestará la crisis de la edad -media en un poderoso empresario? A sus 50 años, el actual presidente de Vitro y -de Grupo Financiero Serfin no está como para aventar la chamba, pero estos años -ni siquiera le han permitido admirar a gusto su extensa colección de arte. -Menos aún cuando, dando marcha atrás a políticas previas, ha devuelto la -operación de sus empresas a manos de la familia.

- Emproblemado alternativamente con uno y -otro de sus consorcios, Adrián Sada González tiene ahora que soportar el que -la revista Forbes lo considere un "a la débil" de la rica -descendencia de Francisco Sada e Isaac Garza, los fundadores de lo que por mucho -tiempo algunos se empeñaron en llamar el Grupo Monterrey (Alfa, Visa, Vitro, -Cydsa, entre otras empresas).

- Un juicio acaso injustificado porque -emproblemada o no, la fortuna de los Sada González es la segunda del clan, según -los cálculos de la citada publicación estadounidense. Valuada en $760 millones -de dólares, ésta supera ahora a los $430 millones de billetes verdes que se -dice tiene la familia de Eugenio Garza Lagüera, primo en segundo grado de los -Sada González y con quien compitieron encarnizadamente para adquirir Bancomer... -perdiendo, por cierto.

- El "rebase" de los Sada sobre los -Garza se debió a que la devaluación de 1994 afectó menos a los primeros, -dados los numerosos activos en dólares que Vitro posee, gracias a sus cerca de -12 alianzas con (o compras de) empresas extranjeras del ramo del vidrio. A esta -internacionalización se ha dedicado la vidriera en los últimos años.

- Fundada en 1909 por los legendarios patriarcas -neoleoneses, Vitro tuvo sus años de mayor expansión bajo el férreo mando de -Adrián Sada Treviño, padre de Adrián y Federico, y tío de Tomás González -Sada, presidente de Cydsa. Entre sus primeras estrategias estuvo la -profesionalización de su empresa. Quitarle lo familiar a una gran corporación -sigue siendo cosa rara en México, pero Vitro quedó por años en manos del hábil -estratega Ernesto Martens.

- Él fue responsable de las aspiraciones -multinacionales de la vidriera, como el hostile takeover de Anchor -Glass y Latchford Glass que convirtieron a la mexicana en la segunda empresa -más importante del ramo en Estados Unidos. Ya en 1995, este eficaz ejecutivo se -retiró -en medio de la disolución del tercer intento de alianza entre Vitro y -la estadounidense Corning, que terminó por falta de mercado

- Aquí comenzó a notarse más la mano de la -nueva generación de Sadas, que ya no se conformó con revisar los estados -financieros de su changarro sino que asumió su operación directa. Con Adrián -como presidente, el actual director general es Federico Sada González, un -reservado pero muy capaz personaje, con posgrados en Suiza y en la Universidad -de Harvard. Todavía es temprano para evaluar de quién era el empuje y la -agresividad de los años pasados, si de Martens, de los Sada o de ambas partes, -pero quizá las cosas no puedan volver a ser tan familiares: Vitro cotiza tanto -en la Bolsa Mexicana de Valores como en laNew York Stock Exchange. Lo mínimo -que se espera es una dirección profesional, y la acción se mantendrá en sube -y baja mientras esto no se confirme plenamente.

- Mientras tanto, Adrián Sada González se -encuentra tratando de sacar adelante al tercer grupo financiero en México. -Mucho se ha escrito sobre la deprimente situación de Serfin, que ha retado -incluso la vasta experiencia de este empresario, quien conociera con Banpaís el -negocio bancario desde la época anterior a la expropiación.

- Luego de pagar $916 millones de dólares por -ella, la institución del águila dejó a Sada preguntando “sí, ¿qué -pasa?”, como en sus memorables comerciales. Con una cartera en peor estado de -como se la habían pintado, el empresario tuvo que emprender una reorganización -al vapor. Ya estaba saliendo, incluso al grado de planear una asociación que lo -hubiese llevado a ser el banco más grande (es imposible saber hasta qué grado -Agustín Legorreta sólo compró tiempo para su Inverlat), cuando llegó la -crisis.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- El despegue de la cartera vencida puso a Serfin -de lleno en el Fobaproa y las utilidades, tan esperadas por Sada, siguen sin -llegar. Sin embargo, el optimismo no se le acaba a este empresario, uno de los -invitados a la célebre comida en donde, se dice, el Partido Revolucionario -Institucional (PRI) solicitó la cooperación de -N$25 milloncitos de nuevos -pesos- para la campaña de Luis Donaldo Colosio.

-Aunque -el ágape fue un chasco, trascendió que Sada había cumplido con su apoyo. Con -cuanto, no se sabe, pero siguió siendo institucional. Así como cree en el -tricolor, no le pierde la fe a sus negocios. En las escasas ocasiones en que -recibe a la prensa insiste en que las suyas son inversiones de largo plazo y que -el tiempo le dará la razón. Junto con su hermano, Adrián se considera miembro -de una nueva generación que añadirá ideas y creatividad a Vitro y Serfin por -igual.

Ahora ve
Pequeña guatemalteca envía un mensaje de amor para los mexicanos
No te pierdas
×