Afganistán, el rey del opio

El país controla 87% del contrabando de esta droga en el mundo.
Redacción /

“El temor de que Afganistán degenere en un narco Estado es una realidad”, advirtió Antonio María Acosta, director de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (UNODC, por sus siglas en inglés). Diferentes estudios arrojan que, a casi cuatro años de la invasión estadounidense, Afganistán se ha convertido en el líder mundial del cultivo de amapola, con cifras récord registradas en el último año.

- Un informe de la UNODC apunta que  ese país controla 87% de la producción y contrabando de opio a escala mundial. Su tráfico tiene un valor de $2,800 millones de dólares anuales, equivalente a 61% de su PIB. Se estima que alrededor de 7% de la población afgana está directamente involucrada en el negocio.

- La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, con sede en Viena (Austria), señala que el cultivo de la adormidera creció 64% en 2004 frente al año anterior. Si bien en 2003 la producción de opio en ese país llegó a 3,600 toneladas con una superficie total dedicada a cultivos de amapola de 80,000 hectáreas, en 2004 se elevó a 4,200 toneladas que fueron cosechadas en 130,000 hectáreas. Estas cifras contrastan con las registradas en 2001 durante el régimen talibán, cuando su producción se redujo a 185 toneladas. El diario inglés The Independent publicó que el tráfico de droga constituye el tercer comercio más importante del mundo, después del petróleo y de la venta de armas.

Newsletter
Ahora ve
Una ‘casa de espejos’ irrumpe en el paisaje infinito del desierto de California
No te pierdas