Agonía de película

-
-RA

A partir de 1995 la capacidad financiera de Videovisa inició un franco descenso y la liquidación de la cadena es inminente. La decisión de suspender 60 días la cotización de sus acciones, para proteger los intereses de los inversionistas, agravó su débil situación originada por devaluación, piratería, competencia y el rompimiento con productoras de cine.

-

Estas circunstancias no pudieron ser contrarrestadas con el replanteamiento de la estrategia: venta de activos, cierre de unidades y reducción de personal. Óscar Ashby, director de Finanzas de la empresa, reconoce que se encuentran en la antesala del cierre y que a través de los años la generación de flujo imposibilitó mantener el negocio en marcha.

-

Además de la similitud en el nombre, la historia de Videovisa está ligada a Televisa, quien la fundó y tiempo después, en 1991, cedió el control al empresario Eduardo Legorreta. Pero la relación no finalizó ahí: la firma televisiva apoyó financieramente iniciativas para mejorar el desempeño de la cadena. Ante la falta de liquidez, ésta convirtió la deuda en acciones, ocasionando al consorcio una pérdida aproximada de $170 millones de pesos.

-

Una situación similar sucedió con bancos encabezados por Bital. Al cierre de 2000 las ventas de Videovisa cayeron 34%, la pérdida neta creció 51% y la operativa se mantuvo en más de $63 millones de pesos.

Newsletter
Ahora ve
LauDrive transporte ‘on demand’ para las mujeres
No te pierdas