Aguja, hilo y moda

<font size=1>Patricia Cebrián. <i>Idea Moda Textil</i> (diseño). México DF</font><br> -Antes vest
Juan Cedillo, Raúl Curiel, Óscar González,Mónica Mendoza y Guadalupe Rico

En su infancia soñaba con ser una gran diseñadora. Todo empezó como un juego, confeccionando vestidos para sus Barbies y, por azares del destino, aquellos sueños se hicieron realidad al entrar a trabajar en un taller de ropa.

-

“La dueña del sitio donde laboraba se negó a asociarse conmigo; renuncié y decidí emprender esta aventura con la ayuda de mi esposo y mis papás”, explica Patricia Cebrián.

-

Así, con $50,000 pesos inició su propio negocio en el que los maniquíes ya no son sus muñecas, sino sus hijos. “Empecé en mi casa, diseñando junto con mi hermana los patrones de 10 modelos, encargándome personalmente del corte, terminado, bordado y entrega a domicilio”, recuerda.

-

En dos años ya contaba con una fuerza de ventas de 12 personas que colocaban las prendas sobre pedido, especialmente en clubes deportivos.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Su actual meta es incrementar las ventas. Este año espera aumentar 22% en comparación con 2001. “Al cierre del primer cuatrimestre del año llevamos un crecimiento de 28 %”, revela.

En 1996 tuvo ventas por $43,000 pesos, que para el siguiente subieron a $285,000 pesos; es decir, experimentó un alza de significativa.

En 2001, el taller vendió $1’447,000 pesos, 11% arriba de 2000. “En mayo firmamos el acta constitutiva de Idea Moda Textil, donde 71% del capital me pertenece y el 29% restante es propiedad de 15 inversionistas más.”
Ahora ve
Pareja extraviada durante la Segunda Guerra Mundial reapareció congelada
No te pierdas
×