Ahora sí, un solito

-

Lo que tenía que suceder, sucedió. El temido aumento a las tasas de interés de Estados Unidos ya se dio y la economía mundial, y en especial la mexicana, vivieron para contarlo.

-

El 16 de noviembre se reunió el temido comité de mercados abiertos de la FED estadounidense. Como todos esperaban, subió la tasa de interés de los fondos federales (utilizada para calcular la tasa interbancaria) de 5.5 a 5.75%. En buena teoría económica, el apretón se da para evitar que crezca la inflación en un momento en que la producción estadounidense tiene un crecimiento acelerado.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La FED también anunció que cambiará su política monetaria de restrictiva a neutral, es decir, que ya se disiparon las preocupaciones de que se desaten los precios, por lo menos en lo que queda del año. Eso garantiza a los mercados financieros una temporada navideña prácticamente sin sobresaltos. ¿Y México por qué está tan tranquilo? Porque a diferencia de lo que pasó con el aumento de las tasas estadounidenses en 1994, no hay una carretada de capitales volátiles listos para salir del país a la primera provocación, ni una deuda de corto plazo que se tenga que pagar de inmediato. El problema es que en lo que resta del año y parte del 2000 no habrá a quién echarle la culpa de lo que suceda en el país.

-

Ahora ve
La renuncia de Raúl Cervantes provoca lo mismo celebración que escepticismo
No te pierdas
×