Ajuste y resequedad

-

Hasta ahora, los resultados del plan de ajuste sólo reflejan lo que, de manera lógica, todos esperaban luego del anuncio de tan drásticas medidas hecho en la primera quincena de marzo. Esto es: la economía mexicana se está secando, lo que equivale a decir que se está reduciendo. Así, el problema de convertibilidad que podía generar la escasez de dólares (el cual se encontraba en el origen de la debacle de diciembre), se perfila para hacerse manejable... claro que con la ayuda de créditos del exterior. A futuro, el problema del país sigue siendo cómo volver a crecer y, mas importante quizá, a quiénes beneficiará más dicho crecimiento. Además de la reactivación de la economía, es necesario que los frutos del crecimiento se derramen para todos y sean distribuidos con mayor equidad.

-

Con un ingreso que día con día se vuelve más pequeño en términos reales (por efecto de la inflación), con poca capacidad para el consumo (y su consecuente impacto en la supervivencia de las empresas) y con créditos restringidísimos (que para la mayoría hace cada vez más lejana la posibilidad de adquirir bienes inmuebles y de capital), ¿qué peso real puede tener el hipotético ahorro interno en el que deberá basarse el nuevo crecimiento?

-

Las declaraciones, por ejemplo, del subsecretario de Hacienda, Pedro Noyola, en el sentido de que la tasa impositiva del IVA en nuestro país sigue siendo baja comparada con la de varios países europeos, muestran no sólo falta de sensibilidad, sino de visión de conjunto de la economía nacional. Sobre los pizarrones de Harvard o de Yale pueden trazarse realidades muy distintas a las de un territorio que alberga a 90 millones de seres humanos, cuyo sentimiento de frustración va en aumento por la interminable historia de tropezones económicos y por el cada día más lejano bienestar que, desde hace lustros, le prometen sus autoridades.

-

En efecto, no es el mismo nivel de ingresos el de un trabajador galo o uno germano, que el de un mexicano. ¿Puede, por lo tanto, ser la misma tasa impositiva.? El hecho de tener un IVA barato alivia en algo la critica situación a la que se enfrentan la mayoría de las familias mexicanas? ¿O qué caso tiene aumentar la tasa si los servicios que los mexicanos recibimos de las autoridades son de cuarta y muy distintos de los ofrecidos en países como los que cobran un IVA más alto?

-

Tal parece que las autoridades de la SHCP siguen sin entender la cuestión central: sólo podrá hablarse de un efectivo ahorro interno cuando el país -incluido el gobierno - adquiera la disciplina del ahorro, es decir, cuando se termine con el dispendio, la corrupción y los gastos injustificados, que para eso el sector público ha demostrado que se pinta solo.

-

Paradójicamente, cabe agregar que -según sostienen algunos analistas- la recuperación de la economía se dará cuando exista, otra vez, un déficit en la cuenta corriente. Este factor hablaría, entonces, de que el desbalance estaría compensado con la entrada masiva de capitales del exterior, sea vía inversión en cualquiera de sus modalidades o por la vía de exportaciones, a las que por cierto todavía falta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Los Editores

Ahora ve
Maduro dice que el triunfo del oficialismo es un “mensaje brutal” a Trump
No te pierdas
×