Al abordaje

-
VF

Las historias de piratas que leía de niño fueron la inspiración de José Alfredo Acosta para bautizar a Morgan & Drake , la bebida transparente de sabores con la que el empresario veracruzano se lanzó a la aventura de competir con los tiburones de la industria: las embotelladoras.

- Cuando levó anclas, hace cuatro años, Acosta vendía 3,000 botellas a la semana. Hoy envía más de 69,000 a varios puntos del país y el sur de Estados Unidos.

- Con publicidad modesta, ha logrado colocar más de 562,000 cajas al mes en las tiendas de autoservicio.

- Aunque Morgan & Drake sigue creciendo, su organización interna es muy elemental. “No tenemos vendedores y hay gente que nos compra 10 cajas diarias en la fábrica”, dice Acosta. Aún así, las ventas le permiten expanderse  y navegar en aguas que estaban reservadas para los gigantes.

- Morgan & Drake ha abierto brecha a otros de sus productos, como el refresco para niños Kids . Próximamente, abrirá más fábricas en el país.

Ahora ve
Los multimillonarios tienen hábitos tan sencillos que te sorprenderías
No te pierdas
×