Al fin juntos

Antes no hubo empatía, pero ahora en nombre de la expansión en Latinoamérica y EU sellan una alia
Jesús Hernández

“Es un joven inexperto”, dijo Rupert Murdoch. El magnate australiano presidente de la Fox, rey de la prensa sensacionalista británica,  el prestigioso The Times, o la plataforma vía satélite DirecTV despachaba así la solicitud de un crédito de Emilio Azcárraga Jean, según recuerda un ejecutivo de Newscorp presente en la junta. Hoy, el magnate australiano ya no piensa igual: la sociedad de ambos en Innova, operadora de Sky en México, ha abierto la puerta para que emprendan negocios en el futuro tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica.

- La sed del mexicano por expandirse en Estados Unidos y la oportunidad de crecimiento que representa Latinoamérica para el australiano los unió en una sociedad que podría ir más allá de la televisión satelital. Los analistas creen que podría abarcar la producción de filmes, publicaciones y otras ramas del entretenimiento y la información. Mientras eso sucede, ambos se ocupan en cristalizar su alianza y salvar los obstáculos legales que enfrentan ante los organismos reguladores en la región. La ganancia es enorme. Una mayor concentración en el mercado de la TV de paga les daría el poder de mercado suficiente como para imponer precios y condiciones a sus suscriptores, así como mayor poder de negociación con los proveedores de contenido en Latinoamérica.

- La vuelta de tuerca
Desde mediados de 2003 ambos magnates negociaron la forma de operar la televisión satelital en México y las oportunidades que Televisa tendría para entrar en los mercados internacionales al norte y al sur de México. El pasado 11 de octubre, de forma casi simultánea, Murdoch y Azcárraga dieron a conocer la reestructuración de sus respectivas empresas en la región.

- News Corporation, de Murdoch, operaba desde hace varios años Sky a nivel global y trataba de sumar a sus filas a DirecTV. Tras dos años de intentos, consiguió en marzo pasado la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense (FCC, por sus siglas en inglés) para adquirir por $6,600 millones de dólares 34% de las acciones de Hughes Coporation en DirecTV. Con las dos mayores empresas de TV satelital en mano, el australiano estudió su estrategia para llegar de mejor manera a cada territorio.

- Según la consultora argentina Telepuertos Internacionales (TIBA), el mercado latinoamericano de TV de paga mueve $3,600 millones de dólares anuales y tiene 17.2 millones de afiliados, pero sólo 2.5 millones tienen sistemas satelitales (DTH por sus siglas en inglés). Bajo esas condiciones, la región “ofrece poco espacio para la operación de dos compañías”, señala Whitney Johnson, vicepresidenta de análisis de Merrill Lynch. Por ello, Murdoch decidió dejar sólo la marca DirecTV en Latinoamérica y reservar Sky para los territorios donde esta firma es dominante en Europa, Asia y, como excepción regional, México.

- Newscorp incrementó su participación accionaria frente a sus socios locales de Latinoamérica. Por ejemplo, en la empresa brasileña O Globo de la familia Marinho, Murdoch se quedó con el 73% de la versión local de DirecTV. Algo semejante ocurrió en Venezuela, Chile y Colombia, donde los suscriptores de Sky pasarán a manos de DirecTV.

- Gracias a su poder de negociación, Televisa no corrió la misma suerte de sus similares en Brasil o Venezuela, señala Johnson. “Azcárraga tenía a su favor un número de suscriptores mayor y sus cuatro canales de TV abierta. Sus canales (y sus finanzas sanas) fueron su carta fuerte”, relata.

- El caso mexicano
En México la operación fue más complicada: DirecTV, operado por Galaxy mexicana, una sociedad en la que Multivisión era el socio local, registró pérdidas acumuladas mayores a $400 millones de dólares en los últimos años, con lo que el negocio se volvió inviable. En busca de una solución, los accionistas buscaron vender su  compañía a Innova, la filial de Televisa que opera Sky en México. Pero la fusión fue rechazada por la Comisión Federal de Competencia (CFC) en diciembre pasado.

- Ante esto, Galaxy decidió bajar la cortina y financiar el cese de sus operaciones con la venta de su lista de suscriptores a Sky. Marigela Zamudio, vocera de DirecTV México, afirma que la lista sólo contiene el nombre, domicilio y algún tipo de contacto telefónico de sus clientes, pero el perfil de consumo se conservó “como un estatus interno”.

- Aún así, la opción resultó interesante para Televisa. Una fusión habría costado al consorcio más de $120 millones de dólares, de los cuales $70 millones corresponderían a los adeudos de DirecTV por el uso de transponedores satelitales, y el resto se iría en el finiquito de los activos y los cerca de 750 empleados de la compañía.

- En cambio, con la compra de la lista, Sky podría sumar a su base de 940,000 clientes al menos 70% de los 266,000 suscriptores de DirecTV en los siguientes nueve meses que llevará el cierre de esa compañía, en lucha directa con los operadores de cable, que tratarán de seducir a los nuevos clientes. En esta tarea competirá incluso con Cablevisión, la cablera del Distrito Federal propiedad también de Televisa.

- Televisa decidió bajar su porcentaje de acciones de 60 a 57% como renegociación de la deuda de Sky, que asciende a $375 millones de dólares. La televisora colocó recientemente un bono a 10 años para financiar la mayor parte de este adeudo, pero quedaban pendientes $88 millones que ahora se manejarán con el flujo de caja que aporte NewsCorp al adquirir 1% por cada 12,000 clientes nuevos y hasta un máximo de 15% para aumentar de 30 a 43% su participación accionaria en Innova.

- Televisa ya puso manos a la obra. En los siguientes meses ofrecerá promociones especiales a los suscriptores de DirecTV en México. Parte de la quiebra de Galaxy se debió a que DirecTV perdió el contrato con Disney Channel, uno de los canales más demandados, y a la apuesta excesiva por eventos deportivos como las copas del mundo y los partidos de la NFL. Televisa ya firmó con Disney y con la liga estadounidense de fútbol americano.

- Para repartirse el mercado mexicano de DTH, Newscorp y Televisa se deshicieron de su tercer socio en Innova: Liberty Media que poseía 10% de participación en Sky México. Azcárraga pagó $48 millones de dólares por las dos terceras partes de esas acciones. Murdoch adquirió el resto. Televisa también sumará dos canales propios a la señal de DirecTV en Estados Unidos y cinco más a la plataforma panamericana, con lo cual obtendrá ingresos adicionales en el primer año por $4.5 millones de dólares y acceso a 800,000 televidentes.

- Por último, como complemento a esta intrincada operación con Murdoch, Televisa logró deshacerse de su participación en una filial de NewsCorp que provee señales a Centro y Sudamérica y que en los últimos años registró pérdidas considerables. A cambio, Televisa ganó el derecho de explotar el negocio de TV satelital en Centroamérica y el Caribe. Aunque Televisa no aclara cómo desarrollará estos mercados, fuentes cercanas a la empresa estiman que será a través del uso de la marca DirecTV en esos países.

- Al cielo por asalto
Para los analistas la operación de Televisa y NewsCorp es una jugada “totalmente exitosa”. Francisco Rivero, de Santander-Serfin, cree que al consolidarse como único proveedor de DTH en México, Televisa tendrá un mayor incremento en sus ingresos, en un negocio de costos fijos sumamente altos.

- Con ventas anuales estimadas en $4,200 millones de pesos, Sky aportó en el segundo semestre de 2004 un 15.4% de los ingresos corporativos, sólo por debajo de la televisión abierta. La calificadora de Valores Moody's cambió la calificación de Innova de "estable" a "positiva", debido a que “está eliminando uno de sus más agresivos competidores en el mercado doméstico".

- La prudencia de los inversionistas podría tener otras causas. La Comisión Federal de Competencia (CFC), que falló en contra de la fusión en 2003, aún no emite una resolución definitiva sobre la compra de la lista de DirecTV, que Televisa notificó el 8 de octubre. Una decisión de esa entidad en contra de Televisa podría alterar de forma significativa sus planes.

- Las compañías de cable aseguran que no se sienten amenazadas por la concentración del DTH en el país. “De los más de tres millones de afiliados, DTH sólo tiene un millón y nosotros el resto; eso no se modificará en los siguientes años”, comenta Alejandro Puente Córdoba, presidente de Cámara Nacional de la Industria de Televisión por Cable (Canitec).

- Las 200 cableras, con ventas por $750 millones de pesos anuales y utilidades por $330 millones, están más preocupadas por combatir la piratería en la que viven cuatro de cada 10 televidentes. Su apuesta para ganar mercado se basa en la digitalización de las plataformas y otros servicios de valor agregado como internet y telefonía. Tampoco temen que Televisa concentre la TV de paga en el Distrito Federal mediante Sky y Cablevisión. Además de que hay un contrapeso, Multivisión, “no hay mercado suficiente como para que otra compañía pueda competir en este territorio”, señala Puente.

- Los proveedores de contenido sí que están preocupados. Mariano Varela, director de ventas y mercadotecnia de la empresa Claxson, que agrupa señales como Playboy Channel, Fashion TV o Infinito, advierte que “el monopolio del DTH impactaría en los ingresos de los programadores”. Según Varela, el fenómeno de “fusiones urgentes” de los últimos años, se debe a la necesidad de las empresas del sector por sobrevivir a las crisis económicas y a la caída del valor de las monedas de la región. Pero en muchos casos, los cableros se fusionan “sólo para negociar mejores precios con sus proveedores”.

- La doctrina del australiano
En efecto, el Ciudadano Murdoch –como se le conoce en Estados Unidos por su semejanza con el personaje del filme El Ciudadano Kane– ha logrado levantar de sus cenizas a una empresa que en marzo pasado estaba al borde de la quiebra.

- A General Motors, tenedora de Hughes, no le interesaba invertir en TV satelital. DirecTV perdió 65,000 suscriptores y $1,000 millones de dólares en 2001 y 2002, en parte por los $400 millones de dólares que pagó por la exclusividad de la Copa mundial de fútbol de 2002 y 2006, que nunca pudo rentabilizar.

- Al comprar DirecTV, Murdoch aplicó la fórmula de servicios interactivos que usó en Sky de Gran Bretaña (BSB): bajó los precios del servicio básico y aumentó la publicidad de eventos deportivos. Y además les dio poder a los televidentes: con su control remoto podían votar por los programas más exitosos, elegir ángulos de cámara y navegar por la programación con una guía de contenidos. Hoy, DirecTV cuenta con unos 13 millones de suscriptores en el mundo, pero la meta de Murdoch es llegar a los 26 millones de clientes para 2007.

- Johnson estima que la fórmula británica se aplicará gradualmente en Latinoamérica, una vez que NewsCorp pagó $579 millones de dólares para consolidar las plataformas de Sky y DirecTV en la región. Tendrá que desembolsar otros $100 millones de dólares para renovar el equipo de sus clientes.

- Antes tendrá que vencer la reticencia de algunos de sus socios regionales. La Asociación NeoTV, representante de 51 empresas con 700,000 afiliados de 319 municipios brasileños, objetó la fusión de SKy y DirecTV en Brasil.

- NeoTV argumenta que existía un acuerdo firmado en abril pasado por las empresas de TV de paga ante el Consejo Administrativo de Defensa Económico (CADE) del gobierno brasileño, en el que se estipuló que las señales de Sky y DirecTV tendrían que operar en plataformas separadas. Además, las cableras temen que los canales que poseen NewsCorp y su socio brasileño Globosat, se manejen en exclusiva por DirecTV y tornen inviable la libre competencia en el mercado de TV de paga en ese país. También Darlene Investments, una filial de Grupo Cisneros –socio de Murdoch con 14% de las acciones de DirecTV en Venezuela–, entabló una demanda en Miami contra Newscorp para bloquear la consolidación del DTH. Su argumento es que “subvalora de forma exagerada” los activos de DirecTV en Latinoamérica. También la asociación brasileña NeoTV, enfocada en el fortalecimiento del contenido de la televisión de paga, manifestó su repudio a las operaciones recientes a través de un comunicado. Sus temores: que las compañías unifiquen plataforma y que no se garantice la competencia. De hecho, en Brasil se prevé la fusión de DirecTV y Sky Brasil, tras lo cual la primera tendrá 72% de la nueva empresa y O Globo mantendrá el resto además de su papel de proveedor de acceso a la plataforma. Los 896,000 suscriptores de Sky se sumarán a los 423,000 que posee DirecTV. Los expertos opinan que esto podría causar un debate en Wall Street, sin embargo, Newscorp confía en que podrán mantener el acuerdo inicial pero antes de eso tendrá que desembolsar otros 100 millones de dólares más para renovar el equipo de sus clientes.

- Quizá previendo estas reacciones fue que Rupert Murdoch decidió apostar de forma más fuerte por Televisa como su “socio preferido” y así lo dio a conocer a los mercados mundiales. Dan Zonnenschein, vicepresidente de nuevos negocios en TIBA, explica que es difícil entender por qué Murdoch eligió a Azcárraga y no a otros empresarios exitosos de la región. Sin embargo, la mezcla entre las características de Televisa y el potencial de mercado de México “fueron decisivos a la hora de definir quién seria el socio que colidere la penetración masiva en la región”. México tiene una de las economías más fuertes en la región –explica el consultor– y posee un nivel bajo de penetración del DTH, esto lo posiciona como un mercado de máximo interés. Si a esto se suma la inestabilidad político-social de Venezuela, o un real devaluado en Brasil, “la sociedad con México y Azcárraga se convierten en una opción hiper interesante para Murdoch”. Seguramente –advierte el consultor– la expansión por demás agresiva de Telmex en Latinoamérica será un modelo a imitar por la sociedad Murdoch-Azcárraga en el negocio del DTH.

- El futuro de Televisa
Apenas tres días después del anuncio del reacomodo de Sky en México. Emilio Azcárraga se reunió con analistas y accionistas en la Cámara Americana de Comercio. Ahí señaló que Televisa busca nuevas asociaciones para fortalecer su presencia en Estados Unidos y no sólo entre el público de habla hispana. Actualmente Televisa participa con 11% de las acciones de Univisión, la cadena que cubre 80% del mercado hispano en EU y provee de contenido a casi 80% de la programación de sus señales. Pero según José Luis Ramírez, analista de Ixe, aumentar esa sociedad sería complicado debido al crecimiento en el valor de las acciones de la cadena estadounidense. Por eso “Televisa seguirá intentando entrar fuerte en Estados Unidos sin hacer inversiones importantes”. La sociedad con Murdoch, según el analista, posibilita a Azcárraga desarrollar nuevos negocios en otras áreas como la editorial y los filmes aunque “es muy pronto para hablar del impacto real, hasta no conocer proyectos específicos”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Por su parte, Johnson estima que, la cooperación entre ambas empresas se limitará al mercado hispano, donde los mexicanos tiene mayor experiencia. Sin duda, Emilio Azcárraga Jean está satisfecho. El acuerdo con NewsCorp eliminará la deuda de Sky, le quitará el lastre de Sky Multi-Country, y le aportará $112.9 millones de dólares por la venta de acciones a Murdoch.

- Pero más allá del aspecto económico, el mexicano habrá vengado su orgullo por partida doble. Por un lado, cumple el sueño de su padre que en una de sus últimas entrevistas dijo que el futuro de Televisa estaba “allá arriba (señalando el cielo), cerca de las estrellas”, en referencia a la TV satelital. Pero aún más importante, recupera a Rupert Murdoch, quien en 1998 comentaba a sus ejecutivos que la inexperiencia del joven heredero podría arruinar a la televisora mexicana. La moneda ha dado la vuelta.

Ahora ve
Desconsolada, Ariana Grande volvió a casa tras el atentado en Manchester
No te pierdas
×