Alivio ambiental

Alfa gana un pulso a los ecologistas checos.
Marco Appel / Bruselas

El conglomerado regiomontano Alfa acaba de ganar una batalla decisiva en la guerra legal contra los ecologistas de República Checa, que denunciaban supuestas irregularidades en los permisos medioambientales de Nemak, una subsidiaria checa de Alfa que fabrica cabezas de aluminio para motor. Un fallo de la Corte Constitucional del futuro socio de la Unión Europea impide al municipio de Havran convocar un referéndum sobre la permanencia de Nemak, asentada allí desde 2002. La ONG Enviromental Law Service (ELS) está detrás de la petición. La sentencia, del 11 de diciembre, no admite apelación. Alfa ha invertido $130 millones de dólares en su subsidiaria checa. Quedan pendientes dos apelaciones en la ciudad de Brno por presuntas ilegalidades cometidas por el municipio durante la concesión de los terrenos. Esas ya fueron rechazadas por el tribunal regional de Usti Nad Labem. “Estamos tranquilos: las demás denuncias de la ELS no procederán”, dice Jorge Rada, presidente de la firma en Europa.

Ahora ve
Mexicanos hacen frente a las pérdidas que les dejó el sismo del 19 de septiembre
No te pierdas
×