Altruismo ibérico

Firmas españolas crean un fondo para apoyar PYMES mexicanas.
Gabriela Ruiz

En un año, Bárbara Berry, compañía productora y exportadora de frambuesas, vendió cerca de 35,000 cajas de fruta a Estados Unidos. Este año proyecta vender casi 90,000 cajas e iniciar la exportación a Europa.

- José Pallarés, su fundador, nunca recurrió a un préstamo bancario. Dice que a los bancos no le interesan esos proyectos sino cobrarle a quien le pida un préstamo.

- Un fondo llamado PYMEX ha sido el conducto por el que Pallarés aspira a obtener estos incrementos en sus ventas.

- Ideado por Ana Patricia Botín, el fondo ofrece capital de riesgo a PYMES. La fundación se convierte en socia del receptor de los fondos y comparte el riesgo de una pérdida.

- A través de la Fundación Empresa y Crecimiento, en el último año Botín y su equipo invirtieron $8 millones de dólares en cuatro empresas mexicanas. La meta original para 2004 eran $16 millones de dólares, pero la subieron a $25 millones.

- La fundación también opera en España, América Latina y EU. “La estabilidad financiera es importante para que las empresas planifiquen; en especial las pequeñas porque son más frágiles. México tiene ventajas en este sentido si se compara con otros países de América Latina”, explica Botín.

- Los fondos de esta fundación provienen de grandes empresas españolas que operan en México como Telefónica, Santander, Repsol y Grupo Prisa, entre otras. El BID también aportó recursos, al igual que Nacional Financiera.

- A decir de José Ángel Gurría, vicepresidente de la fundación, el fondo está negociando el ingreso de Bancomext.

- En su primer año en México el Fondo ayudó a generar 500 empleos directos y cerca de 1,000 indirectos en empresas pequeñas.  “Las grandes compañías están reestructurando y ahorrando costes. Las que están generando empleo son las pequeñas y medianas. Por eso es importante apoyar a este sector”, dice Botín.

Ahora ve
No te pierdas