Amargas experiencias

-
Arturo Hanono

En los últimos cuatro meses el mercado de las sociedades de inversión experimentó una importante transformación, derivada de la devaluación del peso. Ello ocasionó importantes fluctuaciones en los mercados financieros, tanto en materia de tasas come, de tipo de cambio y acciones. Además, trajo consigo una desintermediación -pues baja la cantidad de dinero que manejan tales opciones y disminuye el numero de participantes-, misma que coloca al mercado ante el riesgo de reducir su participación como alternativa financiera.

- El segmento más afectado fue, particularmente, el de los fondos de deuda, ya que el fuerte aumento en las tasas entre diciembre y febrero provocó un rezago en los rendimientos de los fondos durante esos meses. Esto fue detectado por los inversionistas, y se observó una salida de recursos de estas carteras.

- Así, ahora existen dos vertientes en términos de la perspectiva de este segmento del mercado. Mientras que para algunos intermediarios se presenta la oportunidad de posesionarse de parte del mercado, para otros existe la tentación de dejar de ofrecer esta alternativa. En uno u otro caso, es importante el compromiso de los intermediarios, pues deben tratar de enmendar los errores del pasado.

- Sube y baja. Como se sabe, durante los últimos días de diciembre de 1994 y los primeros tres meses del presente, los mercados financieros registraron gran volatilidad, con tendencia a la baja, si bien en abril y mayo se presentaron movimientos alentadores, al bajar tanto los intereses como la paridad del peso ante el dólar y subir la bolsa.

- En el caso de la paridad, a finales de diciembre se encontraban en 3.44 nuevos pesos. Para la primera semana de marzo logró tocar los ocho nuevos pesos y en los primeros días de mayo se ubicó alrededor de seis nuevos pesos.

- En cuanto a las tasas de rendimiento, los Cetes a 28 días se ubicaban, en la tercera semana de diciembre, en 16%, llegaron hasta 82.65% a finales de marzo y, en la primera semana de mayo, se colocaron ligeramente abajo de los 70 puntos.

- Por último, el indicador bursátil cerró 1994 en 2,376 unidades, tocó su nivel más bajo a principios de marzo con 1,408 unidades y se ubicó en la primera semana de mayo por arriba de los 2,000 puntos.

- Los vaivenes de los mercados financieros repercutieron en las sociedades de inversión y para el primer trimestre experimentaron una importante baja, aunque se espera que en el segundo semestre se presente la recuperación.

- Al 30 de diciembre pasado, el número de cuentas ascendía a 345,282 pero a febrero de 1995 (el último dato oficial) había 284,862, lo que representa una contracción de 60,420 (17%). Las carteras que experimentaron un especial decremento fueron: las que invierten en instrumentos de deuda orientados a personas físicas, que entre diciembre y febrero bajaron de 301,430 a 248,757 participantes; las enfocadas a créditos empresariales (de 20,990 a 17,612 participantes); las de cobertura (de 2,411 a 936); y los fondos de renta variable (de 20,451 a 17,557 cuentas).

- Puede observarse que la mayor proporción de la baja se precisa en los fondos de deuda, particularmente en los orientados a personas físicas.

- Respecto de los recursos que manejan los intermedios de fondos, en los últimos meses los activos también presentaron una sensible reducción. En términos globales, mientras al cierre de diciembre los activos netos se ubicaban en N$57,735 millones de nuevos pesos, para marzo estaban en N$37,019 millones de nuevos pesos, lo que refleja una reducción de 36%. La mayor caída porcentual se experimentó en los de cobertura, que bajaron de N$796 millones a N$269 millones de nuevos pesos (66%), y la mayor contracción absoluta corresponde a los de deuda, que pasaron de N$30,627 millones de nuevos pesos a N$17,762 millones de nuevos pesos (42%).

- Finalmente, los fondos empresariales se contrajeron 35% (de N$11,689 a N$7,559 millones de nuevos pesos) y los que renta variable, 22% (de N$14,624 a N$11,430 millones de nuevos pesos)

- Imagen negativa. Si bien una evolución favorable de los mercados financieros podría despertar de nuevo el interés en las sociedades de inversión, particularmente en los fondos de deuda, es importante tomar en cuenta que los inversionistas todavía tienen un mal sabor de boca. Cierto, hay una redefinición del mercado. Pero existen varios compromisos que muchos intermediarios deberán tener presentes para continuar ofreciendo sus alternativas:

- Ante todo, la confianza, que no regresa con palabras, sino con hechos. Sí, la recuperación financiera ayudará al mercado de fondos, pero hace falta un esfuerzo adicional. Con certidumbre y rendimientos atractivos y consistentes, podrá borrarse la imagen negativa de muchas carteras.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Además, se deben mejorar los esquemas de comunicación entre intermediarios e inversionistas, y a datos se les debe concientizar del riesgo de fluctuaciones, con estadísticas que no sólo presenten los buenos resultados, sino también los malos.

- El autor es licenciado en Economía, Premio Nacional del Mercado de Valores y asesor en Operadora de Bolsa-Serfin SA de CV.

Ahora ve
Ellos son los 10 futbolistas mexicanos que juegan en la MLS
No te pierdas
×