Apasco <br>Mano a mano

-

A pesar del esfuerzo realizado por sus integrantes, la industria del cemento en México no fraguará sino hasta 1998. Así, Apasco (el segundo más importante productor) podría registrar un aumento real de 4% en ventas y de 2% en el flujo de operación, pero también una baja de dos unidades porcentuales en su margen operativo al cierre de 1997. Si el sector de la construcción muestra un mayor dinamismo en el próximo año, la compañía que preside Agustín Santamarina recuperará su tendencia de crecimiento por arriba del promedio del sector.

-

Para 1998, el ingreso de Apasco podría crecer 10% en términos reales, mientras que su flujo operativo haría lo propio en proporción de 15 puntos. Según estimaciones del Grupo Financiero Banamex-Accival (Banacci), el múltiplo valor de la -compañía / EBIDTA (utilidad de operación antes depreciación y amortización) se ubicará en 6.9 veces. De ahí que la acción de la cementera, que cotiza en la Bolsa Mexicana dé Valores (BMW), se erige como una buena opción para invertir a largo plazo.

-

Para el tercer trimestre del presente año se espera un incremento en el precio del cemento –similar al desempeño de la inflación–, que impactará favorablemente los márgenes de utilidad de Apasco; el valor por tonelada en el mercado de -menudeo oscila entre $72 y $75 dólares. En el mismo escenario, algunos analistas estiman un aumento de 8% en la demanda del producto y de 13% para el concreto premezclado.

-

A pesar de que Apasco mantuvo sus inversiones de capital en niveles bajos (destinó $70 millones de dólares el año pasado), al término de 1997 planea incrementar su aportación hasta $110 millones de dólares (57.14% más), que utilizará para reforzar su red de distribución e impulsar el programa de combustibles alternos que alimentan los hornos de sus plantas con llantas de desecho y aceite quemado. Así, podría reducir sus costos de producción.

-

La posición financiera de la firma y su capacidad para generar efectivo son factores que le otorgan una valuación superior al promedio. Hasta diciembre pasado, el pasivo con costo representó sólo 20% del activo total, en tanto que los recursos en caja ascendieron a 50% de su deuda. Los $1,800 millones de pesos que logró por flujo de caja permitieron reducir 44% el adeudo neto de la firma al cierre de 1996.

-

Al respecto, especialistas de la calificadora Standard & Poor’s (S&P) mencionaron que el grado “BBB+” dado a la deuda en moneda nacional de Apasco refleja la posición de la empresa como el segundo productor de cemento y concreto en México –su participación de mercado es de 25%–, así como su favorable -status pues también destaca como una estratégica subsidiaria de Holderbank, la multinacional cementera de origen suizo. La valuación de sus pasivos en moneda extranjera, añade S&P, merece un “BB”, que resulta similar a la perspectiva de deuda del país.

-

“Una deuda con calificación ‘BBB’ –explica un analista de S&P– se considera dotada con la capacidad adecuada de pago de intereses y principal, aunque condiciones económicas adversas o cambios circunstanciales pueden debilitar sus parámetros de protección. En tanto, la valuación ‘BB’ posee menos posibilidades de incumplimiento en el corto plazo respecto de otras emisiones especulativas. Sin embargo, debe enfrentar la incertidumbre que generen las condiciones comerciales, financieras o económicas adversas que desembocarían en una capacidad insuficiente de pago puntual.”

-

Añade S&P que las modernas plantas de Apasco, su alta tecnología de producción y el fácil acceso que tiene a sus materias primas, le permiten funcionar como una de las empresas con menores costos de producción. Si bien aún existen restos de la crisis de 1995, el desempeño financiero de la empresa será satisfactorio. Se prevé que la -cementera mantendrá un margen de operación promedio de 27%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Por último, las grandes necesidades de infraestructura y vivienda del país anticipan una recuperación de largo plazo en la demanda de cemento. Según Banacci, los inversionistas deben considerar el potencial de crecimiento que esboza la emisora Apasco –el grupo elevó su recomendación de neutral a compra en junio–, que fijó su precio de venta en $60 pesos por acción al término de la jornada accionaría de 4 de julio.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×