Arquitectura de marca

José Antonio Sánchez y Moisés Isón Zaga

José Antonio y Moisés han seguido casi los mismos pasos. Ambos estudiaron arquitectura en la Universidad Anáhuac, diseño arquitectónico en el Instituto de Arquitectura del sur de California y diseño de interiores en la Escuela de Diseño Interior de Nueva York. Además de su afición por el modelismo, comparten el despacho que fundaron al egresar de la licenciatura y que en poco tiempo ha ganado contratos para construir oficinas, plantas industriales y departamentos, todos con un estilo minimalista.

-

Coinciden en que su empresa es más que un bufete de la especialidad, pues quieren crear una marca, desean que se identifique como una propuesta de estilo de vida que además sea rentable comercialmente. Por ejemplo, en la colonia Condesa construyen departamentos (por cierto, cuestionados por algunos vecinos) que pueden costar más que los ubicados en algunos suburbios de clase alta de la ciudad; pero ellos tienen claro su mercado objetivo: todos aquellos que gustan de la vida urbana y que puedan pagar esos lujos.

Los dos esperan seguir caminos cercanos en el futuro. En cinco años se vislumbran dentro de la misma sociedad, sólo que con más clientes y proyectos. Y aunque el trabajo es mucho, se dan tiempo para la lectura, básicamente en torno a su disciplina y pasión; actualmente leen, respectivamente, La historia crítica de la arquitectura, de Kenneth Frampton y Hacia una nueva arquitectura, de Le Corbusier.
Newsletter
Ahora ve
Un periodista mexicano, el que robó el jersey de Tom Brady
No te pierdas