Arroz para beber

-

El sake se produce desde el siglo III en Japón, pero los métodos de fabricación han evolucionado desde entonces. En sus inicios, se hacía a base de arroz, castañas o mijo. Las vírgenes de los pueblos los masticaban y después los escupían en un recipiente donde se llevaba a cabo la fermentación.

-

Hoy, esta bebida que nos es ya familiar en México, sigue un proceso de fermentación similar al de la cerveza.

-

Los granos de arroz se hierven en agua pura de manantial y ahí se dejan fermentar. Afortunadamente ya se perdió la tradición de las vírgenes y sus “babas”. El sake se divide en cuatro categorías, según su proceso de elaboración:

-

Junmai-shu. Se hace únicamente con agua, malta de arroz y arroz previamente pulido. Este tipo de sake es el más pesado, el que tiene mayor acidez y más aromas.

-

Honjozo-shu. Al final de la fermentación se le agrega alcohol etílico y un poco de agua. Es una bebida ligera, algo seca, fácil de tomar y con fragancias notorias.

-

Ginjo-shu. El arroz se pule para eliminar por completo la grasa y proteínas que pueden llegar a crear sabores secundarios desagradables. Este sake es complejo y delicado al paladar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Daiginjo-shu. En este caso, el arroz se pule 65% hasta dejar sólo 35% de grano. Este sake es el más complejo y costoso.

Ahora ve
Imágenes aéreas de la Ciudad de México tras la devastación del sismo
No te pierdas
×