Atrévase a ser <i>funky</i>

Las empresas que no quieran morir están obligadas a adaptarse a los nuevos tiempos.

Ya no se trata de explotar al empleado ni de hacer liposucción organizacional cada que aparece una crisis económica. Hoy, más vale que se entienda de una vez,  “el recurso clave de la empresa utiliza zapatos y deja la oficina hacia las cinco o seis de la tarde, cada día. En otras palabras: la forma en que un alto directivo atrae, retiene y motiva a compañeros de trabajo, así como la manera en que trata a sus clientes y proveedores es más importante que la tecnología o las instalaciones de cualquier organización”, aseguran Kjell Nordström y Jonas Ridderstrale, autores de Funky Business.

-

A decir de los doctores en economía, oriundos de Estocolmo, en las empresas más innovadoras el capital es propiedad de los empleados: “Nos referimos al talento y creatividad de cada persona. De alguna forma Marx lo planteó hace aproximadamente 150 años, y no se equivocó.” En su obra, de reciente presentación en Expomanagement, los escritores nombraron Funky SA a las agrupaciones más ingeniosas que existen en el mundo. “Y, para convertirse en una de ellas, antes que capacitar a su personal, las corporaciones deben prepararlo para ser creativo.”

-Según explican en su libro, “la tarea consistió en descubrir y describir a compañías que utilizan equipos de trabajo dinámicos y que se organizan de acuerdo con proyectos o necesidades específicas. Que comparten el conocimiento a través de herramientas tecnológicas o redes ultrasensibles de información. Funky SA se enfoca en el servicio al cliente, más que en el producto. Es una organización que busca nichos de mercado muy específicos, aunque piensa en términos globales.”

-¿Existirá ese tipo de firma en México? A continuación, algunas postulantes que crecen con ideas funky.

-

Sin inventarios ni oficinas
Dell experimenta la innovación tecnológica en forma inimaginable para su competencia. La fabricante de computadoras sólo basa 20% de su estrategia en los productos que vende, el resto es servicio. Además utiliza el método de ventas directas con productos a la medida y, así, excluye a las cadenas distribuidoras de cómputo. El corporativo realiza inventarios cada cuatro días, mientras que sus competidores –ahí una de sus ventajas– realizan recuentos luego de 35 o 65 días.

-

¿Cómo lo hace? Peter Wiegandt, presidente y director general de la filial en México, dice que hay una integración en línea con clientes y proveedores: “Conocemos cuándo, cómo y qué vendimos para ofrecer un mejor soporte. Así, somos más atinados en los pronósticos para productos, materias primas y servicios que giran alrededor de nuestras innovaciones.”

-

En cuanto a la gestión de personal, el directivo asegura que “la gente debe tomar riesgos todo el tiempo. Es un principio muy claro. Es el secreto para ser creativo.” Y es que en todas “las organizaciones existe una resistencia al cambio pero, no hay otra alternativa, los empleados deben estar preparados para enfrentarlo”. Con el fin de salir adelante, la firma apoya y promueve el concepto de la diversidad, pero no sólo es términos de nacionalidades, religiones y razas, sino en función de un ambiente que enriquezca la toma de decisiones y generación de ideas.

-

Eso no es todo: “La gente de ventas no tiene oficina en Dell. Todos los vendedores trabajan desde su casa. Creemos en las oficinas virtuales y compartimos nuestra información en línea. El cliente no desea visitarnos, él quiere ser visitado. ¿Para qué pagarle a las inmobiliarias? ¿Sólo para tener gente sentada? No gracias”, expresa el ejecutivo.

-

Cultura en armonía
En Nokia, la libertad se expresa hasta en el modo de vestir: cada área de la compañía tiene sus propios códigos al respecto. ¿Y por qué no? Si en el consorcio de telecomunicaciones conviven 54,000 empleados que suman juntos 119 nacionalidades y 90 idiomas alrededor del mundo. Sus oficinas son lugares abiertos. En algunos espacios sólo existen teléfonos con los que los trabajadores pueden jugar: “Para nosotros lo más importante de una persona es que empate con los cuatro valores que dirigen nuestras actividades: satisfacción del cliente, logro (metas  y objetivos), aprendizaje continuo y respeto por el individuo (sociedad)”, detalla Eloísa Wolf, gerente de Mercadotecnia.

-La creatividad no es menos importante. A través de sesiones de trabajo dentro o fuera de la oficina, en las que participan empleados de diferentes jerarquías, la empresa alimenta su veta de ingenio y transfiere sus valores en dinámicas de grupo. “Las reuniones permiten que el personal se conozca mejor”, acota la entrevistada. La compañía también echa mano de su red interna, boletines, salas virtuales y equipos internacionales de especialistas para fomentar la integración.

-“Al ser una corporación global –agrega la ejecutiva–, Nokia impulsa el logro de objetivos por medio de sus valores. De ahí la importancia de fomentarlos y transmitirlos. Flexibilidad,  innovación constante y responsabilidad, pero siempre en un ambiente de libertad. Incluso la capacitación. Tenemos diferentes horarios y clases virtuales donde el personal puede tomarse hasta un día completo para recibir el curso de su preferencia, sea en la oficina o en su casa.”

-

Comunicación permanente
Todos los días, alrededor de 25,000 empleados aprenden nuevas técnicas sobre la reparación de los equipos Xerox, incluso de aquellos que no tienen manual. ¿Cómo lo hacen? En 1990, el ingeniero Ray Everett inventó un sistema donde los técnicos e investigadores registran sus descubrimientos para compartirlos con sus colegas de todo el mundo. La base de datos se llama Eureka y representa para la firma un ahorro de $15 millones de dólares en gastos de reposición de partes, una reducción de 50% en el tiempo de capacitación con el uso de tecnología y un avance de 40% en la eficiencia de sus servicios.

-

Arturo Torres, gerente de Programas y Estrategias en Xerox Mexicana, asegura que la calidad del servicio es la principal fortaleza de la multinacional. “También valoramos la comunicación constante. Sobre todo porque compartir el conocimiento entre los empleados significa remunerarlos económicamente si la solución descubierta genera ahorro para la compañía. Así, en la medida que la información fluye, aseguramos muchos negocios y la lealtad de los clientes.” Vale mencionar que la organización trabaja con base en grupos multifuncionales “que se hacen y deshacen de acuerdo con sus necesidades”. ¿Para qué fosilizar el saber?

Ahora ve
No te pierdas