Aventura editorial

-

Pocos países pueden presumir de contar con modestas editoriales independientes o de instituciones académicas. México es uno de ellos. Por medio de Libros y arte, Conaculta pone en manos de los lectores las publicaciones que no han tenido espacio en las librerías tradicionales. "Nuestros primeros clientes han sido bibliotecas e institutos de investigación del extranjero –puntualiza Lourdes Cervantes, coordinadora del programa– y nuestro objetivo es acercar a los pequeños editores con los lectores mexicanos de todo el país." Se espera que a finales de 2002 casi 150 casas editoras universitarias, gubernamentales y culturales de los estados podrán vender directamente más de 4,500 títulos de ediciones limitadas y raras, que abarcan casi todas las áreas del conocimiento. La distribuidora de la dependencia, Educal, cuenta ya con 50 puntos de venta y prepara el lanzamiento del portal librosyarte.com.mx para difundir la cultura regional mexicana en todo el mundo.

Ahora ve
Cosas que los mexicanos han dejado de hacer por temor a la inseguridad
No te pierdas
×