Bancos en manos de extranjeros

-
Sergio Sarmiento

Hace apenas algunos años la legislación prohibía la inversión extranjera en la banca. Hoy más de 80% de los activos del sector serán controlados por empresas foráneas. La venta propuesta de Banamex, uno de los dos mayores bancos del país, a Citigroup ha sido la transacción que mayor debate ha generado. A ello hay que añadir, sin embargo, el hecho de que la industria de los seguros está cayendo también en manos del exterior. Recientemente la empresa Savia, de Alfonso Romo, se vio obligada a vender Seguros Comercial América, la mayor compañía del país en el rubro, a la empresa holandesa ING.

- -

Para algunas personas esta creciente posición de firmas extranjeras en el sector financiero mexicano es inaceptable. Dicen que México está poniendo en riesgo su sistema de pagos. No hay razones técnicas para sostenerlo. Dejar en peligro el sistema implicaría que todos los bancos estuvieran de acuerdo en suspender pagos. Teóricamente esto podría ocurrir tanto si fueran propiedad de extranjeros como de mexicanos. Pero si asumiesen esta posición, se estarían haciendo daño en primer lugar a sí mismos.

- -

Las consideraciones teóricas tienen poca relevancia en el proceso que ha llevado a la banca a manos foráneas. Nuestro país no ha tenido otra opción. Si se hubiera mantenido la restricción a la inversión extranjera, los bancos nacionales no habrían podido capitalizarse adecuadamente después de la crisis de 1995-98. México estaría todavía en peligro de sufrir una quiebra masiva de bancos que acabara con el ahorro de la población.

- -

Por otra parte, el negocio financiero se ha globalizado mucho más que otros. Las empresas grandes tienen tantas facilidades para conseguir préstamos y colocar bonos o capital en el extranjero que los bancos mexicanos han estado sometidos desde hace años a una feroz competencia internacional. A fin de sobrevivir en este mercado cada vez es más importante para los bancos nacionales contar con alianzas del exterior. Si las autoridades decidieran impedir la compra de Banamex por Citigroup, lo único que lograrían sería reducir la competitividad de aquella organización frente a rivales como Bancomer, Serfin e Inverlat que ya tienen socios internacionales.

- -

La medida del éxito en el negocio bancario debería ser la capacidad de proteger los recursos del público y usarlos para financiar proyectos productivos, bienes raíces y un consumo razonable. Si la nueva banca cumple estos objetivos ayudará a construir un país soberano, sin que importe la nacionalidad de los accionistas.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

–Sergio Sarmiento, columnista del diario Reforma e investigador del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales de Washington.

-

Ahora ve
España inicia los trámites para intervenir en el gobierno de Cataluña
No te pierdas
×