Bancos intervenidos. El saldo necrobanca

Diez instituciones aún bajo control gubernamental esperan su costosa muerte; sin embargo, dos de el
Isabel Sánchez

Entre las 49 empresas financieras intervenidas por las autoridades de 1994 a 1998, se cuentan 10 bancos que hoy acumulan hasta siete años de estar en el limbo. Su administración e información continúan en el ostracismo, pero lo que sí se sabe es que representan uno de los peores negocios para el gobierno mexicano.

- - La suerte más probable para estas instituciones de crédito es la liquidación, dice Julio César Méndez -secretario ejecutivo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB)-, quien estima que los pasivos generados por ellas y con cargo al erario público ascienden hoy a $10,200 millones de dólares.

- - El presidente Vicente Fox ofreció transparencia en la información y gestión públicas. Sin embargo, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) no ha dado aún una cifra específica del costo fiscal total por haber mantenido intervenidos tantos años esos bancos ni tampoco ha informado sobre los resultados financieros y su gestión de administración.

- - Los banqueros son poco pesimistas. Consideran que algo puede rescatarse de los bancos Cremi, Unión, Interestatal, Obrero, Sureste, Capital, Oriente, Anáhuac, Industrial y Promotor del Norte, que están intervenidos por la CNBV, nueve de ellos hace más de cuatro años.

- - De esa lista en la actualidad solamente operan dos: Sureste, que tiene dos sucursales en la ciudad de México y otra en Mérida -su sede-, y el Banco Industrial, cuya matriz está en Guadalajara.

- - Pablo Álvarez-Icaza, director de Estudios Económicos de Bursamétrica Management/Standard & Poor’s, considera que esas 10 instituciones debieron haberse liquidado inmediatamente después de su intervención: "Fue un error haberles prolongado la vida."

- - Sin embargo, Úrsula Whilhelm, especialista en bancos de la calificadora Standard & Poor’s México, señala que esa no era una decisión tan simple, a causa de los procesos legales entablados por la CNBV en contra de accionistas de algunos de esos organismos. "No sabemos cómo está la cartera, si se requiere la figura legal de la institución para recuperar los créditos". Además, la autoridad tiene pendientes demandas judiciales contra socios y administradores, por lo cual se corre el riesgo de que al suprimir la firma los procesos se invaliden, dice la experta.

- - Alejandro González, analista de Bursamétrica, aventura una hipótesis: en algún momento las autoridades pensaron sanear los bancos para venderlos, pero el tiempo se les vino encima y al final del camino se deterioraron y devaluaron.

- - El presidente de la Asociación de Banqueros de México (AMB), Héctor Rangel, considera que debe revisarse caso por caso, pero que algunas instituciones no seguirán siendo negocio: "Ya son puro cascarón, lo mejor es liquidarlas." No obstante, el caso de BanCrecer es muy atractivo porque se trata de un organismo saneado, agrega.

- - Destinos opuestos

- - Hay una gran diferencia entre la situación de los 10 bancos que permanecen bajo la intervención de la CNBV y los dos últimos grandes rescates realizados directamente por el IPAB –Serfin (asistido en julio de 1999 y vendido a Santander el año pasado) y BanCrecer–: de los intervenidos por la Comisión no se conocieron cifras y se actuó discrecionalmente.

- - La de BanCrecer es otra historia. Fue tomado bajo custodia oficial en noviembre de 1999 y se venderá en el segundo semestre de este año, en lo que se anticipa como una cerrada lucha entre seis bancos nacionales y extranjeros que lo pretenden; en ese grupo destacan Banorte, Banamex, Scotiabank Inverlat y Hong Kong & Shangai Bank.

- - Carlos Septién, administrador de la institución, afirma que desde la intervención no se permitió que se deteriorara su valor de mercado. "Se ha manejado con criterios de banca, eficiencia y rentabilidad. El banco ganó $600 millones de pesos en 2000 y este año esperamos un crecimiento importante en el margen de utilidades, ya que muchos de los proyectos que hemos venido realizando han dado resultado."

- - Detalla que el manejo de comisiones ha mejorado la mezcla de captación (ahora se compone de 70% en depósitos a plazo y 30% a la vista), y que también han logrado ahorros en el renglón de gastos.

- - El plan publicitario que inició en 2000 permitió redefinir el nicho de Bancrecer, que estaba orientado al menudeo -su principal producto era la Superlibreta, que tiene alrededor de 1’300,000 cuentas-, pero se había descuidado mucho la captación de la clase media y media-alta. Se lanzó la campaña para introducir un nuevo producto, la Cuenta Maestra Clase, que duplicó en seis meses el número de cuentas registradas en los últimos ocho años.

- - "Este es un banco listo para su venta, que se manejó en forma eficiente, que se preparó para lograr una buena transacción", asegura Septién.

- - BanCrecer ha despertado interés en el mercado porque ofrece varias ventajas para los interesados: su red de 800 sucursales, plataforma tecnológica Altamira y una base de 1’700,000 clientes. - - González Juárez, de Bursamétrica, estima que el precio de mercado del banco oscila entre $400 y $500 millones de dólares, lo que representa apenas 5% de los poco más de $10,000 millones de dólares que inyectó el IPAB en su rescate.

- - En el caso Serfin, la intervención se produjo en julio de 1999. En ese momento el IPAB le inyectó $13,000 millones de pesos, pero el costo total del saneamiento se estima en $123,000 millones de pesos, equivalentes a $12,000 millones de dólares. En mayo de 2000 fue vendido al español Santander en $1,560 millones de dólares.

- - Costo: ¿al infinito?

- - Los bancos que no fueron rescatados ni intervenidos y se mantuvieron vivos, requirieron programas de compra de cartera vencida –entre otros–, lo que significa que sus pasivos también forman parte de los abultados salvamentos al sistema bancario.

- - "Para documentar el optimismo" –dice Álvarez-Icaza, parafraseando al escritor Carlos Monsiváis– hay que recordar que la Secretaría de Hacienda cada año revisa al alza el costo del rescate bancario. Comenzó con 5% del producto interno bruto en 1996 y la última cifra ya representa casi 22%, según las estimaciones de la calificadora Standard & Poor’s. "Más lo que se acumule", añade el especialista.

- - González Juárez y Whilhelm reconocen que es muy complejo realizar el cálculo preciso del costo. La segunda comenta que las autoridades financieras no han proporcionado los números para estimar el importe de la liquidación de los 10 bancos aún intervenidos.

- - Para aproximarse a la cifra, hay que partir de la deuda que hoy mantienen pendiente esas instituciones y que se pagarán con recursos públicos: son $100,000 millones de pesos (equivalentes a $10,200 millones de dólares), según Méndez Rubio, y están incorporados a los pasivos del IPAB, que al cierre de diciembre totalizaron casi $700,000 millones de pesos.

- - El informe financiero del IPAB al 31 de diciembre de 2000 decía que los pasivos de esas instituciones bancarias ascendían a $136,000 millones de pesos.

- - Además, el secretario ejecutivo del Instituto aclara que a esa cuenta habrá que sumar otros gastos administrativos que resulten de la liquidación, y que el costo final se obtendrá de descontar las ventas de activos que todavía puedan realizarse, básicamente de cartera e inmuebles.

- - Según información del IPAB al primer semestre de 2000, tan sólo en esos seis meses los 10 bancos requirieron una inyección de $8,000 millones de dólares ($82,000 millones de pesos), por cuenta del propio Instituto, para cumplir sus obligaciones de pago.

- - Los analistas consultados ponderaron que en el segundo semestre el monto fue superior por el alza de las tasas de interés, dado que esos pasivos se fondeaban en el mercado secundario.

- - Luego de un estira y afloja entre la CNBV y el IPAB a lo largo del último tramo del sexenio pasado, el 11 de febrero de este año la Comisión transfirió al Instituto el manejo de los pasivos de los 10 bancos, lo que no significó un incremento del total porque ya estaba considerado. El organismo sucesor del Fobaproa determinó no autorizarles operaciones de fondeo en el mercado de dinero, con el fin de reducir el peso de sus intereses.

- - Para hacer frente a esos compromisos, el IPAB contrató una línea de crédito por $35,000 millones de pesos con Nacional Financiera. El préstamo tendrá un plazo de siete años, con cuatro de gracia para el pago de capital, y estará documentado en una tasa de TIIE a 28 días, más 0.40 puntos porcentuales.

- - González Juárez considera que ni las mismas autoridades saben el costo fiscal. Necesitan aplicar una auditoría a cada banco, calcular cuánto le han inyectado, cuál ha sido el costo de mantener las cuentas incobrables de la cartera vencida y evaluar los activos e inmuebles.

- - "Si con Bital, que mantuvo la administración de Atlántico desde 1997, ha sido difícil definir el monto que se ha gastado, es todavía más arduo hacer el cálculo en los bancos que estuvieron en manos de la CNBV sin ningún seguimiento."

- - A la basura

- - El secretario ejecutivo del IPAB señala que está trabajando con la Comisión para definir las condiciones en que se hará el traspaso de los 10 bancos a su organismo. "Estamos en términos de establecer la ruta crítica, los pasos a seguir para ir recibiendo las instituciones; muy pronto se iniciará el proceso."

- - Respecto a su futuro, comenta: "Cuando menos hasta este momento no estamos viendo que alguno de esos bancos vayan a la venta, más bien el proceso va a ser por el lado de la liquidación. Básicamente son cascarones, es decir ya no tienen sucursales, ni captación, ni dan créditos. Ya no son bancos: no hacen la labor bancaria."

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- - Sin embargo, un sondeo realizado entre especialistas financieros reveló que dos de esos bancos, Industrial y Sureste, aún mantienen posibilidades de ser vendidos. Los directivos de Banorte han expresado su interés por la institución de Jalisco y los accionistas de la administradora de Fondos de Inversión Prudential Apolo ven con buenos ojos a la que tiene su sede en Mérida.

- - Hay un pero: previamente –y en adición a los costos que ya generan-, el erario tendría que sanear ambos bancos con una inyección conjunta de entre $350 y $400 millones de dólares, de acuerdo a estimaciones de analistas especializados en el sector, una cantidad poco menor de lo que se espera obtener por BanCrecer, considerado mucho más atractivo que aquellos. ¿Valdrá la pena hacer esa inversión?

Ahora ve
El candidato de Trump a la DEA se retira tras escándalo de opioides
No te pierdas
×