Batalla por las remesas

La banca se prepara a competir por un botín de $11,000 millones de dólares.
NL

El gran negocio de 2004 lo aportarán los migrantes. El último trimestre del año será decisivo para la maduración de los planes de los bancos que pelean por las remesas.

-

La tendencia del sector es clara: la bancarización de un gigantesco universo de pequeños ahorradores-consumidores a ambos lados de la frontera. El negocio está servido: la nómina salarial de los mexicanos residentes en Estados Unidos representa 40% del PIB nacional ($250,000 millones de dólares anuales).

-

Comenzó la carrera
En septiembre, Bank of America (propietario de 24.9% de Grupo Financiero Santander Serfin) acordó con Visa México que su tarjeta para envío de remesas SafeSend pueda utilizarse en los 120,000 comercios del país que aceptan Visa Electrón.

-

Además de realizar transferencias, los familiares beneficiarios podrán utilizar el plástico como tarjeta de crédito contra el monto del dinero enviado desde el vecino país del norte.

-

La dupla bancaria también eliminó la comisión para retiro de fondos en sus 1,800 cajeros y redujo 50% el cargo cuando se realiza en los 24,000 que están fuera de su red.

-

“Sabíamos que nuestra alianza con el tercer banco –y el más rentable– nos daría un mayor conocimiento para dar servicio al mercado hispano”, dice Eusebio Rivera, ejecutivo de Bank of America para Hispanic Initiative.

-

El peso de las estructuras
Hasta hace poco, BBVA-Bancomer era el dueño del pastel. En 2002 operó 54.5% de las remesas familiares ($4,798 millones de dólares). Anticipándose a la tendencia, lanzó en agosto la tarjeta Envíos de Dinero, que también permite hacer disposiciones en su red de cajeros y pagar en comercios con recursos de los envíos. No tiene costo para el beneficiario en México ni requiere mantener un saldo mínimo.

-

La institución enfrentará la batalla apoyada en sus 3,700 cajeros locales, 22 oficinas en la unión americana y una red de terceros de 25,000 puntos, por sus alianzas con Wells Fargo y el Servicio Postal estadounidense.

-

Un tanto rezagado en su estrategia de comunicación, y formalizando su anuncio a la prensa un sábado, 48 horas antes del lanzamiento de Santander, Citigroup Banamex irrumpió con su tarjeta Tricolor. Salió a competir con un costo de transferencia de $5 dólares más una comisión de 2% por cambio de divisas.

-

De este lado de la frontera, el beneficiario puede usar la tarjeta en más de 120,00 comercios afiliados.

-

Con 3% del mercado y a sólo siete meses de entrar al negocio, Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros se enfocó en zonas rurales, donde tiene 760 puntos de operación. Busca retener al beneficiario con una cuenta de ahorro y venderle otros servicios.

-

Fuentes del mercado aseguran que el próximo en subirse al tren será Bital, del Grupo HSBC.

Ahora ve
No te pierdas